esmegma


También se encuentra en: Sinónimos.

esmegma

s. m. MEDICINA Materia blanquecina que se deposita en los repliegues de los órganos genitales externos.
Traducciones

esmegma

m. smegma, thick cheesy substance secreted by sebaceous glands, esp. seen in the external genitalia.

esmegma

m smegma
Ejemplos ?
Infecciones de orina: si la infección del esmegma asciende por la uretra. Problemas en la micción: que oscilan desde disuria, hasta retenciones agudas de orina de repetición y que requieren sondaje urinario.
Pene: color, secreciones Prepucio Glande: esmegma Meato urinario Diagnóstico médico Especificidad (epidemiología) Falso negativo (medicina) Falso positivo (medicina) Juicio clínico Pruebas complementarias Resultado sanitario Sensibilidad (epidemiología)
En el transcurso de los primeros cuatro a cinco años de edad, se produce la separación gradual del prepucio, mediante las erecciones intermitentes y la acumulación de células de descamación, las cuales no deben ser confundidas con el esmegma.
Coito doloroso: debido a la falta de deslizamiento del prepucio sobre el glande y el pene. Balanitis: es la infección del pene, debido a la acumulación de esmegma en el espacio balanoprepucial.
Entre el glande y el prepucio existe una espacio conocido como cavidad del prepucio. En casos de falta de higiene, en esta zona puede acumularse una sustancia llamada esmegma.
Gairdner (1949) establece que el prepucio protege el glande. El pliegue del prepucio mantiene la humedad sub-prepucial, que se mezcla con la piel exfoliada para formar esmegma.
Debido a la dotación de glándulas sebáceas, sudoríparas y odoríferas, se produce una producción permanente de sebo y sudor, especialmente en el área comprendida entre los labios y en el vestíbulo, que se encargan de humedecer las mucosas de los genitales. Los restos de sebo pueden mezclarse con impurezas de los pliegues mucosos de la vulva y formar el llamado esmegma.
El esmegma puede ser un factor desencadenante en este tipo de patologías, aunque su relación con ésta aún no se encuentra claramente definida.
Incluso, las células de la cara interna del prepucio del clítoris se descaman y hacen la degeneración grasa que les caracteriza, forman el esmegma, como en el caso masculino.
En el siglo XIX médicos puritanos difundían la idea de que el esmegma podía producir infecciones o contener sustancias cancerígenas, pero estudios más recientes refutarían esa posibilidad.
La inflamación se puede deber a una infección de tipo bacteriano, micótico o viral, pero también podría deberse al uso de jabones inadecuados (irritantes). También son factores causantes la falta de aireación e higiene, que pueden hacer que el esmegma produzca inflamación y edema.
Por otra parte, la balanitis puede ser un síntoma de otras enfermedades inflamatorias o dermatológicas, como el artritis reactiva y el liquen escleroatrófico. La falta de aireación e higiene pueden hacer que el esmegma produzca inflamación y edema.