especia

(redireccionado de especias)
Búsquedas relacionadas con especias: condimentos

especia

(Del lat. species, aspecto, mercadería.)
1. s. f. COCINA Sustancia vegetal aromática que se usa en pequeña cantidad para dar sabor a las comidas la única especia que usa en la cocina es la pimienta.
2. s. f. pl. COCINA Postres que se servían antiguamente acompañados de vino.

especia

 
f. Droga aromática usada como condimento (clavo, pimienta, vainilla, canela, etc.).
pl. Postres de las comidas que se servían para beber vino.

especia

(es'peθja)
sustantivo femenino
culinario sustancia aromática vegetal empleada en comidas para darles más sabor sazonar con especias
Traducciones

especia

spice

especia

espècia

especia

Gewürz

especia

spico

especia

épice

especia

fűszer

especia

krydder, kryddek

especia

koření

especia

krydderi

especia

mauste

especia

začin

especia

香辛料

especia

향신료

especia

specerij

especia

przyprawa

especia

krydda

especia

เครื่องเทศ

especia

baharat

especia

gia vị

especia

香料

especia

Подправка

especia

香料

especia

תבלין

especia

SFspice

especia

f. spice.

especia

f spice
Ejemplos ?
Tratose el caso con la madurez que requería, y se acordó, por último, que se hiciera provisión de armas ofensivas acudiendo al repuesto de los malos libros que estaban en las inmediaciones de la cocina, destinados a socarrar pollos y envolver especias, y que además se recogiesen cuantos trastos semovientes hubiera en la casa y pudieran ser útiles para convertirlos en armas arrojadizas o en parapetos y trincheras.
4 Y habló Moisés á toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: Esto es lo que Jehová ha mandado, diciendo: 5 Tomad de entre vosotros ofrenda para Jehová: todo liberal de corazón la traerá á Jehová: oro, plata, metal; 6 Y cárdeno, y púrpura, y carmesí, y lino fino, y pelo de cabras; 7 Y cueros rojos de carneros, y cueros de tejones, y madera de Sittim; 8 Y aceite para la luminaria, y especias aromáticas para el aceite de la unción, y para el perfume aromático; 9 Y piedras de onix, y demás pedrería, para el ephod, y para el racional.
Las monjitas comieron una longaniza que olía mucho a especias, y Cornudet, sumergiendo ambas manos en los bolsillo de su gabán, sacó del uno cuatro huevos duros y del otro un panecillo.
Ellos no venían en persona, sino que enviaban a sus dependientes, los cuales se alojaban en los barracones de la Calleja de las casitas, y en ellas vendían su cerveza y sus especias.
Repliqué: -En los tiempos pasados, que la justicia estaba más sana, tenía menos doctores, y hala sucedido lo que a los enfermos, que cuantas más juntas de doctores se hacen sobre él, más peligro muestra y peor le va, sana menos y gasta más. La justicia, por lo que tiene de verdad, andaba desnuda; ahora anda empapelada como especias.
Era, en efecto, el mismo sol; el cual, durante aquellas ocho horas de ausencia, había atravesado el océano, dado las doce en América, servido de dios a los idólatras del mar Pacífico, alumbrado algunos matrimonios en la China, tostado las especias del Indostán, besado las piedras del Santo Sepulcro, y marcado la hora de la muerte a algunos griegos modernos, viniendo ahora, lleno de curiosidad, a saber qué había sido de aquellos dos pescadores del Alto Aragón que dejó sentados la tarde antes a la puerta de su cabaña.
3 Y esta es la ofrenda que tomaréis de ellos: Oro, y plata, y cobre, 4 Y jacinto, y púrpura, y carmesí, y lino fino, y pelo de cabras, 5 Y cueros de carneros teñidos de rojo, y cueros de tejones, y madera de Sittim; 6 Aceite para la luminaria, especias para el aceite de la unción, y para el sahumerio aromático; 7 Piedras de onix, y piedras de engastes, para el ephod, y para el racional.
14 El peso del oro que Salomón tenía de renta cada un año, era seiscientos sesenta y seis talentos de oro; 15 Sin lo de los mercaderes, y de la contratación de especias, y de todos los reyes de Arabia, y de los principales de la tierra.
Ya sazona la masa de las morcillas, echando en ella, con rociadas magistrales y en la conveniente proporción, sal, orégano, comino, pimiento y otras especias; ya fabrica los chorizos, longanizas, salchichas y demás embuchados.
Había entonces un gran gentío, y generalmente llovía; además, apestaba a sudor de las chaquetas de los campesinos, aunque olía también a exquisito alajú, del que había toda una tienda abarrotada; pero lo mejor de todo era que el hombre que lo vendía se alojaba, durante la feria, en casa de los padres de Knud, y, naturalmente, lo obsequiaba con un pequeño pan de especias, del que participaba también Juana.
–Y di en dedicarme a comer como un bárbaro lo que creí más sustancioso y nutritivo y bien sazonado con todo género de especias, en especial las que pasan por más afrodisiacas, y a frecuentar lo más posible a mi mujer.
¡Grazie! -murmuró al verlas delante-. No uso... Licores, vinos, especias... ¡Oh! Pimienta, pimienta, sopra tutto! Los yanquis abusaban de las especias y los vinos...