erróneo

(redireccionado de erróneas)
También se encuentra en: Sinónimos.

erróneo, a

(Del lat. erroneus.)
adj. Que no es acertado o que contiene error realizó un juicio erróneo. equivocado correcto

erróneo, -a

 
adj. Que contiene error.

erróneo, -nea

(e'roneo, -nea)
abreviación
correcto que contiene equivocación o fallo un procedimiento erróneo
Traducciones

erróneo

falsch

erróneo

erroné

erróneo

errado

erróneo

zły

erróneo

λάθος

erróneo

грешен

erróneo

forkert

erróneo

間違った

erróneo

잘못된

erróneo

fel

erróneo

ADJ (= equivocado) → mistaken, erroneous; (= falso) → untrue, false
Ejemplos ?
Por amor se pueden hacer muchas cosas buenas y muchas malas. Acertadas y erróneas. Yo nunca imaginé entrar a la Gran Historia de mi país, pero así ocurrió.
Generalmente dominan en él la pasión y el interés político o partidista, que tanto perturban el criterio y que es natural produzcan resoluciones erróneas o injustas de parte de las corporaciones políticas tratándose de cosas que a los partidos y a la política atañen.
que incumbe a los científicos, junto a otros importantes agentes, una responsabilidad especial para evitar las aplicaciones de la ciencia que son éticamente erróneas o que tienen consecuencias negativas, 22.
Nacen así la Semiótica y sus ramas; la Lingüística del texto, la Semiótica Textual, la Narratología, la Gramatología, la Pragmática Lingüística, la Nueva Hermenéutica, la Nueva Retórica, etc.; la Sociolingüística y la Sociología Interaccional; la Psicolingüística; la Antropología Lingüística y Cultural; la Etnometodología, la Etnografía de la Comunicación, la Teoría de la Argumentación, heredera de la vieja retórica y un imponente etc.; no menos imponente que el de la aplicación, a veces en erróneas calcas, de las, ya para mediados del siglo XX, famosas escuelas lingüísticas: Ginebra, Praga, Copenhague, París, Londres, además de las teorías derivadas de Leonard Bloomfield.
Errónea declararon unánimemente los sabios la doctrina de Galileo; y sin embargo, Galileo tuvo razón con- tra su siglo. Hoy, en materia filosófica, literaria ó sociológica, no hay doctrinas erróneas, sino discutibles.
En esta explicación, tendremos la oportunidad de conocer lo que verdaderamente es el nacionalismo; al mismo tiempo que nos dará la oportunidad de despejar algunas ideas erróneas acerca de su índole.
Por ello, lógico es entender que sus pensamientos, sus discursos, sus escritos, en los orígenes, no tenían mayor difusión que la de un círculo vecinal de discípulos; grupúsculos que tomando como eje a su maestro, repetían las “iluminaciones” de éste, acertadas o erróneas.
utilicen las horas sindicales según el acuerdo y supervisión expresos del sindicato en cuestión, para que no se produzcan unas prácticas erróneas del anarcosindicalismo.
Porque toda esta doctrina, o es invención de los hombres o de los demonios, y no de los demonios que ellos llaman buenos, sino, por hablar más claro, de los espíritus inmundos o, más ciertamente, malignos, los cuales con admirable odio y envidia ocultamente plantan en los juicios de los impíos unas opiniones erróneas y perniciosas con que el alma más y más se vaya desvaneciendo y no pueda acomodarse ni adaptarse con la inmutable y eterna verdad; y en ocasiones, evidentemente, las infunden en los sentidos y las confirman con los embelecos y engaños que les es posible imaginar.
Cuando el obrero tuviese ideas bastantes, rectificaría muchas erróneas de las que hoy tiene; no iría ciego a estrellarse contra los efectos, como quien ignora la causa, y no siendo insensato para pedir lo imposible, podría ser fuerte para exigir lo justo.
Artículo 44.- Concluida la investigación, el Visitador General formulará, en su caso, un proyecto de Recomendación, o acuerdo de no responsabilidad en los cuales se analizarán los hechos, los argumentos y pruebas, así como los elementos de convicción y las diligencias practicadas, a fin de determinar si las autoridades o servidores han violado o no los derechos humanos de los afectados, al haber incurrido en actos y omisiones ilegales, irrazonables, injustas, inadecuadas, o erróneas, o hubiesen dejado sin respuesta las solicitudes presentadas por los interesados durante un período que exceda notoriamente los plazos fijados por las leyes.
La situación era difícil. Las informaciones eran en muchos sentidos erróneas. Ibamos a atacar en pleno día, al amanecer, una posición fuertemente defendida, a orillas del mar, bien armada y con tropas enemigas a nuestra retaguardia, a no mucha distancia, y en medio de aquella situación de confusión en que fue necesario pedirles a los hombres un esfuerzo supremo, una vez que el compañero Juan Almeida asumió una de las misiones más difíciles, sin embargo quedaba uno de los flancos completamente desprovisto de fuerzas, quedaba uno de los flancos sin una fuerza atacante que podía poner en peligro la operación.