escoba

escoba

(Del lat. scopa.)
1. s. f. Instrumento que consta de un manojo de ramas flexibles o de hilos de plástico u otro material atado al extremo de un palo, que sirve para barrer o limpiar.
2. BOTÁNICA Planta arbustiva de ramas angulosas verdes y flores amarillas en racimo, con la que se hacen estos instrumentos.
3. JUEGOS Juego de naipes que consiste en alcanzar quince puntos siguiendo ciertas reglas.
4. Colomb., Hond. BOTÁNICA Planta malvácea de hojas mucilaginosas o viscosas, que se usa para hacer cataplasmas.
NOTA: Nombre científico: (Sida glutinosa.)

escoba

 
f. Manojo de palmitos o de otras ramas flexibles, juntas y atadas a menudo en el extremo de un palo, que sirve para barrer.
Aparato mecánico usado para barrer.
Juego de naipes que se puede jugar individualmente, por parejas, o en grupos de tres, consistente en sumar quince puntos con una carta propia y otra u otras que hay sobre la mesa.
bot. Arbusto de la familia papilionáceas (Sarothamnus scoparius), de flores amarillas, fruto en legumbres y tallo verde y anguloso.

escoba

(es'koβa)
sustantivo femenino
1. instrumento de limpieza para barrer el suelo cambiar la escoba vieja
2. persona muy delgada Está hecha una escoba.
Traducciones

escoba

besem

escoba

kost, fegekost

escoba

Besen

escoba

broom

escoba

balailo

escoba

balai, balais

escoba

seprű

escoba

virga

escoba

bezem, veger

escoba

kost

escoba

vassoura

escoba

sopkvast, kvast

escoba

ufagio

escoba

süpürge

escoba

koště

escoba

luuta

escoba

metla

escoba

ほうき

escoba

escoba

miotła

escoba

ไม้กวาด

escoba

chổi

escoba

扫帚

escoba

A. SF
1. (para barrer) → broom, brush
pasar la escobato sweep up
esto no vende una escobathis is a dead loss
escoba mecánicacarpet sweeper
2. (Bot) → broom
B. SMF (Dep) → sweeper
Ejemplos ?
-¡Qué bien se explica! -dijo la escoba de crin-. Se diría que habla un ama de casa; hay un no sé que de limpio y refinado en sus palabras.
Una mañana se desplomó. En su lugar quedó un objeto parecido a un palo de escoba. Era lo que había servido de núcleo a los niños para construir el muñeco.
Cogía un palo de escoba, un recorte de pañete y unas hilachas; y, cose por aquí, rellena por allá, me hacía unos caballos de ojo blanco y larga crin, con todo y riendas, que ni para las envidias de los otros muchachos.
De Dios y su santa ayuda necesitaron Peralta y San Pedro pa descolgala del palo. Agarraron después una escoba y unos trapos; le sacaron el avispero, y ello más bien quedó medio decente.
Junto a la base de un poste del corredor, en la juntura de dos ladrillos, había repuntado como por encanto un hormiguero, aún no debelado por la escoba del asistente.
Pero el pueblo iqueño es dado a crecer en lo sobrenatural, y ni con tiranas carretas se le hace entender que es mentira aquello de que las brujas viajan por los aires, montadas en cañas de escoba, y que hacen maleficios, y que leen, sin deletrear, en el libro del porvenir, como yo en un mamotreto del otro siglo.
Pues bien, cuando recuerdo, vagamente y sin detalles, su confusa concepción de la vida de un médico en plena Edad Media, creyente en la magia de todos los colores, asistente asiduo y convencido al sabbat, inventor de un palo de escoba más ligero para llegar primero, fabricante de "homúnculos" (no había por cierto leido a Goethe aún), discípulo de Alberto el Grande; cuando recuerdo esas creaciones enfermizas de su imaginación me persuado que había nacido para seguir con brlllo la tradición de Hoffman o Poe.
-Qué, un hombrecito, ¿verdá? -le preguntó la vieja, poniéndose un puño en la cintura y apoyándose con la otra en la escoba. Joseíto sonrió a la anciana, que con casi maternales desvelos habíalo atendido, y -Sí, señora -le repuso-, y si no fuese por...
Todos los platos castañetearon de regocijo, y la escoba sacó del bote unas hojas de perejil, y con ellas coronó a la olla, a sabiendas de que los demás rabiarían.
No eran sino palos de escoba rematados por cabezas de repollo, a las que el brujo había infundido vida y recubierto con vestidos bordados.
Refiere disolución de manifestaciones pacíficas a caballazos, encarcelamientos en masa, asesinatos de hombres indefensos y mujeres inermes, niños errando por los bosques, llenos de hambre y de terror; casas abandonadas, frías, desiertas, porque en ellas ha penetrado la terrible escoba del terror oficial...
(Morena ya algo madura, fresca todavía, vestida de morado oscuro, y que empuña una escoba).- Yo, hermanas mías, más he perdido que ganado con los adelantos de la civilización.