eslovaco

(redireccionado de eslovacos)
Búsquedas relacionadas con eslovacos: Eslovenia

eslovaco, a

1. adj. De Eslovaquia, estado centroeuropeo, o de su lengua.
2. s. Persona natural de este estado.
3. s. m. LINGÜÍSTICA Lengua eslava, de la familia indoeuropea, que se habla en este estado.

eslovaco -ca

 
adj.-s. De Eslovaquia.
m. ling. Lengua oficial de Eslovaquia perteneciente al grupo nórdico occidental del eslavo.

eslovaco, -ca

(ezlo'βako, -ka)
abreviación
1. característica relacionado con la nación de Eslovaquia la constitución eslovaca
2. persona que es de Eslovaquia un dramaturgo eslovaco
3. lengua que tiene relación con la lengua que se habla en Eslovaquia un libro de gramática eslovaca

eslovaco, -ca


sustantivo masculino-femenino
persona que es de Eslovaquia Los eslovacos eligen representantes legislativos la semana entrante.

eslovaco


sustantivo masculino
lengua de origen eslava hablada en Eslovaquia un traductor de eslovaco
Traducciones

eslovaco

словак, словашки

eslovaco

eslovac

eslovaco

slovenština, Slovák, slovenský

eslovaco

Slovak, Slovakian

eslovaco

slovaka

eslovaco

slovakki, slovakialainen

eslovaco

slovaque

eslovaco

slovacco

eslovaco

スロバキア語, スロバキアの, スロバキア人

eslovaco

Slowaaks, Slowaak

eslovaco

eslovaco

eslovaco

slovenčina

eslovaco

slováščina

eslovaco

slovakiska, slovak, slovakisk

eslovaco

slovak, slovakisk

eslovaco

slovački, Slovak

eslovaco

슬로바키아 사람, 슬로바키아어, 슬로바키아의

eslovaco

เกี่ยวกับสาธารณรัฐสโลวาเกีย, ชาวสโลวาเกีย, ภาษาสโลวาเกีย

eslovaco

Slovak, Slovakça

eslovaco

người Slovakia, thuộc nước/người/tiếng Slovakia, tiếng Slovakia

eslovaco

סלובקית

eslovaco

/a
A. ADJSlovak, Slovakian
B. SM/FSlovak
Ejemplos ?
Los montes Cárpatos comienzan en el territorio ocupado por la ciudad (Malé Karpaty, Pequeños Cárpatos). Bratislava es la sede del parlamento y gobierno eslovacos y cuenta con una gran oferta artística, cultural y educativa.
La región se repobló con checos y con otras minorías checas: eslovacos, checos de Volinia, gitanos y húngaros (aunque estos últimos fueron forzados a asentarse y posteriormente regresaron a sus lugares de origen).
Los checos habitaban Bohemia y Moravia; los polacos Galitzia occidental; los ucranianos Galitzia oriental y Lodomeria, así como el norte de Bucovina y el sector transilvano de Maramureş; los rumanos la mayor parte de Transilvania (55 %), las partes orientales del Banato y del este de la llanura Panónica, así como la mitad sur de la Bucovina; los croatas y serbios habitaban Croacia-Eslavonia, Bosnia-Herzegovina, Dalmacia y Rijeka (Fiume en italiano), y gran parte de Istria; los eslovacos lo que hoy es Eslovaquia (alta Hungría); los eslovenos Carniola y en menor medida Estiria y Carintia; y los italianos y otros latinos el sur del Tirol (actual Trentino) y las ciudades de Gorizia, Istria y Trieste (Küstenland).
En Hungría, por el contrario, se mantuvo una política rígida y centralista de magiarización de las minorías (eslovacos, ucranianos, serbios y rumanos) que quedaban sujetas a la autoridad del gobierno de Budapest (exceptuando de estas políticas a las minorías de croatas y germanos, protegidos expresamente por el Compromiso de 1867).
La extensa nobleza húngara consiguió retener en sus manos los poderes ejecutivo y el legislativo gracias a un sufragio censitario muy restrictivo y a un fuerte autoritarismo que mantuvo sumisa a la mayoritaria población rural húngara, mientras restringía la participación política de las minorías a unos cuantos aristócratas rumanos y eslovacos, en tanto que ucranianos y serbios sólo tenían asegurado su poder político a nivel municipal y local.
En el mismo período aquellos Checo-eslovacos, que son de nacionalidad alemana y se encuentran en un país extranjero tendrán derecho, en ausencia de cualquier disposición en contrario en la ley extranjera, y si no han adquirido la nacionalidad extranjera, para obtener la nacionalidad checo-eslovaca y perder su nacionalidad alemana por el cumplimiento de los requisitos establecidos por el Estado checoslovaco.
Ahora la situación es muy diferente: con la subyugación de los sudetinos, de los checos, de los eslovacos, de los húngaros y de los ucranianos, que fácilmente serán dominados por el Führer, Alemania habrá aumentado su población hasta cerca de 100 millones de hombres; no tiene ya frente qué defender en Checoeslovaquia, ni en Austria, ni en Hungría; tiene a su disposición flamantes elementos de guerra que han venido a aumentar su ya formidable ejército, y está en condiciones de amagar y quizá de someter a su insaciable despotismo a Rumania, a cuyas puertas se encuentra ya prácticamente, para abastecerse, por las buenas o las malas, del elemento primordial para la guerra, el petróleo, que sólo Rumania pudiera darle en caso de bloqueo.
Los éxitos se repitieron en 2004-05 gracias a un buen papel en la Copa de la UEFA, en la que llegaron hasta cuartos de final, y en la campaña 2005-06 con un nuevo doblete y las actuaciones destacadas de una plantilla protagonizada por el delantero Roland Linz y una notable presencia de extranjeros: los eslovacos Vladimír Janočko y Filip Šebo, el noruego Sigurd Rushfeldt, el francés Jocelyn Blanchard, el checo Libor Sionko y el australiano Joey Didulica.
El 73% vive en zonas urbanas (2008). Según el censo de 2001, el principal grupo étnico son los checos 90,4%, luego hay moravos 3,7%, eslovacos 1,9% y otros 4%.
De los 413 diputados, el 54,5 % de los magiares (porcentaje excluyendo la Croacia autónoma) ocupaban 405, mientras las minorías disfrutaban de 8 (5 rumanos y 3 eslovacos).
A partir de ese momento, el monarca húngaro era el emperador germánico y, por consiguiente, pretendía germanizar los territorios húngaros y eslovacos.
El promedio de hijos por mujer es de tan solo 1,4. La mayoría de los habitantes de Eslovaquia son étnicamente eslovacos (80,7 %).