especulación

(redireccionado de especulaciones)
También se encuentra en: Sinónimos.

especulación

1. s. f. Acción y resultado de especular.
2. COMERCIO, ECONOMÍA Actividad u operación comercial consistente en obtener un beneficio aprovechando los cambios previstos en los precios de los bienes o de moneda, como consecuencia de las fluctuaciones, naturales o provocadas, de la oferta y la demanda la especulación del suelo provoca subidas excesivas del precio de la vivienda.
3. FILOSOFÍA Conocimiento teórico y desinteresado cuyo fin es la contemplación del objeto.
4. Conocimiento abstracto o conjetura sin fundamento los comentarios que has oído son pura especulación, nadie sabe la verdad sobre lo sucedido.

especulación

 
f. Acción y efecto de especular.
Operación comercial que se practica con mercancías, valores o efectos públicos, con ánimo de lucro.
Estudio o conocimiento especulativo en oposición al conocimiento práctico.

especulación

(espekula'θjon)
sustantivo femenino
1. suposición más o menos fundamentada sobre una cosa Nos estamos basando en puras especulaciones.
2. pensamiento o meditación profunda sobre alguna materia una especulación filosófica
3. comercio compra a bajo precio de un bien para venderlo posteriormente cuando su valor suba especulación inmobiliaria
Sinónimos

especulación

sustantivo femenino
2 lucro, ganancia, provecho, beneficio, inflación (econ.).
Todos ellos son el resultado que se obtiene o se espera de una especulación comercial.
Traducciones

especulación

especulação

especulación

affarismo, speculazione

especulación

Spekulation

especulación

speculatie

especulación

spekulacji

especulación

спекулация

especulación

spekulace

especulación

spekulation

especulación

ספקולציה

especulación

投機

especulación

투기

especulación

spekulation

especulación

SF
1. (= suposición) → speculation
2. (Com, Fin) → speculation
especulación bursátilspeculation on the stock exchange
especulación inmobiliariaproperty speculation
Ejemplos ?
Mientras tanto, unas pocas personas y empresas monopolizan gigantescas fortunas creadas a través de manipulaciones financieras y especulaciones desmedidas, a costa de la miseria de la mayoría de la humanidad.
No, ella no es eso, siente que ha nacido para concentrar en sí todas las gracias y los refinamientos de una civilización, que su papel verdadero, el único a la medida de sus facultades, es el de una Madame Récamier, que su teatro será un salón donde se junten las inteligencias de excepción y de donde irradie la doble luz de las supremas elegancias mundanas y de las más altas especulaciones intelectuales...
Desde que apareció en nuestras playas la expedición inglesa de 1806, el Río de la Plata no se ha perdido de vista en las especulaciones de los comerciantes de aquella nación; una continuada serie de expediciones se han sucedido; ellas han provisto casi enteramente el consumo del país; y su ingente importación, practicada contra las leyes y reiteradas prohibiciones, no ha tenido otras trabas que las precisas para privar al erario del ingreso de sus respectivos derechos, y al país del fomento que habría recibido con las exportaciones de un libre retorno.
En las turberas de Grumesnil o en los terrenos de El Havre habrían podido hacer, casi seguro, excelentes especulaciones; y la dejó consumirse de rabia ante la idea de las sumas fantásticas que sin duda podría haber ganado.
Hace más de dos años que el primer asunto de este Gobierno ha sido combinar arbitrios que reparen la quiebra del erario, pero todas las especulaciones no han producido sino funestos desengaños; el apoderado del Consulado de Cádiz reúne todos los proyectos tantas veces despreciados, añadiendo algunos que provocan a risa por su ridiculez; y aunque el orden que he adoptado reserva el examen de estos arbitrios a la tercera parte de esta representación, tocaré ahora el que principalmente se propone para facilitar a V.
Sócrates, en vísperas de beber la cicuta, ilumina su cárcel con las más sublimes especulaciones que nos ha dejado la antigüedad gentílica sobre el porvenir de los destinos humanos.
Se dio cuenta de que existía en el mundo algo más que las especulaciones de la Sorbona y los poemas de Homero; de que el hombre necesita afectos, de que la vida sin ternura y sin amor es un engranaje seco y chirriante y llegó a figurarse, sólo a figurarse, pues estaba aún en esa edad en la que las ilusiones sólo son reemplazadas por otras ilusiones, que los vínculos de la sangre y de la familia eran los únicos indispensables y que un hermanito bastaba para colmar toda una vida.
"En México no se expropia por expropiar", señaló el Presidente de México, fue la falta de solidaridad ante la crisis, el grave riesgo que sufría la planta productiva, los empleos y los mismos ahorros de quienes tienen su dinero en nuestro país lo que decidió al presente régimen a tomar esta revolucionaria decisión, que termina de una vez por todas con especulaciones y fuga de divisas.
Resuelva la experiencia esta cuestión. Aun oír estas especulaciones es un crimen. Estamos autorizados para esperar que la perfecta organización del gobierno central, con el auxilio de los gobiernos de los Estados respectivos ha de tener el éxito mas feliz.
Su interés era sacar partido del país, como le encontraron, sin aventurar en especulaciones agrícolas unos fondos cuyos productos temían ellos no llegar a gozar jamás, ni cuidarse de que la devastación, el pillaje y el exterminio que señalaba todos sus pasos recavese injustamente sobre España, que debía recobrar con el oprobio aquel asolado país.
¡Tranquilidad de los nervios apaciguados por el régimen calmante y por el aislamiento, conversaciones en que los nombres de Platón, de Epicuro, de Empédocles, de Santo Tomás, de Spinoza, de Kant y de Fichte mezclados a los de los pensadores de hoy, Wündt, Spencer, Madsley, Renan, Taine, irradiaban como estrellas fijas sobre la majestad negra del cielo nocturno; vértigo de la inteligencia que, desprendida del cuerpo inquiere las leyes del ser; noble vida de pensador, en que la única figura de mujer que pasaba por mi imaginación como depurada de sensualidad por las altas especulaciones intelectuales...
Deseosos, sin embargo, de salvarle, los teólogos más sutiles y dialécticos acudían al calabozo a discutir con el hereje, ya en forma silogística, ya en materia, ya valiéndose de la razón y elevándose a las más altas y metafísicas especulaciones, ya con argumentos de autoridad y citas de la Sagrada Escritura, de los Santos Padres y de los Concilios, para ver si lograban que se convenciese de su nefando error y que al fin se retractase.