esperanza


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con esperanza: esperanto, Esperanza Aguirre

esperanza

(Del bajo lat. sperantia.)
1. s. f. Confianza en lograr una cosa o en que ocurra algo deseado tenía la esperanza de verlo. confianza, ilusión, perspectiva,
2. Fundamento u objeto de esta confianza mi única esperanza es que la medicación haga su efecto.
3. TEOLOGÍA Virtud teologal, en la doctrina cristiana, por la que se espera que Dios dé los bienes que ha prometido.
4. MATEMÁTICAS Valor medio de una variable aleatoria.
5. esperanza de vida ESTADÍSTICA Duración media de la vida de una población y una época determinadas, que se establece estadísticamente sobre la base de la tasa de mortalidad.
6. alimentarse o vivir de esperanzas coloquial Esperar sin fundamento algo que se desea o pretende.
7. dar esperanzas a alguien Hacerle creer que puede lograr lo que pide o espera si sabes que no podrás ir, no te des esperanzas.
8. llenar algo la esperanza Corresponder una cosa a lo que se esperaba de ella.

esperanza

 
f. Confianza de lograr una cosa, de que la cosa deseada se realice.
Lo que es objeto de dicha confianza.
est. Generalización del concepto de valor medio.
teol. Virtud teologal por la cual el cristiano confía en que Dios le dé su gracia en este mundo y la gloria eterna en el otro.

esperanza

(espe'ɾanθa)
sustantivo femenino
1. desconfianza confianza en el logro de los deseos no perder las esperanzas
2. decepción persona o cosa en que se deposita esa confianza Los hijos son la esperanza de la familia.
cálculo sobre la edad media que pueden alcanzar los individuos de un grupo En África hay poca esperanza de vida,
Sinónimos

esperanza

sustantivo femenino
confianza, creencia, ilusión.
Ilusión se utiliza cuando la esperanza tiene poco o ningún fundamento real.
Traducciones

esperanza

espero

esperanza

espoir, espérance

esperanza

Hoffnung

esperanza

ελπίδα

esperanza

esperança

esperanza

speranza

esperanza

أَمَل

esperanza

naděje

esperanza

håb

esperanza

toivo

esperanza

nada

esperanza

希望

esperanza

희망

esperanza

hoop

esperanza

håp

esperanza

nadzieja

esperanza

hopp

esperanza

ความหวัง

esperanza

umut

esperanza

niềm hy vọng

esperanza

希望

esperanza

希望

esperanza

SFhope
acudimos a ti como última esperanzawe're turning to you as our last hope
la nueva esperanza del cine españolthe bright young hope of Spanish cinema
hay pocas esperanzas de que vengathere is little hope that he'll come
abrigar o albergar esperanzas de hacer algoto cherish hopes of doing sth
ya no abrigamos esperanzas de encontrarlo con vidawe no longer hold out any hope of finding him alive
ser la gran esperanza blancato be the great white hope
con la esperanza de quein the hope that ...
dar esperanza(s) a algnto give sb hope
perder la esperanzato lose hope
poner la esperanza en algn/algoto pin one's hopes on sb/sth
tenemos todas nuestras esperanzas puestas en élwe have pinned all our hopes on him
tener esperanza en algoto have hope for sth
tener esperanza(s) de hacer algoto have hope(s) of doing sth
todavía tengo esperanzas de que llegue a tiempoI still hope it will arrive on time
alimentarse o vivir de esperanzasto live on hopes
¡qué esperanza! (LAm) → some hope!, not on your life!
la esperanza es lo último que se pierdethere's always hope
mientras haya vida hay esperanzawhile there's life there's hope
esperanza de vidalife expectancy

esperanza

f. hope;
perder la ___to give up ___;
tener ___to have ___.

