Ejemplos ?
Los huérfanos se quedan sin un céntimo.--Astuto sistema de hurto llevado a cabo por un contable; 50.000 dólares se han esfumado.--Los barones del carbón deciden subir el precio del carbón y reducir la producción.-- Los especuladores ingenian un gran acopio de trigo en Chicago.--Una camarilla fuerza la subida del precio del café.-- Enormes expropiaciones de terrenos de consorcios del oeste.--Revelaciones de escandalosa corrupción entre funcionarios de Chicago.
Sometida la plaza de Barcelona al imperio de la ley hollada por la más escandalosa sedicion; mi principal deber es prescribir las medidas que en los primeros momentos considero más analogas para afianzar el órden, aniquilando todo gérmen de anarquía; para castigar los crímenes que se han perpretado, y para que los españoles honrados y fieles defensores del trono legítimo de nuestra inocente Reina; de la Constitucion jurada, y de la Regencia con que la nacion ha investido al Duque de la Victoria, tengan el escudo que salve sus personas y propiedades de la ambición y del encono de los partidarios del despotismo.
Llamaron a todos los vecinos, para que fuesen testigos de tan escandalosa escena, y en tono zumbón alabaron, como era del caso, el pudor y la castidad de estos sacerdotes.
Concluida la votación y hecho público el escrutinio se hará saber inmediatamente al pueblo, el ciudadano que resulte electo Diputado á pluralidad de votos, en la inteligencia que debe reunir las más recomendables cualidades, principalmente estar acreditada de un modo indeficiente, su fervorosa adhesión á la libertad del país y una virtuosa imparcialidad que le ponga á cubierto de la nota escandalosa de faccioso ó de algún otro vicio que desdiga de tan alto ministerio, circunstancias que encarga sobre manera el Gobierno con que de la felicidad ó desacierto de la elección, resultará evidentemente ó el feliz destino ó el más ultrajante infortunio de los pueblos.
l bajar la escalera del hotel -después de las despedidas penetradas, los apretones de manos largos y expresivos, las frases musitantes, acompañadas de convencional mímica, de todo pésame- los amigos ya comentaban indignados la escandalosa actitud del huérfano y la viuda, tranquilos «como si tal cosa», y hasta sonrientes...
El arzobispo don Bartolomé María de las Heras no había gozado de esas mojigangas; y el primer año, que fue el de 1807, en que asistió a la procesión hizo, a media calle, detener las andas, ordenando que se retirase aquella mujer escandalosa que, sin respeto a la santidad del día, osaba pronunciar palabrotas inmundas.
Esta nueva fase de la sensibilidad exquisita y ya estragada de Cristina no la conocía el público, que había hecho, como suele, una leyenda escandalosa de la vida de aquella mujer.
Ni sella (no te asombres) esta losa a un devoto, que cantando himnos al Hacedor en compungido tono y clamor doliente, pálido, cabizbajo y penitente dejaba el templo, y sus dineros sacros derramaba en profanos simulacros, mientra el mendigo mísero y transido recibía a sus puertas, a la ambición y al aparato abiertas, vil ochavillo o tísica piltrafa; en fin, no aquí la estafa yace disuelta en polvo y podredumbre, ni la ambición impía, congoja y pesadumbre la linajuda vanidad de un necio que en la ajena virtud puso su precio, y siendo abominable de todo vicio escandalosa presa...
Cuando ella llegó, se sentó junto a QUETZALCOATL y el VIEJO TEZCATLIPOCA, la hizo beber TEOMETL, como ya lo había hecho con todos los que ahí se habían reunido al oír el canto de QUETZALCOATL ebrio. A partir de ahí, todos se confundieron en una danza escandalosa que brotaba de los TEPONAXTLIS y los HUEHUES.
Me es enojoso el empleo de palabras duras y excesivas; pero yo diría que es un poco escandalosa la ignorancia en que estamos de todo lo que se ha hecho, se puede hacer y conviene hacer en el problema de Marruecos.
El siglo XX, desde la legendaria irrupción escandalosa de un Vigotsky siempre juvenil en la antigua Unión Soviética y su posterior crítica al biologicismo de Piaget; el triunfo occidental de éste, con la muerte prematura de aquél, y la revolución cognitiva que intenta por los sesentas integrar a los dos investigadores, se complementan, no se oponen, afirman; hasta nuestros días postestructuralistas, postmodernos, constructivistas y desconstruccionistas y otras escuelas, se ha caracterizado por ser un siglo -ísmico.
Artículo séptimo: Concluida la votación y hecho público el escrutinio, se hará saber inmediatamente al pueblo; el ciudadano que resultó electo diputado a pluralidad de votos, en la inteligencia que debe reunir las más recomendables cualidades, principalmente estar acreditado de un modo indeficiente su fervorosa adhesión a la libertad del país y una virtuosa imparcialidad que le ponga a cubierto de la nota escandalosa de faccioso o de algún otro vicio que desdiga de tan alto ministerio, circunstancias que encarga sobremanera el gobierno como que la felicidad o desacierto de la elección resultará evidentemente o el feliz destino o el más ultrajante infortunio de los pueblos.