escriba


También se encuentra en: Sinónimos.

escriba

(Del bajo lat. scriba.)
1. s. m. RELIGIÓN Doctor e intérprete de la ley, entre los hebreos.
2. HISTORIA Escribano o secretario, en la antigüedad.
3. HISTORIA Personaje importante de la antigua administración egipcia, encargado de la redacción de diversos textos.

escriba

 
m. Doctor e intérprete de la ley entre los hebreos.
Copista en el mundo grecolatino. P. ext. se ha dado este nombre a los escribanos de diferentes pueblos antiguos.

escriba

(es'kɾiβa)
sustantivo masculino
hombre cuyo oficio era el de copiar escritos o escribir al dictado el escriba de la corte
Traducciones

escriba

scribe

escriba

scalfire

escriba

Typ

escriba

type

escriba

type

escriba

tipo

escriba

نوع

escriba

typ

escriba

τύπος

escriba

тип

escriba

类型

escriba

類型

escriba

type

escriba

tyyppi

escriba

סוג

escriba

typ

escriba

SMscribe
Ejemplos ?
Gran hallazgo ha sido, entonces, darle la pluma al magisterio en servicio para que escriba los nuevos libros de texto de Español.
Tal vez porque algunos investigadores educativos hablan y escriben mal por descuido o inconciencia, pretenden que todo el mundo hable y escriba mal.
Don Escritorio usa crema antes de escribir Miren nada más, a pesar de tanta crema que se pone, qué mal escriba es Don Escritorio Croquis Cruentes y Cras.
Por el contrario, me enviaba una respuesta escrita con sus propias manos, en la que decía lo siguiente: "El señor Simpson me perdonará que no escriba correctamente la hermosa lengua de su país, o al menos que no lo haga tan bien como en la mía.
Creo que la cuenta no es exacta enteramente, y desde luego apodero a don Carlos Gutiérrez, amigo mío, para la revisión de las cuentas; y quiero que mi esposa, copiándole esta cláusula le escriba para ello y logre así, deshipotecar las tres fincas o haciendas, afectas a este pago vendiendo una o dos de ellas para la cancelación.
HACER HABLAR A LAS IMÁGENES PARA DISCUTIR Y ESCRIBIR LO QUE DICEN La potencialidad generativo–idiomática que las imágenes promueven en los alumnos aporta un abanico impresionante de prácticas y de motivaciones para que el alumno hable, escriba, enriquezca su vocabulario, reflexione y descubra estructuras lingüísticas y literarias, además, de semióticas en general.
Sólo que ante la confusión actual de “se recomienda” dejar al educando que hable o escriba como quiera, sin corregirlo, sin quedar claro el modo adecuado de hacerlo reflexionar sobre los usos de la lengua, dentro de pronto, obra de la “energeia” del sistema de signos lingüísticos, su función central como instrumento de COMUNICACIÓN, cual ya suele suceder, no podrá cumplirse.
Como en el caso de usted no cabe apelación sino queja ante el Tribunal Superior le ad- vertimos, cristiana y caritativamente, que tendrá que enredar- se y desenredarse en ese papel sellado que es su cócora ó pesadilla, amén de que, en estos tiempos de pobreza francis- cana, tendrá que gastar muchos realejos en escriba y fariseos; y por fin de fines tendrá usted que jurar, conducido al juz- gado i or un gendarme; y si aun persistiere en resistir irá á chirona, por desacato á la magistratura.
Decidida- mente, Marietta, hay en, usted muy varoniles bríos, y quien no la conozca, ni por retrato, la supondrá físicamente mujer robusta, vieja, hombruna y hasta con pelos en la barba, y no la joven de palidez romántica, de aire risueño siempre, y que en la vida social tiene todas las graciosas y espirituales delicadezas de ñifla mimada. Escriba usted, Marietta, se lo aconsejo, que en su estilo hay conceptuosa galanura y su fantasía es rica en imágenes apro- piadas; pero apártese de la política militante, amiga mía, que la política es una hoguera en la que quien no se quema, se tuesta.
quiere, puede mostrarlo ya que cuando les escriba a otros amigos abreviaré mucho más mis observaciones sobre la cuestión chileno-peruana.
Pide usted, con la cultura de forma que á cumplida dama cabe, y ya estoy hecho un azu- carillo por rendir homenaje á su deseo. Pero ¿ha de ser precisamente, una tradición lo que usted exige que escriba en las páginas de su aristocrático álbum?
América es el teatro de los sucesos; cos- tumbres y tipos americanos son los exhibidos y el que escriba Tradiciones, no sólo está obligado á darles colorido local, sino que, hasta en el lenguaje, debe sacrificar, siempre que opor- tuno lo considere, la pureza clásica del castellano idioma, para poner en boca de sus personajes frases de riguroso provincia- lismo, y que ya perderá tiempo y trabajo el que se eche á buscarlas en los diccionarios.