erguir

(redireccionado de erguía)
También se encuentra en: Sinónimos.

erguir

(Del lat. erigere.)
1. v. tr. y prnl. Levantar y poner derecha una cosa erguí el cuello para verlo mejor. alzar
2. v. prnl. Ponerse de pie, enderezarse no lo había visto hasta que se irguió. abajarse
3. Volverse una persona engreída o soberbia. engreírse

erguir

 
tr. Levantar y poner derecha [una cosa].
prnl. fig.Engreírse, ensoberbecerse.
Conjugación: Indic. Pres.: irgo o yergo, irgues o yergues, irgue o yergue; irguen o yerguen. Pret. indef.: erguí, erguiste, irguió; irguieron. Sub. Pres.: irga o yerga, irgas o yergas, irga o yerga; irgamos o yergamos, irgáis o yergáis, irgan o yergan. Imperf.: irguieras, irguiera o irguiese, irguieses, irguiese; etc. Fut. imperf.: irguiere, irguieres, irguiere; etc. Imperat.: irgue o yergue, irga o yerga, irgamos o yergamos, erguid, irgan o yergan. Partic.: erguido. Ger.: irguiendo.

erguir

(eɾ'γiɾ)
verbo transitivo
inclinar poner una cosa en posición vertical erguir el cuerpo

erguir


Participio Pasado: erguido
Gerundio: irguiendo

Presente Indicativo
yo irgo {or} yergo
tú irgues {or} yergues
Ud./él/ella irgue {or} yergue
nosotros, -as erguimos
vosotros, -as erguís
Uds./ellos/ellas irguen {or} yerguen
Imperfecto
yo erguía
tú erguías
Ud./él/ella erguía
nosotros, -as erguíamos
vosotros, -as erguíais
Uds./ellos/ellas erguían
Futuro
yo erguiré
tú erguirás
Ud./él/ella erguirá
nosotros, -as erguiremos
vosotros, -as erguiréis
Uds./ellos/ellas erguirán
Pretérito
yo erguí
tú erguiste
Ud./él/ella irguió
nosotros, -as erguimos
vosotros, -as erguisteis
Uds./ellos/ellas irguieron
Condicional
yo erguiría
tú erguirías
Ud./él/ella erguiría
nosotros, -as erguiríamos
vosotros, -as erguiríais
Uds./ellos/ellas erguirían
Imperfecto de Subjuntivo
yo irguiera
tú irguieras
Ud./él/ella irguiera
nosotros, -as irguiéramos
vosotros, -as irguierais
Uds./ellos/ellas irguieran
yo irguiese
tú irguieses
Ud./él/ella irguiese
nosotros, -as irguiésemos
vosotros, -as irguieseis
Uds./ellos/ellas irguiesen
Presente de Subjuntivo
yo irga {or} yerga
tú irgas {or} yergas
Ud./él/ella irga {or} yerga
nosotros, -as irgamos {or} yergamos
vosotros, -as irgáis {or} yergáis
Uds./ellos/ellas irgan {or} yergan
Futuro de Subjuntivo
yo irguiere
tú irguieres
Ud./él/ella irguiere
nosotros, -as irguiéremos
vosotros, -as irguiereis
Uds./ellos/ellas irguieren
Imperativo
irgue {or} yergue (tú)
irga {or} yerga (Ud./él/ella)
erguid (vosotros, -as)
irgan {or} yergan (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había erguido
tú habías erguido
Ud./él/ella había erguido
nosotros, -as habíamos erguido
vosotros, -as habíais erguido
Uds./ellos/ellas habían erguido
Futuro Perfecto
yo habré erguido
tú habrás erguido
Ud./él/ella habrá erguido
nosotros, -as habremos erguido
vosotros, -as habréis erguido
Uds./ellos/ellas habrán erguido
Pretérito Perfecto
yo he erguido
tú has erguido
Ud./él/ella ha erguido
nosotros, -as hemos erguido
vosotros, -as habéis erguido
Uds./ellos/ellas han erguido
Condicional Anterior
yo habría erguido
tú habrías erguido
Ud./él/ella habría erguido
nosotros, -as habríamos erguido
vosotros, -as habríais erguido
Uds./ellos/ellas habrían erguido
Pretérito Anterior
yo hube erguido
tú hubiste erguido
Ud./él/ella hubo erguido
nosotros, -as hubimos erguido
vosotros, -as hubísteis erguido
Uds./ellos/ellas hubieron erguido
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya erguido
tú hayas erguido
Ud./él/ella haya erguido
nosotros, -as hayamos erguido
vosotros, -as hayáis erguido
Uds./ellos/ellas hayan erguido
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera erguido
tú hubieras erguido
Ud./él/ella hubiera erguido
nosotros, -as hubiéramos erguido
vosotros, -as hubierais erguido
Uds./ellos/ellas hubieran erguido
Presente Continuo
yo estoy irguiendo
tú estás irguiendo
Ud./él/ella está irguiendo
nosotros, -as estamos irguiendo
vosotros, -as estáis irguiendo
Uds./ellos/ellas están irguiendo
Pretérito Continuo
yo estuve irguiendo
tú estuviste irguiendo
Ud./él/ella estuvo irguiendo
nosotros, -as estuvimos irguiendo
vosotros, -as estuvisteis irguiendo
Uds./ellos/ellas estuvieron irguiendo
Imperfecto Continuo
yo estaba irguiendo
tú estabas irguiendo
Ud./él/ella estaba irguiendo
nosotros, -as estábamos irguiendo
vosotros, -as estabais irguiendo
Uds./ellos/ellas estaban irguiendo
Futuro Continuo
yo estaré irguiendo
tú estarás irguiendo
Ud./él/ella estará irguiendo
nosotros, -as estaremos irguiendo
vosotros, -as estaréis irguiendo
Uds./ellos/ellas estarán irguiendo
Condicional Continuo
yo estaría irguiendo
tú estarías irguiendo
Ud./él/ella estaría irguiendo
nosotros, -as estaríamos irguiendo
vosotros, -as estaríais irguiendo
Uds./ellos/ellas estarían irguiendo
Sinónimos
Traducciones

