espantoso

(redireccionado de espantosa)
También se encuentra en: Sinónimos.

espantoso, a

1. adj. Que causa espanto o asombro no vayas a verla, es una película espantosa. horrible, horroroso
2. Que es muy grande aquella taladradora hacía un ruido espantoso. desmesurado, monstruoso
3. Que es muy feo llevaba una ropa espantosa. horrible, monstruoso

espantoso, -sa

 
adj. Que causa espanto.
Maravilloso, asombroso, pasmoso.

espantoso, -sa

(espan'toso, -sa)
abreviación
1. agradable que provoca admiración o temor un accidente espantoso
2. que es muy grande una herida espantosa
3. atrayente que es muy feo o desagradable uno sombrero espantoso
Traducciones

espantoso

hrozný, ohyzdný, příšerný

espantoso

hæslig, rædselsfuld, skrækkelig

espantoso

kammottava, kauhea

espantoso

grozan, strašan, užasan

espantoso

ぞっとする, ひどい, 恐ろしい

espantoso

몹시 나쁜, 몹시 싫은, 몹시 추한

espantoso

afschuwelijk

espantoso

fæl, skrekkelig

espantoso

ohydny, straszny

espantoso

anskrämlig, förskräcklig, fruktansvärd

espantoso

แย่มาก, น่าสะพรึงกลัว, อัปลักษณ์

espantoso

berbat, itici, korkunç

espantoso

gớm ghiếc, kinh khủng, tồi tệ

espantoso

ADJ
1. (= aterrador) → frightening
2. (para exagerar) hizo un frío espantosoit was absolutely freezing
llevaba un traje espantososhe was wearing an awful o a hideous o a frightful o ghastly hat
había un ruido espantosothere was a terrible o dreadful noise
Ejemplos ?
Daniel, que ya no sonreía; Daniel, que no era ya el viejo débil y humilde, sino que, antes bien, respirando cólera de sus pequeños y redondos ojos, parecía animado del espíritu de la venganza, rodeado de una multitud como él, ávida de saciar su sed de odio en uno de los enemigos de su religión, estaba allí y parecía multiplicarse dando órdenes a los unos, animando en el trabajo a los otros, disponiendo, en fin, con una horrible solicitud los aprestos necesarios para la consumación de la espantosa obra que había estado meditando días y días, mientras golpeaba impasible el yunque de su covacha de Toledo.
Una idea espantosa cruzó por su mente: recordó que a los de su raza los habían acusado más de una vez de misteriosos crímenes; recordó vagamente la aterradora historia del Niño Crucificado, que ella hasta entonces había creído una grosera calumnia inventada por el vulgo para apostrofar y zaherir a los hebreos.
ha de ser por mi culpa. ¡Sí! ¡Nada más a causa mía! ¡Qué estupidez espantosa he cometido! No debí haberlo hecho nunca. Abandonar a mi esposo así...
¡Oh...! ¡Dios mío! ¡Ayúdame! De hoy en adelante mi vida va a ser espantosa. Tengo que pagar el silencio... si no... ¡El escándalo!
Mientras gritaba creyó que una nube momentánea había tapado la escasa claridad que penetraba por la ventana, y un segundo después se sintió rozado por una espantosa corriente de vapor.
Había brillado allí por espacio de un segundo, y una espantosa corriente de vapor lo había rozado..., y luego el pobre Nahum habla sido arrastrado por algo de aquel color.
Donde sobre la arena ve estampada la fresca huella, el caminar dirige, sin que consienta Amor que pare a nada hasta que llega a aquel cubil que os dije; donde a nosotros la mortal llegada del Orco con gran miedo nos aflige; creyendo a cada ruido, de consuno, que vuelva hambriento a devorar a alguno. »Dio el rey con la espantosa madriguera ausente el Ogro aún de aquella estanza.
La lagartija quedó allá abajo y respiré dando gracias a la Emperatriz de las Magas por las alas salvadoras que me había puesto y la expresión fortificante. Nuevamente una sed espantosa me fue invadiendo, acaso por el esfuerzo y el susto.
Con temblorosa mano y con ojos de lágrimas henchidos, sostenía y miraba al resto humano, cuya faz por el polvo consumida, falta de voz, de aliento y de sentidos, no podía decirle para ayuda de su espantosa duda el más allá de la afanosa vida.
Y apenas hubo dicho esto, la pareja obedeció y se preparó para protegerse del diluvio que vendría. Cuando los dos creadores humanos se hallaban a salvo, se inició la más espantosa tormenta de aquellos tiempos.
Cuando volvieron a iluminarse todas las calles, hubo una espantosa conmoción en la torre, ya que el menor resplandor que se filtrara por las ennegrecidas ventanas y las rotas celosías era excesivo para la bestia aquella que había huido a su refugio tenebroso.
Había brillado allí por espacio de un segundo, y una espantosa corriente de vapor le había rozado..., y luego el pobre Nahum habla sido arrastrado por algo de aquel color.