escayola


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con escayola: escayolado

escayola

(Del ital. scaglinola, especie de estuco yesoso.)
1. s. f. Yeso calcinado y amasado con agua usado en escultura para sacar moldes o en construcción el dentista hizo un molde de escayola de su dentadura. estuco
2. ARTE Figura o adorno hecho con esta masa. estuco
3. MEDICINA Vendaje que se endurece con esta masa de yeso y sirve para inmovilizar un miembro fracturado.

escayola

 
f. Yeso espejuelo calcinado.
Estuco.
Sinónimos

escayola

sustantivo femenino
Traducciones

escayola

scagliola

escayola

Gips

escayola

plâtre

escayola

gips

escayola

gesso

escayola

γύψος

escayola

мазилка

escayola

gips

escayola

gips

escayola

SF
1. (Arte) → plaster of Paris
2. (Constr) → plaster, plaster of Paris
3. (Med) (= material) → plaster; (= férula) → plaster cast, cast

escayola

f (ortho) plaster; cast; — desmontable removable cast
Ejemplos ?
Había en el centro un cuadrante solar de pizarra sobre un pedestal de mampostería; cuatro macizos de enclenques escaramujos rodeaban simétricamente el cuadro más útil de las plantaciones serias. A1 fondo de todo, bajo las piceas, una figura de cura, de escayola, leía su breviario.
Este abre un ojo, rezonga y empieza a sentarse en su tarima. —Maliceo —continúa el "puerta" —que don Escayola va a poner todo esto patas arriba...
Entre el personal de la subcomisaría de Ñandú Culeco no se registra caso de diligencia semejante. ¿Quién la causa? El nuevo jefe, don Carlos Escayola, hombre joven, enérgico y porfiado. Había llegado la tarde anterior.
Va a pasar la primera "lista". El cabo Benítez y casi todos los milicos ya están alineados en el patio. Escayola los examina con ternura.
Y usté, ¿quién es? y disculpe. —El subcomisario Escayola. —¡Ah, lo maliceaba!... Aquel apretón de manos había, sido una bienvenida.
Luego de saber todo esto, Escayola consultó su reloj; vio que el de la oficina atrasaba; fue a su dormitorio haciendo ruido con el sable, y lo chistó una lechuza.
A Benitez no le gusta comprometerse. El no es indagador ni curioso. Escayola todavía consigue dominarse. Cree soñar todo aquello.
Entre dos silencios ronca un cimarrón. El segundo disgusto del día lo recibe Escayola frente al colegio. —¿Peralta, ¿está cerrada la escuela?
Sentado cerca del fogón, un hombre barbado contesta con un gruñido los "buenos días" de Escayola y continúa pelando a diente y cuchillo una costilla asada.
Al verlos llegar, se nota gran movimiento. El "puerta" hasta guarda el mate en el bolsillo. Escayola manda llamar al cabo. Enciende un cigarrillo, lo quema.
-El tipo ese es Josefo Baigorra, pues. Yo lo agarré vez pasada en lo e'Martín Chico. Escayola se le aproxima furioso —¿Y por qué no me dijo usted todo eso?
¡Vaya a ensillar mi caballo y el suyo! Entontes, Escayola se vuelve al personal y lo arena. Dice que el de Ñandú Culeco es un cansancio histórico, nacido después de los siete trabajos gauchos.