es una lástima

Traducciones

es una lástima

alas, regrettably, that'stoobad, unfortunately, whatapity

es una lástima

malheureusement
Ejemplos ?
Los «pimenteros» no contaban con medios para hacerse retratar, y es una lástima que no tengamos ahora el cuadro de uno de ellos, retratado en su tienda o yendo a la iglesia los días festivos.
-Sí, señor, en el número 5, que es donde se coloca a los presos que adquieren este mal; pues en la enfermería no hay siempre camas suficientes. Y para terminar agregó: -No tiene, pues, más que su merecido, pero es una lástima, porque era guapo mozo.
¡Dios mío! ¡Es una lástima; como está el mundo! Y durante la noche resonaron continuamente, a lo largo del oscuro pasillo, estremecimientos, rumores tenues apenas perceptibles, roces de pies desnudos, alientos entrecortados y crujir de faldas.
De las casas de té llega el sonido del laúd, y los fumadores de opio, con sus blancos rostros sonrientes, miran pasar a los viandantes. "Es una lástima que no estuvieras conmigo.
-Quisiera, pero no puedo. Sólo vine a saludarlos y me retiro. -Es una lástima que no quiera quedarse un rato más. Cenaría con nosotros.
Tiene una fotografía de Colosio en su oficina y cuenta que en algunos momentos, mira la foto y dice: es una lástima mi amigo que no estés aquí.
«Señor -digo para mis adentros, cuando veo tan honrado a Don Quijote en estos escaparates-, ¿no es una lástima que estos franceses no quieran hacernos igual justicia en otras cosas?
--A mí me trae sin cuidado el color que tenga --observó el lirio--. Lo que es una lástima es que no tenga los pétalos un poco más ondulados, pues estaría mucho mejor.
Objeté, sumamente tranquilo, con una serenidad que me nacía de la poca suerte: —Caramba, es una lástima, porque yo soy medio inventor, me hubiera encontrado en mi ambiente.
Mi riñón, mi pulmón, mi corva No me permiten más rendir homenaje A este Señor, como convendría. "¡Ay de mí! ¡Realmente es una lástima!" Dicen mi riñón y mi corva. ¡Oh!
Se cuidan los unos de no manchar la inmaculada nitidez del austero pensamiento abstracto, y huyendo de ponerle flecos y alamares, le esquematizan que es una lástima; huyen los literatos de una sustancia que no han gustado, y todavía se arrastra por esas cervecerías del demonio la bohemia romanticoide.
¡Ja, ja, ja! Es un pícaro muy simpático; es una lástima que no tenga principios. -¿Y que iba usted a hacer a casa de lady Mithers?