escapulario

escapulario

(Del bajo lat. scapularia < scapularis, que cuelga sobre los hombros.)
1. s. m. RELIGIÓN Pedazo de tela con una imagen religiosa que cuelga sobre el pecho y la espalda a modo de medalla, que sirve como distintivo de algunas órdenes religiosas.
2. RELIGIÓN Juego de cintas o pequeños trozos de tela, que se llevan por devoción colgados del cuello su abuela llevaba siempre un escapulario bajo el vestido.
Traducciones

escapulario

scapular

escapulario

spalla

escapulario

Skapulier

escapulario

scapulaire

escapulario

Scapulier

escapulario

Szkaplerz

escapulario

肩胛骨

escapulario

肩胛骨

escapulario

scapular

escapulario

SMscapular, scapulary
Ejemplos ?
La Reina clavó la aguja en el acerico de damasco rojo que había en su costurero de plata, y sonriendo me mostró el escapulario: —¡Ya está!
-¡Tiña, que no puedo! -¿Por qué? -Porque esta mañana se me rompió la cinta del escapulario y le guardé en la faltriquera. -¿Y qué?
-Pos mira -le dijo con voz seria-, lo que yo te juro a ti que lo que es ese escapulario no ha de ser el Gaviota el que se lo cuelgue.
Ya te lo he dicho muchas veces: no te lo doy poique ese escapulario no lo bordaron las manos mías pa que seas tú el que se lo cuelgue al cuello.
Un nuevo embarazoso silencio sucedió al breve diálogo, silencio que fue Pedro el primero en romper, diciendo a la muchacha con acento suplicante: -Qué, ¿me das, por fin, u no me das el escapulario?
-preguntó, a la vez que cogía una de las desfallecidas manos a la enferma, que seguía mirándole con el espanto en los ojos, y al ver que nada le respondía, continuó con voz dulce y acariciadora-: Me he enterado por mi hermana de que estás algo malucha, y ahora, al pasar por la esquina, pues voy a casa de Bastián, que tiene a la menor de sus mozas con un calenturón que la está achicharrando, pues me dije yo: «Ya que estamos tan cerca, vamos en un vuelo a ver a Rosalía, y a llevarle este escapulario de la Santísima Virgen de Lourdes, para que durante tres meses la rece tres Avemarías en acción de gracias por haberle devuelto la salud».
El semblante de Rosalía reverberó con aquel pálido destello de esperanza surgido en su pecho, y oprimiendo convulsivamente el escapulario blanco y azul que acababa el sacerdote de ceñir a su cuello, lo besó con ferviente ahínco, y -Gracias, padre -balbució, a la vez que dos lágrimas se perdían como en una placa candente al rodar en sus mejillas.
Su rostro reflejó vago inefable bienestar; sus facciones fueron serenándose, y algo ultraterreno brilló en su semblante, que iba adquiriendo aspecto de estatua yacente; fue a besar el escapulario, y sus brazos se negaron a acatar los imperativos de su voluntad; sus ojos, sus grandes ojos, parecían mirar algo sólo visible para ella, y de pronto, una sonrisa iluminó como un rayo de sol sus labios, que musitaron suaves y acariciadores.
-Yo no sé si tendré u no tendré calentura -exclamó, clavándose las uñas en las palmas de las manos, el Áncora-, que lo que yo te digo es que esta noche necesito yo que tú me mandes el escapulario a mi misma casa, porque si no me lo mandas...
-Pos na, que Pedro ha jecho cuestión de amor propio que yo le dé el escapulario que acabo de bordar pa Antonio, y que yo se lo voy a dar pa que el hombre se salga con su cabezoná alante.
El Gaviota posó sus ojos en el Áncora y vio brillar en su pecho un flamante escapulario, todo bordado de oro y lentejuelas, aquel que él esperaba ver sobre el suyo como prenda de amor.
Se demudó su semblante, y -No, será otro -murmuró, acercándose a Pedro; pero la realidad se impuso de modo abrumador: el escapulario que aquél lucía sobre su pecho era el que él viera tantas noches en manos de la mujer querida, el que hubo de prometerle, mirándole con ojos llenos de pasión, la hija del Levantino.