escuadronar

(redireccionado de escuadrones)

escuadronar

v. tr. MILITAR Hacer formar a los soldados en escuadrones.

escuadronar


Participio Pasado: escuadronado
Gerundio: escuadronando

Presente Indicativo
yo escuadrono
tú escuadronas
Ud./él/ella escuadrona
nosotros, -as escuadronamos
vosotros, -as escuadronáis
Uds./ellos/ellas escuadronan
Imperfecto
yo escuadronaba
tú escuadronabas
Ud./él/ella escuadronaba
nosotros, -as escuadronábamos
vosotros, -as escuadronabais
Uds./ellos/ellas escuadronaban
Futuro
yo escuadronaré
tú escuadronarás
Ud./él/ella escuadronará
nosotros, -as escuadronaremos
vosotros, -as escuadronaréis
Uds./ellos/ellas escuadronarán
Pretérito
yo escuadroné
tú escuadronaste
Ud./él/ella escuadronó
nosotros, -as escuadronamos
vosotros, -as escuadronasteis
Uds./ellos/ellas escuadronaron
Condicional
yo escuadronaría
tú escuadronarías
Ud./él/ella escuadronaría
nosotros, -as escuadronaríamos
vosotros, -as escuadronaríais
Uds./ellos/ellas escuadronarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo escuadronara
tú escuadronaras
Ud./él/ella escuadronara
nosotros, -as escuadronáramos
vosotros, -as escuadronarais
Uds./ellos/ellas escuadronaran
yo escuadronase
tú escuadronases
Ud./él/ella escuadronase
nosotros, -as escuadronásemos
vosotros, -as escuadronaseis
Uds./ellos/ellas escuadronasen
Presente de Subjuntivo
yo escuadrone
tú escuadrones
Ud./él/ella escuadrone
nosotros, -as escuadronemos
vosotros, -as escuadronéis
Uds./ellos/ellas escuadronen
Futuro de Subjuntivo
yo escuadronare
tú escuadronares
Ud./él/ella escuadronare
nosotros, -as escuadronáremos
vosotros, -as escuadronareis
Uds./ellos/ellas escuadronaren
Imperativo
escuadrona (tú)
escuadrone (Ud./él/ella)
escuadronad (vosotros, -as)
escuadronen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había escuadronado
tú habías escuadronado
Ud./él/ella había escuadronado
nosotros, -as habíamos escuadronado
vosotros, -as habíais escuadronado
Uds./ellos/ellas habían escuadronado
Futuro Perfecto
yo habré escuadronado
tú habrás escuadronado
Ud./él/ella habrá escuadronado
nosotros, -as habremos escuadronado
vosotros, -as habréis escuadronado
Uds./ellos/ellas habrán escuadronado
Pretérito Perfecto
yo he escuadronado
tú has escuadronado
Ud./él/ella ha escuadronado
nosotros, -as hemos escuadronado
vosotros, -as habéis escuadronado
Uds./ellos/ellas han escuadronado
Condicional Anterior
yo habría escuadronado
tú habrías escuadronado
Ud./él/ella habría escuadronado
nosotros, -as habríamos escuadronado
vosotros, -as habríais escuadronado
Uds./ellos/ellas habrían escuadronado
Pretérito Anterior
yo hube escuadronado
tú hubiste escuadronado
Ud./él/ella hubo escuadronado
nosotros, -as hubimos escuadronado
vosotros, -as hubísteis escuadronado
Uds./ellos/ellas hubieron escuadronado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya escuadronado
tú hayas escuadronado
Ud./él/ella haya escuadronado
nosotros, -as hayamos escuadronado
vosotros, -as hayáis escuadronado
Uds./ellos/ellas hayan escuadronado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera escuadronado
tú hubieras escuadronado
Ud./él/ella hubiera escuadronado
nosotros, -as hubiéramos escuadronado
vosotros, -as hubierais escuadronado
Uds./ellos/ellas hubieran escuadronado
Presente Continuo
yo estoy escuadronando
tú estás escuadronando
Ud./él/ella está escuadronando
nosotros, -as estamos escuadronando
vosotros, -as estáis escuadronando
Uds./ellos/ellas están escuadronando
Pretérito Continuo
yo estuve escuadronando
tú estuviste escuadronando
Ud./él/ella estuvo escuadronando
nosotros, -as estuvimos escuadronando
vosotros, -as estuvisteis escuadronando
Uds./ellos/ellas estuvieron escuadronando
Imperfecto Continuo
yo estaba escuadronando
tú estabas escuadronando
Ud./él/ella estaba escuadronando
nosotros, -as estábamos escuadronando
vosotros, -as estabais escuadronando
Uds./ellos/ellas estaban escuadronando
Futuro Continuo
yo estaré escuadronando
tú estarás escuadronando
Ud./él/ella estará escuadronando
nosotros, -as estaremos escuadronando
vosotros, -as estaréis escuadronando
Uds./ellos/ellas estarán escuadronando
Condicional Continuo
yo estaría escuadronando
tú estarías escuadronando
Ud./él/ella estaría escuadronando
nosotros, -as estaríamos escuadronando
vosotros, -as estaríais escuadronando
Uds./ellos/ellas estarían escuadronando
Ejemplos ?