erguir

to raise, cock, raise, straighten

erguir

זקוף

erguir

A. VT
1. (= levantar) → to raise, lift
erguir la cabeza (lit) → to hold one's head up (fig) → to hold one's head high
2. (= enderezar) → to straighten
B. (erguirse) VPR
1. (= enderezarse) (al ponerse en pie) → to straighten up, stand up straight; (estando sentado) → to sit up straight
2. (= envanecerse) → to swell with pride
Ejemplos ?
Allí finalizó su búsqueda, porque en el centro de la plataforma, en aquel pequeño mundo elevado sobre el nivel de las calles adyacentes, se erguía, rodeada de yerbajos y zarzas, una masa titánica y lúgubre sobre cuya identidad, aun viéndola de cerca, no podía equivocarse.
Apresuréme para ganar la otra orilla, y cuando ya mi caballo se erguía asentando los cascos en la arena, sentí en el brazo izquierdo el golpe de una bala y correr la sangre caliente por la mano adormecida.
Y me ha asaltado este otro terror: el espectro de Akileo se erguía en lo alto de su túmulo, y pedía como recompensa alguna de las troyanas abrumadas de innumerables males.
En medio de la pequeña sala afiebrada de la potente emanación del instante suspenso, centrando la reunión con la presencia misteriosa y suspecta de raro fetiche de las circunstancias, empecatado y recalcitrante, se erguía la esbelta torrecilla, caprichosa, grácil, de silueta estrangulada en cinturas de bailarina, de narguilé...
La sonrisa vaga que envolvía su rostro, como la brisa en un lago sereno, acusaba la piedad y el amor. Su rostro anguloso, cubierto de una palidez de insomnio, se erguía sólido sobre los hombros.
En el brazo del hada de la vida, el año próximo a expirar había recobrado la plenitud de sus fuerzas, y se erguía, vigoroso, sonriendo, resucitado.
Se apoyó en el zócalo de un fauno soberbio y bizarro, cincelado por Plaza, que húmedos de rocío sus cabellos de mármol bañaba en luz su torso espléndido y desnudo. Vio un lirio que erguía al azul la pureza de su cáliz blanco, y estiró la mano para cogerlo.
Cubiertos de cenizas estaban sus vestidos; cubiertas de ceniza también, la cana cabellera y la poblada barba; se erguía, altivo y triunfante, alzando en el aire el tesoro por el que tanto sufriera.
Primeramente, en la base, había un cuadrado de cartón azul que figuraba un templo con pórticos, columnatas y estatuillas de estuco todo alrededor, en hornacinas consteladas de estrellas de papel dorado; después, en el segundo piso, se erguía un torreón en bizcocho de Saboya, rodeado de pequeñas fortificaciones de angélica, almendras, uvas pasas, cuarterones de naranjas; y, finalmente, en la plataforma superior, que era una pradera verde donde había rocas con lagos de confituras y barcos de cáscaras de avellanas, se veía un Amorcillo balanceándose en un columpio de chocolate, cuyos dos postes terminaban en dos capullos naturales, a modo de bolas, en la punta.
Alicia miró a su alrededor hacia las flores y hojas de hierba, pero no vio nada que tuviera aspecto de ser la cosa adecuada para ser comida o bebida en esas circunstancias. Allí cerca se erguía una gran seta, casi de la misma altura que Alicia.
Las musmís de nombres de flor, de sonrisa trazada con un rasgo de cinabrio, de rizos simulados con una voluta de tinta china, de cara pálida, lisa, graciosamente tristona; las aseñoritadas meretrices de formas recogidas y puras, de púdico ropaje, se asomaban a las barandillas de sus balconadas, le llamaban, le cantaban versos elogiosos, llamándole guerrero divino, terror del Occidente, sucesor de los héroes que la crónica fiel rodea de leyendas, en caracteres de cobalto y oro. El herido se erguía altivo, extasiado, y notaba al erguirse que un choque, un tilinteo de armas acompañaba la acción.
Su altivez andante dejaba ver con descaro la insinuación de quienes se muestran superiores, aunque no lo sean. Erguía el cuerpo con aparente categoría y su mirada se llenaba de menosprecios.