escandaloso

(redireccionado de escandalosas)
También se encuentra en: Sinónimos.

escandaloso, a

1. adj./ s. Que causa escándalo se trata de una noticia de prensa muy escandalosa.
2. Que grita o alborota mucho es un niño escandaloso, que anda todo el día enredando. ruidoso, revoltoso

escandaloso, -sa

 
adj.-s. Que causa escándalo.
Ruidoso, revoltoso, inquieto.

escandaloso, -sa

(eskanda'loso, -sa)
abreviación
pacífico que provoca confusión y alboroto Estás dando un espectáculo escandaloso.
Sinónimos

escandaloso

, escandalosa
Traducciones

escandaloso

scandaloso, atroce

escandaloso

شَنِيعٌ

escandaloso

neslýchaný

escandaloso

oprørende

escandaloso

järkyttävä

escandaloso

effarant

escandaloso

skandalozan

escandaloso

とんでもない

escandaloso

무례한

escandaloso

buitensporig

escandaloso

opprørende

escandaloso

oburzający

escandaloso

skandalös

escandaloso

ผิดปรกติและน่าตกใจ

escandaloso

dehşet verici

escandaloso

hung bạo

escandaloso

蛮横的

escandaloso

ADJ
1. (= sorprendente) [actuación] → scandalous, shocking; [delito] → flagrant; [vida] → scandalous
2. (= ruidoso) [risa] → hearty, uproarious; [niño] → noisy
3. [color] → loud
Ejemplos ?
Con lentitud inconmovible, los telones de la noche caían, sin que nadie lo impidiera, aunque todo el escenario urbano se negara a doblegarse y continuara en sus ocultas o escandalosas actuaciones de vacuidades danzantes.
La ley fué para los encomenderos letra muerta; y para que lo fuese estallaron rebeldías escandalosas que ensangreai- taron el país.
El volumen de la Tragicomedia de Lisandro y lloselia, centón de picantes y obscenos chistes, es juzgado por don Juan Euge- nio Ilartzenbuch; y el de la Lozana Andaluza, historia en que se pintan con colores muy verdes y gran desnudez de imáge- lies, las escandalosas aventuras de una meretriz, ha merecido ser citado con elogio, en la Biblioteca de autores españoles, por el culto don Pascual de Gayángos.
Y el loco retintín de los panderos, el sonoro tableteo de las castañuelas, los desahogos de entusiasmo arreciaban, ensordecedores, mientras la casi paralítica sor Consolación, con su voz cascada y feble, no podía hacerse oír, al reprender: -No sean escandalosas...
Sin saber por qué, como si fueran escandalosas, prescindía de sus alhajas: no se atrevía a ceñirse la ropa, ni tampoco a despojarse de la mucha interior que ahora gasta, para librarse de achaques que sus maternidades trajeran con amenazas de males mayores.
e) Ejecutar una política de comercio exterior tendiente a desarrollar y diversificar nuestras exportaciones, abrir nuevos mercados, lograr una creciente independencia tecnológica y financiera y evitar las escandalosas devaluaciones nuestra moneda.
Tras este vi con su Poligrafía y Esteganografía a Tritemio, que así llaman al autor de aquellas obras escandalosas, muy enojado con Cardano, porque dijo mal dél solo, y supo ser mayor mentiroso en sus libros De subtilitate, por hechizos de viejas que en ellos juntó.
Por supuesto que no tenía el muchacho quince años y ya galleaba en las sociedades, y citaba, y se metía en cuestiones, y era hablador y raciocinador como todo muchacho bien educado; y fue el caso que oía hablar todos los días de aventuras escandalosas, y de los amores de Fulanito con la Menganita, y le pareció en resumidas cuentas cosa precisa para hombrear enamorarse.
Fue espléndida y libertina como de ordinario y, después de algunos manoseos y besos libertinos y varias frases escandalosas que la sazonaron, se pasó al salón, donde se encontraban Céfiro y Jacinto, Mimí y Colomba, para servir el café.
Los románticos ruiseñores entonan entretanto serenatas a la Luna en los bosques del Buen Retiro. Las ranas del Manzanares repiten las mil conversaciones escandalosas que durante el día han oído a las lavanderas.
Desesperado y rabioso estaba yo de verle convertido en bon vivant, con sus puntas y collar de bribón desvergonzado; mas para evitar habladurías escandalosas, determiné aconsejar al colegio de los magos que siguiese sosteniendo que Parsondes había subido al empíreo, y que siguiese venerando su imagen, sin descubrir nunca, antes negando rotundamente, que Parsondes vivía con las bailarinas de Babilonia, en el alcázar de Nanar.
Mientras tuvo un Meccnas poderoso, por no agraviar a este, era recibido en ja buena sociedad de Lima, y se disimulaban lo pendenciero desu caracter y sus escandalosas aventuras de galan y jugador.