erupción


También se encuentra en: Sinónimos.

erupción

(Del lat. eruptio, onis < erumpere, precipitarse afuera.)
1. s. f. MEDICINA Aparición de granos, manchas o ampollas en la piel le ha salido una erupción en el brazo.
2. MEDICINA Conjunto de esos granos, manchas o ampollas.
3. GEOLOGÍA Expulsión violenta de materias sólidas, líquidas o gaseosas a la superficie terrestre por los volcanes, grietas o fracturas de la corteza.

erupción

 
f. geol. Emisión o expulsión de materias sólidas, líquidas o gaseosas, por aberturas o grietas de la corteza terrestre.
med. Aparición y desarrollo en la piel o en las mucosas de granos, manchas o vesículas.
pat. Estos mismos granos o manchas.

erupción

(eɾup'θjon)
sustantivo femenino
1. expulsión repentina de la sustancia contenida en un lugar una erupción volcánica
2. medicina aparición en la piel de granos o manchas Sufrí una erupción de sarampión.
Sinónimos

erupción

sustantivo femenino
sarpullido, dermatosis* (medicina), eccema (medicina), calentura, pupa, bocera*, boquera, vaharera.
Traducciones

erupción

éruption

erupción

uitbarsting

erupción

erupção

erupción

έκρηξη

erupción

erupce

erupción

噴火

erupción

Eruption

erupción

SF
1. (Geol) → eruption
estar en erupciónto be erupting
entrar en erupciónto (begin to) erupt
erupción solarsolar flare
2. (Med) erupción cutánearash, eruption (frm)
3. (= estallido) [de violencia] → outbreak, explosion; [de ira] → outburst

erupción

f (derm) eruption, rash, outbreak; (dent, form) teething; — fija medicamentosa fixed drug eruption; —polimorfa lumínica polymorphous light eruption
Ejemplos ?
Sin estas plausibles noticias, que sirven para afirmar la constancia, y cuando sólo se presagiaban fatalidades, hizo una erupción el volcán del patriotismo.
Y en esta penumbra verde, moteada de inquietos puntos de sol; en este ambiente rumoroso, donde aletean tenues mariposas, zumban pesados insectos de metálico coselete y alas estridentes, y vuela el regio faisán, aristócrata del aire, extienden las rosas su erupción primaveral: unas, encendidas, de color de aurora; otras, pálidas y sedosas, con el tinte suave de la carne femenil oculta bajo el misterio de las ropas.
A los dos meses de estar Fígaro con Don Serafín, todo cambió en la morada de éste: Alejandro estuvo gravemente enfermo con una erupción, su padre se quedó cojo de una caída, una criada le robó los cubiertos, y Pepita no cesaba de perder, ya pendientes, ya pañuelos, ya muñecas.
Parece que en esta babel el interés egoísta del momento sea la única voz de inteligencia que comprenda la mayor parte de los hombres de partido II ¿Y qué hace el país en presencia de esta creciente y amenazadora erupción de las pasiones políticas?
“El 1° de febrero, ocupados nosotros en recoger los equipajes para continuar el camino, el monte volcánico de la Laxa, repentinamente, hizo erupción con tal furia que sólo confiando en Dios, no pensara y me persuadiera ciertamente de que habíamos de ser cubiertos por una lluvia de piedras o de lava.
¡Dios!, ¡carajos demonios!, ¡animales, sois unus estúpidos con vuestro viejo Dios! Y un torrente de imprecaciones discurrió como un río de lava ardiente en una erupción del Vesubio.
Gracias al capricho de la erupción que destruyó cuatro ciudades, aquella noble forma, reducida a polvo desde hace casi dos mil años, ha llegado hasta nosotros; la curva de una garganta ha atravesado los siglos cuando tantos imperios desaparecidos no han dejado ni rastro...
(Aplausos.) Destaco la disciplina ejemplar de las Fuerzas Armadas y Carabineros; su empeño, su empuje y sacrificada actitud en las horas duras del terremoto, de la nevazón y de la erupción volcánica.
(-El lugar es en las alturas de Puerta Barrancas antes de internarse por Cajón de los Nevados desde donde pueden observarse las manchas oscuras de las rocas de obsidiana que por una primitiva erupción taponaron el desagüe de la laguna Fea hacia Chile y la obligaron a volcarse hacia el Barrancas.
Lo habían fijado tan cercano, que llegó pronto hasta para mí, que lo esperaba con febril impaciencia y que temía que un temblor de tierra, una erupción volcánica o cualquier otra gran convulsión de la naturaleza viniera a interponerse interrumpiendo la expedición.
No quise, pues, dejar pasar la hermosa y apacible luna de julio sin que alumbrara en la penosa diversión de trepar a las cumbres del volcán, que estaba además encendido y amagando una pequeña erupción.
Entre tanto, después de las recientes zambras y jaleos, ¿pensáis que Santander ha quedado como un campamento militar pasada la batalla, es decir, asolado? Pues nada de eso; es un volcán apagado, pero que deja sentir en sus entrañas las señales de otra erupción.