El Consejo de Delegados de los Trabajadores y Soldados ha decretado: 1.-Que los comités han de ser elegidos de inmediato en todas las compañías, batallones, regimientos, parques, baterías, escuadrones y en las unidades individuales de distinto tipo de organizaciones militares, y en todos los buques, a partir de los representantes electos de los soldados rasos de las unidades mencionadas.
De hecho, una hora después de que escuadrones aéreos Japoneses hubieran comenzado un bombardeo en la isla Americana de Oahu, el Embajador Japonés para los Estados Unidos y su colega enviaron a nuestro Secretario de Estado, una respuesta formal a un mensaje Americano reciente.
CONCLUSIÓN Es una noche lóbrega y oscura: no ilumina la luna el firmamento, y en la atmósfera impura densos vapores amontona el viento. De espesos nubarrones por su turbado azul lentos avanzan preñados escuadrones que el aire sorben donde el aire alcanzan.
Y no sólo se ocupó en escribir y leer en el tiempo desocupado; mas, siendo la sazón más ardiente del verano, en el más encendido crecimiento del día, cuando en la guerra farsálica, estando impedidos los escuadrones en lagunas y pantanos, fatigado de la hambre y de la siesta, por no haberle sus criados traído la tienda ni el refresco; y cuando todos (por haberse de dar la batalla a otro día) estaban o temerosos del suceso o solícitos de su mejor defensa, Marco Bruto toda la noche gastó en escribir un compendio de Polibio, ilustrado con sus advertencias.
Encontráronse los dos escuadrones: el de las ovejas con el de los lobos; y, con deshonesta desenvoltura, Rodolfo y sus camaradas, cubiertos los rostros, miraron los de la madre, y de la hija y de la criada.
Entre tanto, siente que avanzan a su lado escuadrones de fantasmas que la absorben hasta el aire que respira con dificultad: el Ejército y las clases pasivas.
Finalmente, yo tengo determinado de ir a Ferrara y pedir al mismo duque la satisfación de mi ofensa, y si la negare, desafiarle sobre el caso; y esto no ha de ser con escuadrones de gente, pues no los puedo ni formar ni sustentar, sino de persona a persona, para lo cual querría el ayuda de la vuestra y que me acompañásedes en este camino, confiado en que lo haréis por ser español y caballero, como ya estoy informado; y por no dar cuenta a ningún pariente ni amigo mío, de quien no espero sino consejos y disuasiones, y de vos puedo esperar los que sean buenos y honrosos, aunque rompan por cualquier peligro.
I - Pescara y los españoles De la sitiada Pavía, desde las gigantescas torres que el bravo Antonio de Leiva guarda con sus españoles, entre nubes de humo y polvo do arcabuces y cañones, de rayos llenan el aire, de truenos el horizonte, se ve la horrenda batalla en que disputan feroces Francisco y Carlos el cetro de Italia y de todo el orbe. Dos veces más numerosos los franceses escuadrones son, que los que allí combaten de Carlos Quinto en el nombre.
Mas las imperiales huestes desprecian el fuego, y corren a que decida el combate de la dura lanza el bote. Y de Nápoles embiste el visorrey a galope, de hombres de armas y ligeros con los bravos escuadrones.
Todos los autores concuerdan que fue señal o aviso de la próxima en esta Península, sucedida por las grandes culpas de sus moradores, de los cuales, no habiéndose enmendado, más antes bien añadido nuevos pecados públicos, irritaron la paciencia divina, y fue tal el castigo, que se miraban unas a otras las provincias sin darse ayuda ni socorro en aquella calamidad. En el año 827 comparecieron en el aire, sobre esta ciudad, visiones como escuadrones y multitud de rayos sin truenos.
Los Estados Unidos no quieren la revolución en México; eso está plenamente demostrado en su conducta, el peligro de la absorción y de la conquista no es una amenaza para el futuro; cuando el pueblo mexicano quiera obtener su libertad, por el único medio práctico, por medio de la revolución; es un peligro de actualidad; es la corriente que nos arrastra y de la cual no saldremos con facilidad; estamos ya en ella y es preciso nadar, nadar vigorosamente hacia la orilla, aunque Filogonio nos grite que así podemos morir de fatiga. Los rebaños de borregos no imponen respeto a nadie, sólo Don Quijote pudo ver en ellos escuadrones de combatientes.
Y como soy leal a mis promesas y consecuente, en 1866 me pronuncié contra O'Donnell al frente de algunos escuadrones, teniendo que refugiarme en Portugal por falta de eco en el país.