escolta


También se encuentra en: Sinónimos.

escolta

(Del ital. scorta < scorgere < lat. vulgar excorrigere, rectificar el camino.)
1. s. f. Grupo de personas que protegen y velan por la seguridad de alguna persona o cosa el ministro salió indemne del atentado gracias a la intervención de su escolta.
2. s. m. y f. Persona que acompaña a otra para protegerla el escolta cayó abatido por las balas.
3. s. f. Acompañamiento en señal de honra o reverencia una escolta de guardias a caballo precedía al coche fúnebre del mandatario. séquito
4. s. m. y f. DEPORTES Jugador cuya función es la de ayudar al base a dirigir al equipo, en el baloncesto.

escolta

 
f. Partida de soldados o embarcación para escoltar.
Acompañamiento en señal de honra o reverencia.
p. ext.Acompañamiento de una persona, esp. la detenida, para vigilarla.

escolta

(es'kolta)
sustantivo
1. protección o custodia que se da a una persona acompañándola a los lugares a los que acude contratar un servicio de escolta profesional
2. grupo de personas que acompaña a alguien para su protección Emboscaron a la escolta presidencial.
3. persona que acompaña a alguien o algo para protección u honra Soy escolta de la bandera del colegio.
Sinónimos

escolta

Traducciones

escolta

escort, convoy

escolta

Eskorte, Konvoi

escolta

kolona

escolta

konvoj

escolta

saattue

escolta

convoi

escolta

konvoj

escolta

護衛されている輸送車隊

escolta

호위

escolta

konvooi

escolta

konvoi

escolta

konwój

escolta

konvoj

escolta

ยานพาหนะที่เดินทางไปด้วยกัน

escolta

konvoy

escolta

đoàn hộ tống

escolta

护送

escolta

ескорт

escolta

A. SMF (= acompañante) → escort; (= guardaespaldas) → bodyguard; [de ministro] → minder
B. SFescort
dar escolta ato escort, accompany
Ejemplos ?
escalamó el alcaide Válganos nuestra Señora Del Hoyo, y están las gentes En la ciudad. ---Nada importa Buen viejo, repuso el otro, Los amos traerán su escolta Y á mas el secreto encargan Y grande.
Hace un mes vino a mi casa, me mostró las pruebas de tus crímenes, y me dijo, bondadosamente: "Toma varios hombres de mi escolta, vete a Dimisch esh Sham y mata a ese imprudente.
En aquel feroz combate, el flamante Conde de Guaqui, sable en mano y á la cabeza de su escolta, espoleaba el caballo so- bre los fugitivos, gritando : — ¡ Que no quede vivo uno sólo de esta canalla!— Y en efecto, no se tomó un solo prisionero, y la soldadesca se entregó salvajemente al repase de heridos.
Artículo 2° - Ella será distinguida con la denominación de Director Supremo de las Provincias unidas: tendrá el tratamiento de Excelencia y la escolta competente.
Para Lerzundi la C significaba Coraceros ó Carabineros, la D Drago- nes, la E Escolta, la F Fusileros de descubierta, la G Granaderos de d caballo, la L Lanceros, la P Parque; en fin, á todas las letras del alfabeto les encontraba descif ración militar.
Zapata, con sus fuerzas compuestas aproximadamente de cuatrocientos hombres, entró a este punto comunicándome que fuerzas constitucionalistas en número de tres mil avanzaban con objeto de atacarnos; a la vez, daba órdenes a otras fuerzas de él para que salieran a combatirlas y dándome órdenes a mí para que permaneciera en mi lugar, posesionándose Emiliano con su escolta en la Piedra Encimada, para repeler un ataque.
Nadie llega, de nadie soy oído; vuelve el eco mis voces, y parece que goza en mi dolor y me escarnece. Me adelanté a la escolta que traía: su lento caminar me consumía.
El «palacio» amplio que yo había alquilado en Tánger iba siendo insuficiente para almacenar los hallazgos de mis expediciones a caballo, con escolta elegida por Muley, que no cesaba de recomendarme la prudencia.
Diósele a ésta, al cabo, la última mano; pero como la Regencia no se había acordado aún ni el monarca asomaba por ninguna parte, para entretener la impaciencia de los de afuera y los desmayos de los de adentro, a quienes no aliviaban ya los banquetes, por sobrado frecuentes, decretáronse fiestas nacionales, y salió Rivero, el demócrata, a la calle, en lujoso carruaje, precedido de cuatro batidores, seguido de una escolta de honor y llevando al estribo al capitán general de Madrid; formaron los voluntarios en la plaza de las Cortes, se leyó desde un andamio la nueva Constitución, y se le dieron los vivas de ordenanza a duras penas, mientras el general Prim despilfarraba el oro para instalarse regiamente en el palacio del ministerio de la Guerra.
Se habla de bombines, sin embargo, y me pintan a mí rodeado de bombines. Y yo me pregunto: ¿Dónde están los bombines?, porque no tengo ni escolta (APLAUSOS).
El jefe ordenó que el Cor. José Rodríguez (de su escolta), saliera con la gente a explorar rumbo a Santa Rita, cumpliéndose luego con esa orden.
Reinaba, pues, el terror entre la gente tonsurada, que sólo bien provista de armas y con escolta se atrevía a asomar en romerías y ferias, cuando acertó a tomar posesión del curato de Treselle un jovencillo boquirrubio, amable y sociable, eficazmente recomendado por el arzobispo a los señores de diez leguas en contorno.