Ejemplos ?
Por lo cual erráis si os persuadís que hay algún privilegiado, pues también le vendrá su parte de trabajo al que ha sido mucho tiempo dichoso: porque lo que parece está olvidado, no es sino dilatado.
Y cuando vos la perdáis… —Yo mismo la cobraré., —Yo también me lo pensé, pero como yo, la erráis, que es la mujer un cristal que si se empaña una vez, la mancha o la palidez se lavan luego muy mal.
—¿A don Juan mirando estoy? —¿A quien veo es a don Tello? —¡Por Dios, que no erráis en ello! —Ni vos en mí: don Juan soy. —Seguidme.