epulón


Búsquedas relacionadas con epulón: lázaro
Traducciones

epulón

epulone
Ejemplos ?
Una vez allí es contratado por el niño Jesús para que investigue y salve de la pena de muerte a su padre José, condenado por el asesinato de un rico ciudadano, Epulón.
Y gritando, dijo: “Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía en esta llama.” Pero Abraham le dijo: “Hijo, recuerda que durante tu vida recibiste tus bienes, y Lázaro, igualmente, males; pero ahora él es consolado aquí, y tú estás en agonía (Lucas 16:19-25, texto habitualmente conocido como Parábola del rico epulón y el pobre Lázaro).
Las lecturas establecidas para ese día eran de la primera epístola de Juan, "Dios es amor", y del evangelio según San Lucas, la parábola del rico epulón y el pobre Lázaro.
Con los nombres de " El festín de Baltasar " o " La cena de Baltasar " (Convivium Balthasaris en latín) el tema ha sido frecuentemente representado en el arte cristiano, en la tradición de otros festines bíblicos presididos por personajes malvados, como el "festín de Herodes" o el de "el rico Epulón y el pobre Lázaro".
Estos capiteles siguen un ciclo narrativo de los episodios de la vida de Jesús; incluso en alguno se narra la parábola del rico Epulón que aparece lujosamente vestido y servido por un criado que le ofrece los manjares rodilla en tierra.
El festín de Baltasar (véase Belsasar) El rico Epulón y el pobre Lázaro Las bodas de Caná Comida en casa de Simón Fariseo y Cena en casa de Leví (véase Decorum) La Santa Cena La cena de Emaús
La intermedia es la situación del hombre desde la muerte a la resurrección, cada individuo, ¿en qué situación se encuentra?. Respecto a ello San Ireneo enseña las siguientes cosas sacadas de la exégesis del rico Epulón y el pobre Lázaro.
Mediante la parábola nos muestra los siguientes puntos: 1º perseverancia de las almas, es decir, las almas, tras la muerte perseveran en el ser, no se deshacen; 2º la no-transmigración de las almas, se mantiene con una subsistencia propia, aquí interviene la omnipotencia de Dios; 3º, las almas retienen la figura del cuerpo, que las hace reconocibles, por eso el rico Epulón reconoce a Lázaro, por tener la misma figura que en vida.
Su habilidad se extendió también a la utilización de estampas ajenas, tanto flamencas como italianas, y a la creación de escenas en complejos escenarios arquitectónicos, en ocasiones traspuestos de estampas y muy modificados, como hará en los Discípulos de Emaús del convento de San Antón o en los dos lienzos conservados en el Museo del Prado, la Parábola del rico Epulón y el pobre Lázaro y la Presentación de la Virgen en el templo, ésta creída durante mucho tiempo obra de Juan de Valdés Leal.
Completan la decoración los relieves en las paredes laterales con las Historias de la infancia de Cristo; La parábola del rico Epulón y El castigo de Avaricia y Lujuria.
C. como sepulcro para Cayo Cestio Epulón, magistrado. Su base, cuadrada, tiene alrededor de 30 metros de lado, y alcanza una altura de 36,40 metros.
a parábola del rico epulón y el pobre Lázaro o del hombre rico y del mendigo Lázaro, es una parábola propia y exclusiva del Evangelio de Lucas (capítulo 16, versículos 19 al 31) que la pone en labios de Jesús de Nazaret.