espectador


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con espectador: clarin, espectadora, marca

espectador, a

(Del lat. spectator, -oris.)
1. s. ESPECTÁCULOS Persona que presencia un espectáculo público ha aumentado el número de espectadores de teatro este año.
2. adj. Que mira con interés o atención observaba con ojos espectadores el desarrollo del partido.
3. s. AUDIOVISUALES Persona que mira la televisión en el concurso también podían participar los espectadores desde sus casas. telespectador

espectador, -ra

 
adj.-s. Que mira con atención un objeto.
Que asiste a un espectáculo público.

espectador, -ra

(espekta'ðoɾ, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
1. asistente a una función de entretenimiento espectadores televisivos
2. persona que observa algo con gran atención Fui espectador de lujo de una pelea callejera.
Sinónimos

espectador

, espectadora
adjetivo y sustantivo
presente, circunstante, mirón.
Mirón designa con cierta ironía, burla o desdén a la persona que presencia pasivamente un juego, trabajo o suceso callejero.
espectadores
Traducciones

espectador

spectateur, badaud

espectador

spettatore

espectador

divák, přihlížející

espectador

tilskuer

espectador

Zuschauer

espectador

θεατής

espectador

katsoja, sivustakatsoja

espectador

promatrač

espectador

傍観者, 観客

espectador

관중, 방관자

espectador

toeschouwer

espectador

tilskuer

espectador

widz

espectador

espectador

espectador

зритель

espectador

åskådare

espectador

ผู้เห็นเหตุการณ์, ผู้ชม

espectador

izleyici

espectador

khán giả, người xem

espectador

旁观者, 观众

espectador

зрител

espectador

旁觀者

espectador

SM/F
1. (Cine, Dep, Teat) → spectator
los espectadores (Dep) → the spectators (Teat) → the audience sing
2. [de acontecimiento, accidente] → onlooker
Ejemplos ?
Viendo la expresión diabólica de la dama, yo diría más bien que el artista quiso advertir al espectador contra esta terrible belleza.
¡Como si él, acostumbrado a trabajar sus terrones y a dirigirlo todo, pudiera resignarse a permanecer inactivo, a convertirse en espectador...
Habitación de ISABEL en la casa de DON RODRIGO. Dos puertas a la izquierda del espectador, una en el fondo, y una ventana sin reja a la derecha.
Algunos se detenían y gesticulaban de manera extraña: levantaban los brazos y los dejaban caer de nuevo, se tomaban la cabeza con ambas manos, extendían sus palmas hacia el cielo como hacen ciertos hombres durante las plegarias que dicen en común. El niño no reparó en todos estos detalles que sólo hubiera podido advertir un espectador de más edad.
Ningún espectador podría olvidar nunca aquel espectáculo, y Ammi se quedó mirando estúpidamente el camino que habla seguido el color hasta mezclarse con las estrellas de la Vía Láctea.
Así en las come- dias do Lope, Calderón, Moreto, Alarcón, Tirso y demás inge- nios de la edad de oro de las letras castellanas, vemos siem- pre aparecer galán y gracioso preparando al espectador, con una larga tirada de versos, al desarrollo del asunto.
Si un espectador de la clarividencia de Goethe hubiese presenciado nuestra batalla, ¿habría acaso pensado con respecto a ella lo que el excelso hijo de Weimar dijo de Valmy?
Sócrates: ¿Ves ahora cómo el espectador es el último de estos anillos, que como yo decía, reciben los unos de los otros la virtud que les comunica la piedra de Heráclea?
Podrá el espectador malhumorado volver la espalda al perpetuum mobile que está preso en el lienzo, pero no se obstine en arrojar del panteón artístico al pintor.
Servicio de radiodifusión televisiva a pedido o a demanda: Servicio ofrecido por un prestador del servicio de comunicación audiovisual para el acceso a programas en el momento elegido por el espectador y a petición propia, sobre la base de un catálogo de programas seleccionados por el prestador del servicio.
Tal cual espectador ha creído que podríamos exigir con razón algún refrán de boca de Sancho; y, por último, no podemos prescindir de desaprobar algunas frases, que dan lugar a la malignidad de los equívocos y se prestan a alusiones no del mejor género.
No; porque el autor ha tenido la habilidad de pintar en él un afecto loco, y don Rodrigo no cede, abusando de Isabel, a un amor vulgar, sino a un sentimiento muy creíble para el espectador, que ya ha hecho la concesión del amor extraordinario de Isabel y Marsilla.