escotilla

escotilla

1. s. f. NÁUTICA Abertura rectangular en la cubierta de un barco, para acceder a los compartimentos interiores el grumete bajó a la bodega por la escotilla.
2. MILITAR Trampilla de un carro de combate.

escotilla

 
f. mar. Abertura de las cubiertas para el servicio del buque.

escotilla

(esko'tiʎa)
sustantivo femenino
1. náutica abertura en la cubierta de un barco la escotilla de un submarino
2. militar puerta de acceso a ciertos vehículos la escotilla de un tanque
Traducciones

escotilla

hatch, hatchway

escotilla

boccaporto, botola

escotilla

Hatch

escotilla

Люк

escotilla

舱口

escotilla

艙口

escotilla

ハッチ

escotilla

해치

escotilla

ฟัก

escotilla

люк

escotilla

SF (Náut) → hatchway, hatch
atrancar las escotillasto batten down the hatches
Ejemplos ?
Los tres viajeros espaciales querían descender al suelo lunar al mismo tiempo (Yo quiero ser el primero, pensó para sí cada uno), pero sus escafandras no podían salir simultáneas por la pequeña escotilla de la nave, así que se sortearon, y por fortuna, el señor Louis Armstrong ganó la partida y bajó.
Se encerraba con una muchacha en esta especie de escotilla, y su cabeza se situaba de manera que estaba a la misma altura de un agujero que daba a la habitación superior; la muchacha encerrada con el mencionado hombre no tenía otra faena que la de menearle la verga, y yo, colocada arriba, tenía que hacer lo mismo a otro hombre, el agujero era poco ostensible y estaba abierto como por descuido, y yo, por limpieza o para no ensuciar el piso, tenía que hacer caer, al masturbar a mi hombre, el semen a través del agujero, y así lanzarlo al rostro del que estaba al otro lado.
Del horizonte el denso tul muy pronto el alba romperá; del ancho espacio el claro azul color de rosa se tornará cuando conmigo mi dulce bien cruza las ondas del verde mar, como es el agua nuestro sostén no tengo miedo de naufragar (Los MARINEROS y GRUMETES se retiran al foro.) Escena XIX (SIR CLYRON, SOLEDAD y MISS KETTY, que salen por la escotilla; luego ESCOLÁSTICO y MOCHILA.) Hablado Soledad ¡Uf!
Me enderecé en el momento que el maquinista desaparecía por la escotilla, después de gritar al timonel: -¡Proa al faro, muchacho!
Los tripulantes tuvieron que desconectar los otros tres paneles del módulo dañado para poder cerrar la escotilla de acceso, pero al hacerlo también desconectaron el cable de suministro del ordenador central, dejando a la estación en completa oscuridad.
La prueba puede ser extendida para incluir video como fuente de información junto con una “escotilla” por la que se pueden transferir objetos, esto forzaría a la máquina a probar su habilidad de visión y de robótica al mismo tiempo.
Hurley empieza a descubrir que esos números que él cree malditos también están en la isla, lo cual no hace sino aumentar su miedo por ellos, pues están tanto en la transmisión de la francesa, como en la escotilla de Desmond.
Para anticiparse a una inundación de cien años como la de 1910, la RATP en 2001 adoptó un Plan de Riesgo de Inundaciones Pronóstico (MIPC): 1200 personas se movilizan para llenar 475 entradas de agua posible (las entradas de la RATP y la estación del RER, escotilla por equipos, ventiladores, ascensor...) para proteger el km 140 212, de la red considerada inundación.
Tras hacer un, Bond llega al hundido Devonshire donde descubre que uno de los misiles fue robado y tiene otro encuentro con Wai Lin y con ello Bond descubre que ella es agente, ambos quedan atrapados en el cuarto debido a un desnivel de tierra donde naufragó el barco por lo que salen a través de una escotilla.
La tripulación, cinco hombres y un muchacho, cenó después de la maniobra de salida, y una vez rebañado el humeante caldero, en el que hundían su mendrugo con marinera fraternidad desde el patrón al grumete, desaparecieron por la escotilla todos los libres de servicio, para reposar sobre la dura colchoneta, con los vientres hinchados de vino y zumo de sandía.
Aquello, señor, yo no sé qué sea, si no es la ira de Dios que pasa; aquello es la última; la de abrir la escotilla de las culpas y encomendarse a la Virgen Santísima; la de dejar la tierra para sinfinito y clamar por los suyos los que tienen en ellas las alas del corazón.
En medio de las vigas y cuerdas del barco se veían las hamacas, las maletas, los baúles, los barriles, que componían el equipaje de los emigrantes; algunas linternas iluminaban la escena; más lejos, la pálida luz del día entraba por una escotilla o una manga de viento.