ermitaño

(redireccionado de ermitaños)
También se encuentra en: Sinónimos.

ermitaño, a

1. s. Persona que vive en la ermita y cuida de ella el ermitaño nos enseñó su morada. eremita
2. s. m. RELIGIÓN Asceta que vive en soledad siempre fue muy independiente y ahora es feliz en su vida de ermitaño.
3. ZOOLOGÍA Crustáceo pagúrido que protege su abdomen alojándose en la concha vacía de algún molusco.
NOTA: Nombre científico: (Eupagurus.)

ermitaño, -ña

 
m. f. Persona que vive en la ermita y cuida de ella.
m. Asceta que vive en soledad.
zool. Crustáceo decápodo (gén. Eupagurus) que, para proteger su abdomen, se aloja en la concha vacía de algún molusco.

ermitaño, –ña

(eɾmi'taɲo, -ɲa)
sustantivo masculino-femenino
1. religión persona religiosa que habita en soledad para dedicarse a la contemplación Visitamos al ermitaño para oír sus enseñanzas.
2. persona que gusta de vivir en soledad Su tío es un ermitaño, no sale de su casa.
Sinónimos

ermitaño

sustantivo masculino
(crustáceo) paguro, solitario.

ermitaño

, ermitaña
sustantivo
eremita, anacoreta*.
Eremita y anacoreta designan al asceta que vive en soledad, y especialmente a los primeros ascetas cristianos que se retiraban al yermo. Por ermitaño suele entenderse hoy el que vive en una ermita y cuida de ella.
Traducciones

ermitaño

زاهد

ermitaño

ermità

ermitaño

Einsiedler, Eremit

ermitaño

hermit

ermitaño

eremiit

ermitaño

ermite

ermitaño

anachoreta

ermitaño

heremiet

ermitaño

eremita

ermitaño

отшелник

ermitaño

Eneboer

ermitaño

隠者

ermitaño

/a SM/F
1. (= persona) → hermit
2. (Zool) → hermit crab
Ejemplos ?
Lo dedica a don Francisco Esteban de Olivera, Teniente de Alguacil Mayor y Fiel Ejecutor de esta capital, su maestro el Reverendo Padre fray José de Erazo, del Orden de Ermitaños.
¡Qué pueblo de pecadores trascendentales el que acierte a poner el gorro de cascabeles en la amarilla calavera que llenaba de meditaciones sombrías el alma de los viejos ermitaños!
San Agustín... Santos Pontífices y Confesores... San Benito... Santos Monges y Ermitaños... San Juan... Santa María Magdalena... Santas Vírgenes y Viudas...
os paguroideos (Paguroidea) son una superfamilia de crustáceos decápodos, conocidos popularmente como cangrejos ermitaños o paguros.
Existen alrededor de 500 especies de cangrejos ermitaños alrededor del mundo, siendo la mayoría acuáticos, pero existiendo algunos terrestres.
Algunos ermitaños no se conforman con la protección de la concha y se asocian con anémonas que imponen a los depredadores con sus tentáculos urticantes.
Érase un viejecito macrobio, de un feo contra el hipo, con dos dientes ermitaños en las encías, con más arrugas que fuelle de órgano, que vivió en Arequipa por los años de mil ochocientos y pico.
Mas dejando estos, os quiero decir que estamos muy sentidos de los potajes que hacéis de nosotros, pintándonos con garra sin ser aguiluchos; con colas, habiendo diablos rabones; con cuernos, no siendo casados; y mal barbados siempre, habiendo diablos de nosotros que podemos ser ermitaños y corregidores.
José Matías Vázquez de Acuña, Menacho, Morga, Zorrilla de la Gándara, León, Mendoza, Iturgoyen, Lisperguer, Amasa, Román de Aulestia, Sosa, Gómez, Boquete, Ribera, Renjifo, Ramos, Galván, Caballero, Borja, Maldonado, Muñoz de Padilla y Fernández de Ojeda, vástago de conquistadores por todos sus apellidos, caballero de la orden de Santiago, gentilhombre de Cámara con entrada, elector de la abadía de San Andrés de Tabliega en la merindad de Montijo, patrón en Lima del convento grande de Nuestra Señora de Gracia, del orden de ermitaños de San Agustín y de su capilla del Santo Cristo de Burgos...
¡Rizos rubios, dorados, luminosos, cabezas adorables, cuántas veces os he visto en mis sueños pecadores más bellas que esas aladas cabezas angélicas que solían ver en sus sueños celestiales los santos ermitaños!
Era una de esas visiones místicas y carnales con que el diablo tentaba en otro tiempo a los santos ermitaños: Yo creía haber roto para siempre las redes amorosas del pecado, y el Cielo castigaba tanta arrogancia dejándome en abandono.
Bandos contra las mujeres que, llamándose honestas, se presentan en público luciendo cosas que no siempre son para lucidas; bandos contra los ermitaños de Baco; bandos contra el libertinaje de las costumbres; bandos sobre el salario; bandos sobre los monederos falsos; bandos enumerando los festejos con que debía celebrarse la canonización de San Francisco Solano, y tanta era su fiebre de promulgar bandos que, como hemos dicho, el pueblo limeño lo llamaba Pepe Bandos.