espantada

espantada

1. s. f. Huida repentina de los animales los tiros de los cazadores provocaron la espantada de los patos. fuga permanencia
2. Abandono súbito de una actividad ocasionado por el miedo. permanencia

espantada

 
f. Fuga de un animal o de un grupo de animales.
Desistimiento súbito, ocasionado por el miedo.

espantada

(espan'taða)
sustantivo femenino
1. fuga de un animal o un grupo de ellos del lugar en que se encontraban una espantada de ovejas
2. abandono de una actividad a causa de un sentimiento de miedo El sismo produjo una espantada en la gente de la oficina.
Traducciones

espantada

SFstampede
dar la espantadato bolt
Ejemplos ?
COYOLXAUHQUI retrocedió espantada y sus hermanos, los trescientos noventa y nueve biznagas, se paralizaron de terror y se erizaron sus peinados como si fuera de espinas.
Si bien se observa, todas las cosas tienen sus indicios, e incluso de los actos más pequeños puede sacarse argumento para conocer las costumbres: el impúdico es traicionado por los andares, por el movimiento de la mano, a veces por una sola respuesta, por la manera de tocarse la cabeza con un dedo (gesto que era tenido como señal de afeminamiento o de vicio- Plutarco Moralia, 89; Ammianus, 17,11; Juvenal IX, 133) por la mirada espantada; la risa delata al malvado, el rostro y el comportamiento denuncia al loco.
himno compuesto del fugaz gemido, de la ráfaga rauda, de la queja de la tórtola viuda, del zumbido del impalpable insecto y de la abeja que el panal elabora; del balido de la espantada oveja...
Morán puso a Inés en antecedentes de ciertos números y palabras cabalís­ticas que enunciados como al descuido delante de Magdalena, advertían a ésta de la complici­dad de su interlocutor; y gracias a ellos la joven tuvo ocasión de ponerse bellamente pálida, la tarde en que Inés, hablando de su marido, contó ante los Iñíguez que había encontrado "veinti­cuatro" huevos de tal cual culebra... Magdalena, casi espantada, fijó sus ojos en Inés, y ésta le hizo una imperceptible guiñada.
A semejante vista huyó espantada del vil apóstol la precita gente, y del infierno le dejó a la entrada del odio universal blanco viviente.
Me puse pálida como la muerte misma; y como sus manos no soltaran las mías: —¡Luis! —murmuré espantada, sintiendo que mi vida incorpórca buscaba desesperadamente apoyo, como en otra circunstancia.
Y en las distintas creencias De los crédulos que escuchan, Los unos se condolieron De la apenada hermosura, Los otros de su accidente Juzgaron menos la furia, Y algunos se santiguaron (28) Creyendo en la sombra oscura Sentir huyendo de espíritus Densa y espantada turba, Ante el poder de un conjuro o al resplandor de la luna.
En vano se le antepone Densa nube de corchetes, De escribanos y testigos, Él tira siempre de frente, Y en dos minutos despeja De bultos el gabinete, Y huye espantada la turba, Al rey invocando siempre.
Mas doña Luz espantada De tamaña fealdad Dió en resistir sus antojos, Y su vergüenza fue tal, Y tal su arrepentimiento, Que en su profunda humildad Encerróla en una torre Suponiéndola un galan.
«¡Qué noche! -dijo espantada-. ¡Si habrá don Juan desistido!» Mas percibiendo ruido por las tapias del jardín, escuchó sobrecogida y en un postigo inmediato la seña oyó a poco rato que la avisaba por fin.
¡La del Sagrario de la Catedral! ... Y en sus facciones se retrató un instante el estado de su alma, espantada de una idea. -¡Ah!
¡qué calamidad turba tu morada! ¡Mis párpados rebosan lágrimas derramadas por tu destino; pero estoy espantada de la desdicha que se avecina!