esgrima

esgrima

(Del occitano escrima.)
1. s. f. DEPORTES Deporte en que dos contrincantes compiten armados con floretes, sables o espadas.
2. Arte y técnica de manejar el florete, el sable o la espada para combatir.

esgrima

 
f. Arte de servirse de las armas blancas tanto en la defensa como en el ataque.
dep. El deporte de la esgrima se practica con florete, espada y sable. Se puntualiza sobre un determinado número de tocados. Las primeras normas del arte de esgrimir la espada se promulgaron en España hacia el s. XV.

esgrima

(es'γɾima)
sustantivo femenino
deporte arte o deporte de manejar espadas practicar esgrima
Traducciones

esgrima

fencing

esgrima

scherma

esgrima

fechten

esgrima

escrime

esgrima

schermen

esgrima

esgrima

esgrima

المبارزة

esgrima

szermierka

esgrima

击剑

esgrima

擊劍

esgrima

フェンシング

esgrima

펜싱

esgrima

Fäktning

esgrima

SF
1. (Dep) → fencing
2. (= arte) → swordsmanship
Ejemplos ?
Miraban los mozos atentamente las alhajas de la casa, en tanto que bajaba el señor Monipodio; y, viendo que tardaba, se atrevió Rincón a entrar en una sala baja, de dos pequeñas que en el patio estaban, y vio en ella dos espadas de esgrima y dos broqueles de corcho, pendientes de cuatro clavos, y una arca grande sin tapa ni cosa que la cubriese, y otras tres esteras de enea tendidas por el suelo.
Despojóse Santiago de la chaqueta; Armando, de la casaca; agarró cada cual su chafarote, y se oyó una voz que decía: -Atención a la señal. Los curiosos aguardaban, muertos de risa, el duelo de un maestro de esgrima con un zapatero cojo, que nunca empuñara un arma.
Y parece que yo hubiera aceptado su filosofía, a juzgar por mis últimos meses, en que no he abierto un libro y he abandonado el griego y el ruso y los estudios de gramática comparada y los planes de mis poemas, y los negocios, para vivir preocupado sólo de placeres, de sport, de fiestas, de esgrima, en una incesante cacería de sensaciones...
También se encontraba allí un viejo caballero, cuyo nombre no daremos por ser un mynheer demasiado rico para que lo mencionemos a la ligera, quien en la batalla de Whiteplains, siendo un excelente maestro de esgrima, paró una bala de mosquete con un espadín: la oyó silbar contra la hoja y pasó por la empuñadura, en prueba de lo cual estaba dispuesto a mostrar aquella arma blanca, cuya taza estaba ligeramente encorvada.
El diestro en toros, jugador bizarro de lances en que van vida o fortuna, tenía en apropósito cotarro, con cautela apartadas una a una, seis del Guadalquivir y seis del Darro, doce jacas de noble y fiera cuna, cuando, para adiestrarlas en la esgrima, tomó el gallo al maestro de obra prima.
Asimismo manifestaron que los vecinos de Zaruma enviaron a la provincia de Cañaribamba a un Pedro Baldeón, maestro de esgrima, por atrevido, para que lo llevase preso, como lo hizo, a Don Esteban García Chuquimarca, Cacique principal y Gobernador de aquella provincia.
No sabía ni nadar ni practicar la esgrima, ni tirar con la pistola, y, un día, no fue capaz de explicarle un término de equitación que ella había encontrado en una novela.
274 »A éste los fechos del pobre Pelayo reconosçerán, maguer que feroçe, tanta ventaja quanta reconosçe el triste deziembre al fermoso mayo; en éste non miedo pornán ni desmayo los enemigos a él capitales, antes más rezio verná por los tales que viene la flama de esgrima de rayo.
Disminuya usted el vino, pero no brusca, sino gradualmente, reemplácelo por cerveza, suprima poco a poco los licores y los condimentos, haga comidas abundantes pero sin refinamiento alguno; cambie los ejercicios fuertes como la equitación y la esgrima, que son excitantes musculares, por decirlo así, y haga largas caminatas a pie por el campo.
¡Da grima! ¡Ni de talento hay destellos!… Y escriben comedias ellos como maestros de esgrima. Tajo aquí, cercén allá, ora a la regla, ora al gusto, cada escena nos da un susto si calambre no nos da.
También concurrieron a fortificar el movimiento juvenil, las reuniones políticas de los prohombres de la oposición en casa del doctor Del Valle, y la fiesta patriótica que en honor del general Frías celebró el club de Gimnasia y Esgrima.
Alguno nos ha dicho que nada mejor para un joven que aprender la esgrima, y para ello nos ha ponderado hasta el cielo a este hombre, que acaba de dar pruebas de su habilidad, y nos ha suplicado que vengamos a verle.