espeso

(redireccionado de espesas)
También se encuentra en: Sinónimos.

espeso, a

(Del lat. spissus, apretado, compacto.)
1. adj. Se aplica al líquido o al gas que tiene mucha densidad o condensación leche espesa; niebla espesa. condensado, denso
2. Que es denso y tupido no debes internarte solo por ese bosque tan espeso. prieto, túpido
3. Que es grueso o macizo lanzar un proyectil que sea capaz de atravesar los espesos muros de la fortaleza. gordo, recio
4. Que es o está sucio, grasiento y desaseado es muy espeso y va siempre muy desastrado. zafio
5. Que resulta difícil de comprender no te recomiendo que la leas aún porque es una novela espesa. complejo sencillo
6. Perú, Venez. Que es pesado e impertinente.

espeso, -sa

 
adj. Díc. de la sustancia fluida que tiene mucha densidad o condensación.
Díc. de un conjunto o agregado de cosas o partículas, etc., poco separadas, muy numerosas en poco espacio.
Grueso, recio.
fig.Sucio, desaseado y grasiento.

espeso, -sa

(es'peso, -sa)
abreviación
1. se dice de las sustancias muy densas un líquido espeso
2. se dice de las cosas cuyos elementos están apretados una selva espesa
3. se dice de los cuerpos compactos y fuertes una muralla espesa
4. que provoca fastidio ¡Qué sujeto espeso el supervisor!
Sinónimos

espeso

, espesa
adjetivo
1 denso, condensado, cargado, fuerte, saturado. aclarado.
Cuando se trata de un fluido, especialmente denso y condensado; tratándose del ambiente, cargado, fuerte y saturado.
2 apretado, aglomerado, macizo, cerrado, tupido.
Se trata de sólidos; tupido se utiliza si las cosas apretadas se entrecruzan como en un tejido.
Traducciones

espeso

hustý, tlustý

espeso

tæt, tyk

espeso

paksu, tiheä

espeso

debeo, gust

espeso

厚い, 密集した, 濃い

espeso

걸쭉한, 두꺼운, 밀집한

espeso

compact, dik

espeso

gęsty, gruby

espeso

tät, tjock

espeso

ข้น, หนา, หนาแน่น

espeso

đặc sệt, đậm đặc, dày

espeso

עבה

espeso

ADJ
1. (gen) → thick; [bosque] → dense; [pasta] → stiff; [líquido] → thick, heavy
2. (= sucio) → dirty, untidy

espeso-a

a. thick, condensed.

espeso -sa

adj thick
Ejemplos ?
Tenía además los ojos bizcos y muy vivos, aunque siempre medio cerrados bajo sus espesas cejas, y una boca agrietada, como las personas que ríen mucho.
Mientras los niños moros recortaban las sandalias, Ibu recordaba pensativamente el compacto cariño de Rahutia y sus caricias espesas.
En este dilema, el capitán Hardy consintió en que el cuerpo, parcialmente embalsamado y colocado entre espesas capas de sal en una caja de dimensiones adecuadas, fuera subido a bordo como si se tratara de una mercancía.
Gran ja, de los gamos de El Pardo, de la Albufera de Valencia, con sus espesas bandas de aves acuáticas, y de los cotos de la Mancha y Extremadura, abundantes en perdices y liebres.
El segundo ynbierno comienza por Junio, y suele durar hasta diciembre. Este es con unas nieblas espesas y agua menuda con frio, que en todo este tiempo no cesan las nieblas ni se descubre el cielo.
También a menudo nos daba libros con láminas; y permanecía silencioso e inmóvil en su sillón apartando espesas nubes de humo que nos envolvían a todos como la niebla.
El pajonal, por otro lado, es el gran cómplice de cualquier delito; pues si ayuda poco para que aumenten los rodeos y rebaños, presta al cuatrero, para perpetrar con impunidad sus misteriosas hazañas, los mil recovecos de sus matas espesas y altas, innumerables como las olas del mar, agitadas como ellas por el viento perenne; laberinto donde la ocasión tentadora y la imposibilidad del castigo impelen a apropiarse el animal ajeno al gaucho más...
Sus labios delgados y hundidos se dilataban a la sombra de su nariz desmesurada y corva como el pico de un aguilucho, y aunque de sus ojos pequeños, redondos y casi ocultos entre las espesas cejas, brotaba una chispa de mal reprimida cólera, seguía impasible golpeando con su martillito de hierro el yunque donde aderezaba las mil baratijas mohosas y, al parecer, sin aplicación alguna, de que se componía su tráfico.
Su cuerpo se deslizó definitivamente sobre los cojines, mientras que su alma, diligentemente, se deslizaba a través de espesas murallas de tinieblas.
Que se diga que si no tuviera huesos ni nervios y otras cosas parecidas no podría hacer lo que juzgara a propósito, pase; pero decir que estos huesos y estos nervios son la causa de lo que hago y no la elección de lo que es mejor y que para esto me sirvo de mi inteligencia, es el mayor de los absurdos; porque es no saber hacer la diferencia de que una es la causa y otra la cosa, sin la cual la causa jamás sería causa; y, no obstante, es esta otra cosa la que el pueblo, que siempre va a tientas, como en las más espesas tinieblas, toma por la verdadera causa y se engaña a sí mismo dándole dicho nombre.
A unos habían dado las varitas misteriosas que llenan de oro las pesadas cajas del comercio; a otros, unas espigas maravillosas que al desgranarlas colmaban las trojes de riqueza; a otros, unos cristales que hacían ver en el riñón de la madre tierra, oro y piedras preciosas; a quiénes, cabelleras espesas y músculos de Goliat y mazas enormes para machacar el hierro encendido, y a quiénes, talones fuertes y piernas ágiles para montar en las rápidas caballerías que se beben el viento y que tienden las crines en la carrera.
Al llegar al fementido buhardillón en que le conocimos, trancó la puerta por dentro, sentóse con dificultad sobre un casi invisible taburete de pino, cargó la pipa, encendióla, chupó; y cuando espesas nubes de humo le envolvían la cabeza, la dejó caer entre sus nervudas, angulosas y curtidas manos, después de afirmar los codos sobre las rodillas.