ero


También se encuentra en: Sinónimos.

-ero, -era

 
Sufijo procedente del l. - ariu. Forma sustantivos que denotan: oficio, aduanero, librero; árbol, membrillero; lugar, abejera; pertenencia o relación, dominguero, sopero, rinconera.
Ejemplos ?
Parece, á primera vista, que el poeta se hubiera propuesto escribir con pies forzados, y sacrificar la idea á la robustez y gracia del consonante; i ero esta presunción queda destruida ante la soltura y facilidad de los versos.
Hállase próximamente á unas cuatro horas de la ciudad, y, aunque la ascensión es algo molesta, puede darse por bien empleada ante el panorama sin rival que desde su cumbre se disfruta. Otras ruinas hay en su cumbre, ero de muy distinta especie alas señaladas.
Si yo rrespondier tu non entrarás en armas.» 143. ero Vermúez conpeçó de fablar; detiénes’le la lengua, non puede delibrar, mas quando enpieça sabed, no l’ da vagar: «¡Direvos, Çid, costumbres avedes tales!
El carácter de universalidad de las noticias biográficas de esta obra que estudia en sus pajinas todas las profesiones de la vida civilizada, da a este Diccionario una tendencia que jeneralmente no tienen las obras del mismo jen ero.
Al infeliz le entró temblor de nervios, y apenas si pudo hilvanar la excusa de que había cumplido órdenes de sus su- periores, y añadir que estaba llano á predicar devolviéndole á su señoría la sílaba.— No me devuelva usted nada y quédese con ella— continuó el General;— i ero sepa usted que yo, en castigo de su insolencia, le quito también la primera sílaba de su apellido, y entienda que lo fusilo sin misericordia el día en que se le ocurra iPirmar Zapata.
La soberbia es el padrino, una silla es la cimera, oh, qué pompa y qué manera escuchad que el monte es fino: "Super astra Dei exaltabo solium meum et símilis ero Altissimo".
Y brillaban mis ojos de contento.- Era su hálito puro mi alimento, mi concierto su voz; ero su rostro, su mirar mi encanto; era su triste y doloroso llanto mi tormento feroz.
SCHIFFRIN .- ...ero en realidad, este, la cuestión, incluso en el mismo Hábeas Corpus, se afirma que la desaparición fue en Buenos Aires y después si fue a la E.S.M.A.
Era el de Arredondo un buen mozo á carta cabal, y hombre de clarísima inteligencia; i ero gozaba la triste reputación de no ser escrupuloso de conciencia, tratándose de adquirir dinero.
Un padre ó una madre que, engreídos con sus pergaminos, obstaculizan el matrimonio de un hijo, á quien la mocedad y el inherente calorcillo de la sangre traen encalabrinado por una chica que no luce otras dotes que las de virtud y hermosura, j ero cuyo primer sueño no fué arrullado en cuna dorada, son tipos que abundan en el teatro de Lope y de Calderón.
La información manifiesta que el trabajo de las minas se llevaba a cabo con excesivos gastos y costas, de modo que en la paga de los indios y compra de los pertrechos se gastaba casi la mayor parte de su producto. El pago del quinto de ero era muy honeroso, porque no les quedaba utilidad a los mineros.
El natural de Brasil se denomina brasileño o brasileña, aunque en el habla corriente de varios países hispanos limítrofes con Brasil, también se usa con carácter de sinónimo tanto brasilero como brasilera, así como también se usan estos dos términos en otros diferentes contextos, al utilizarlos por ejemplo como adjetivo o como sustantivo. Véase que en la formación de gentilicios en idioma español, se usan ambas terminaciones -eño, -ero.