esperanza

f hope; — de vida life expectancy; perder la — to lose hope; sin — hopeless; tener esperanzas de to hope for
Ejemplos ?
¡Cuánto sufrí aquella noche! Una esperanza me quedaba. Que Ramón me estuviese aguardando en la ermita de San Nicolás, y que por este motivo no hubiese vuelto al campamento faccioso.
-Ante la desgracia de la quiebra, Costavilla perdió la energía y la esperanza; pero Anita Dolores, en cambio, se reveló llena de aptitudes comerciales, dispuesta, activa, resuelta a salvar la casa de cualquier modo.
Que parte de esa infamia, se tiene acordada la de vender tal deuda á los Estados Unidos, lo cual equivale á vender el país á la nación vecina; que no merecemos el nombre de ciudadanos mexicanos, ni siquiera el de hombres los que sigamos consistiendo el que estén al frente de la administración los que así roban nuestro porvenir y nos venden en el extranjero; que el mismo Lerdo de Tejada destruyó toda esperanza de buscar el remedio á tantos males en la paz, creando facultades extraoridinarias y suspensión de garantías para hacer de las elecciones una farsa criminal.
Ante esta fundada esperanza que, por desgracia, ha sido ilusoria, todas las impaciencias se moderaron, todas las aspiraciones fueron aplazadas y nadie pensó más que en olvidar agravios y resentimientos, en estañar las heridas de lsa anteriores disidencias y en reanudar los lazos de unión entre todos los mexicanos.
Cayé había llevado chipas y Podeley encendió fuego, no obstante los mil inconvenientes en un país donde, fuera de los pavones, hay otros seres que tienen debilidad por la luz, sin contar los hombres. El sol estaba muy alto ya cuando a la mañana siguiente encontraron el riacho, primera y ultima esperanza de los escapados.
No es fácil, sin embargo, para un padre viudo, sin otra fe ni esperanza que la vida de su hijo, educarlo como lo ha hecho él, libre en su corto radio de acción, seguro de sus pequeños pies y manos desde que tenía cuatro años, consciente de la inmensidad de ciertos peligros y de la escasez de sus propias fuerzas.
La esperanza de Subercasaux era tan grande que no se inquietó lo necesario ante el aspecto equívoco del agua enturbiada, en un río que habitualmente da fondo claro a los ojos hasta dos metros.
Al contrario: si después de haber favorecido a un amante creyéndole honorable y en la esperanza de volverse mejor por medio de su amistad se descubre que este amante no es honorable ni posee virtud, es hermoso verse engañado de tal suerte, porque el engaño ha hecho ver el fondo de su corazón; se ha probado que por la virtud, y en la esperanza de llegar a un grado mayor de perfección, se era capaz de emprender todo, y nada más glorioso que esto.
¿Por qué habíale hablado de aquello, sabiendo ella, como sabía, que cuando Dios penetraba en el hogar de un enfermo, cruzábase en el timbral con la esperanza?
Rosalía miró a don Leovigildo con ojos en que el terror había ido amortiguando su brillo siniestro; el acento de convicción con que éste había dicho aquello había hecho renacer en su espíritu un pálido destello de esperanza: ¡rezar durante tres meses tres Avemarías cada noche a la Santísima Virgen!
Si es así, mi querido Simmias, todo hombre que llegue adonde voy a ir ahora, tiene gran motivo para esperar que allá, mejor que en ninguna parte, poseerá lo que con tantas fatigas buscamos en esta vida; de manera que el viaje que me ordenan me llena de una dulce esperanza y el mismo efecto producirá en todo el que esté persuadido de que su alma está preparada, es decir, purificada para conocer la verdad.
Muchos hombres, por haber perdido a sus amigos, sus mujeres y sus hijos, han descendido voluntariamente a los infiernos conducidos por la sola esperanza de volver a ver a los que habían perdido y vivir con ellos, y un hombre que ama de verdad la sabiduría y tiene la firme esperanza de encontrarla en los infiernos, ¿se disgustará por tener que morir y no irá gozoso a los parajes donde disfrutará de lo que ama?