escucharse

escucharse

(esku'ʧaɾse)
verbo pronominal
hablar una persona manifestando satisfacción por sus propias palabras Este hombre se escucha mucho.
Ejemplos ?
Apenas empezó a escucharse ese ruido particular que produce el agua cuando se bate a golpes o se agita con violencia, Garcés comenzó a levantarse poquito a poco y con las mayores precauciones, apoyándose en la tierra primero sobre la punta de los dedos, y después con una de las rodillas.
Se acaloraban, estaban rojos, hablaban a un tiempo, sin escucharse; Bournisien se escandalizaba de semejante audacia; Homais se maravillaba de semejante tontería; y no les faltaba mucho para insultarse cuando, de pronto, reapareció Carlos.
Sacó un libro de oraciones para fortalecer su espíritu, y luego, en voz muy baja, como no queriendo escucharse ni él mismo, murmuró -Hoy he apurado el cáliz de la amargura uniendo a Margarita a otro hombre.
C) El detalle anterior no pasa desapercibido para estas organizaciones, que se dan cuenta de que el control de las actitudes de los trabajadores se les puede escapar en cualquier momento de las manos. A partir de ahí, comienzan a escucharse, fundamentalmente desde las históricas E.L.A.
Tenían a la vista la varia concurrencia del pueblo, de cuyos diversísimos oídos podía escucharse fácilmente qué cosa era en cada uno, o digna de alabanza, o que mereciese el desagrado.
Rechinaron las palancas, una columnita de humo se escapó de los cilindros oxidados, comenzó a girar un tambor, y de pronto un grito agudísimo cru- zó los aires sobre la superficie del mar; todos se miraron al rostro sin poder especificar de dónde partía aquel grito; luego estalló otro más agudo y cargado de horror, las cadenas rechinaban en los escobenes y ya no volvió a escucharse nada.
Al escucharse esto dentro de la mina, incitó a los soldados romanos para salir abruptamente de la mina, tomar las entrañas y llevárselas al dictador.
Factores contribuyentes: Falta de disciplina de los tripulantes que no ejecutaron la lógica reacción de abortar el despegue y comprobación de la falla ante la alarma sonora que comenzó a escucharse al dar motor y continuó sonando hasta el intento de rotación.
Un día después de escucharse un gran ruido, apareció un venado de dos cabezas y les dijo a sus chichimecas que debían homenajearlo y darle de comer conejos, culebras y mariposas.
De qué sirven entonces sus vidas altaneras ahogadas en el humo de apariencias, si una mañana o una tarde pajareras, no volverán a escucharse en sus litigios y todo habrá acabado en los inútiles esfuerzos de sentirse poderosos sobre hiedras sin silueta.
Ese mando ejercido plenamente fue el que llevó al licenciado José López Portillo a dictar los Decretos que rompieron, como él mismo lo dijo, con viejos tabúes, por eso al escucharse en este mismo recinto que la banca era nacionalizada, como un solo hombre, todos los representantes de las fuerzas progresistas del país aplaudimos a quien, por decisión propia, decisión valiente y patriótica con las atribuciones que la Constitución le otorga, entraba a la historia al marcar el inicio de una mayor independencia económica.
El jardinero afirmaba que a los pocos instantes de escucharse el grito en la habitación de mi madre, él había visto a un desconocido que corría hacia la puerta de la calle pisoteando los macizos de flores.