equinoccio

(redireccionado de equinoccios)

equinoccio

(Del lat. aequinoctium < aequus, igual + nox, noche.)
s. m. ASTRONOMÍA Cada uno de los dos puntos del movimiento anual de la Tierra en los que los rayos del Sol forman un ángulo de 90 grados con el eje de la Tierra y en los que los días son iguales a las noches en todo el planeta hay dos equinoccios, el de primavera y el de otoño.

equinoccio

 
m. astron. Cada uno de los momentos del año en que el Sol, en su movimiento aparente, pasa por el punto en donde se cortan la eclíptica y el ecuador.

equinoccio

(eki'nokθjo)
sustantivo masculino
momento en que, debido a la posición del Sol, la duración de día y noche son iguales en toda la tierra Hay dos equinoccios: el de primavera y el de otoño.
Traducciones

equinoccio

équinoxe

equinoccio

equinox

equinoccio

equinozio

equinoccio

Equinox

equinoccio

equinócio

equinoccio

Равноденствие

equinoccio

Equinox

equinoccio

Päiväntasaus

equinoccio

Equinox

equinoccio

SMequinox
equinoccio otoñalautumnal equinox
equinoccio vernalvernal equinox
Ejemplos ?
A pesar de lo anteriormente expuesto, recientemente algunos estudiosos han querido demostrar que las orientaciones hacia los equinoccios astronómicos no son tan evidentes en la arquitectura maya.
Cierto es que el fenómeno del Castillo de Chichén Itzá puede observarse durante varios días alrededor de cada equinoccio, pero no hay pruebas de que realmente se relacione con los equinoccios y de que así haya sido planificado por los mayas.
Pronto se dieron cuenta de ciertos errores cometidos por el astrónomo alejandrino, principalmente en lo relativo al tiempo de revolución de la Luna, los límites de los eclipses solares y las posiciones respectivas de Mercurio y Venus con relación al Sol. El descubrimiento más importante hecho por los astrónomos árabes fue la precesión de los equinoccios.
Dentro de las festividades de estación se distinguen dos tipos: mayores (referidos a los cambios más importantes en la Tierra y, por ende, en la tribu) y menores (los equinoccios y solsticios).
La nutación hace que cada 18,6 años el eje de rotación de la Tierra oscile hasta unos nueve segundos de arco a cada lado del valor medio de la oblicuidad de la eclíptica y hasta unos 17 segundos a cada lado del valor medio de desplazamiento del punto Aries sobre la eclíptica debido a la precesión de los equinoccios.
En Mesoamérica, también ha sido común los estudios arqueoastronómicos, especialmente aquellos dedicados hacia las salidas y puestas de los astros (principalmente el sol) no sólo hacia puntos con una importancia astronómica a simple vista como los equinoccios, solsticios o pasos del sol por el cenit del lugar, sino hacia fechas con especial significado en los calendarios y rituales de cada grupo que perteneció a ésta vasta región del continente americano.
La precesión de los equinoccios es el cambio en la dirección del eje de la Tierra que gira en 26.000 años alrededor del eje de la eclíptica.
Abordó la matemática a través de la física, con el problema de los tres cuerpos (imposibilidad de encontrar ecuaciones de las trayectorias - inestabilidad del sistema), la precesión de los equinoccios (razón del deslizamiento de las estaciones), las cuerdas vibrantes (distintos modos de vibración - aplicación a la música).
Este Punto Aries está sometido a la Precesión de los equinoccios, uno de los siete movimientos que tiene la Tierra, retrógrado, que hace que se desplace hacia atrás unos 50 s al año.
La fotometría a lo largo de medio año uraniano (desde los años 50) ha mostrado una variación regular del brillo en dos bandas espectrales, con los máximos durante los solsticios y los mínimos durante los equinoccios.
n astronomía, la precesión de los equinoccios es el cambio lento y gradual en la orientación del eje de rotación de la Tierra, que hace que la posición que indica el eje de la Tierra en la esfera celeste se desplace alrededor del polo de la eclíptica, trazando un cono y recorriendo una circunferencia completa cada 25 776 años, período conocido como año platónico, de manera similar al bamboleo de un trompo o peonza.
Históricamente se le atribuye el descubrimiento de la precesión de los equinoccios a Hiparco de Nicea como el primero en dar el valor de la precesión de la Tierra con una aproximación extraordinaria para la época.