episcopal

(redireccionado de episcopales)
También se encuentra en: Sinónimos.

episcopal

(Del lat. episcopalis.)
1. adj. RELIGIÓN Del obispo se encontraron en el palacio espiscopal.
2. s. m. RELIGIÓN Libro que contiene las ceremonias y oficios propios de los obispos.

episcopal

 
adj. Relativo al episcopado.
m. liturg. Libro en que se contienen las ceremonias y oficios propios de los obispos.

episcopal

(episko'pal)
abreviación
relacionado con los obispos o con el conjunto de ellos una orden episcopal
Sinónimos

episcopal

adjetivo

episcopal:

obispal
Traducciones

episcopal

episcopal

episcopal

episcopal

episcopal

الأسقفية

episcopal

Episkopatu

episcopal

האפיסקופלית

episcopal

ADJ [autoridad, iglesia] → episcopal; [cargo] → bishopric
palacio episcopalbishop's palace
sede episcopal (= ciudad) → see
la Conferencia Episcopal Españolathe Synod of Spanish bishops
Ejemplos ?
— Sólo se exceptúan de la enajenación que queda prevenida, los edificios destinados inmediata y directamente al servicio u objeto del instituto de las corporaciones, aún cuando se arriende alguna parte no separada de ellos, como los conventos, palacios episcopales y municipales, colegios, hospitales, hospicios, mercados, casas de corrección y de beneficencia; como parte de cada uno de dichos edificios podrá comprenderse en esta excepción una casa que esté unida a ellos y la habiten por razón de oficio los que sirven al objeto de la institución, como las casas de los párrocos y de los capellanes de religiosas.
En todos los pueblos del tránsito fue el caracterizado personaje espléndidamente agasajado, y los hombres pudientes no escasearon obsequios de alhajas y de dinero, a trueque de las futuras episcopales bendiciones.
Si, pues, tales libreros se niegan a obedecer, los obispos, después de haberles avisado, no vacilen en privarles del título de libreros católicos, y mucho más del de episcopales, si lo tienen, y delatarlos a la Sede Apostólica si están condecorados con el título pontificio.
A la erección de la catedral de Santiago en metropolitana, que precedió pocos meses a mi entrada en el gobierno, siguió de cerca el establecimiento de las nuevas sedes episcopales de La Serena y Ancud.
Los diamantes se irisan y brillan como gotas de luz; semejan pedazos del cielo del trópico en las noches consteladas los oscuros zafiros; tú, rubí, ardes como una cristalización de sangre; las esmeraldas ostentan en sus cristales luminosos los verdes diáfanos de los bosques de mi tierra; tenéis vosotros, topacios y amatistas que ornamentáis los gruesos anillos episcopales, coloraciones suaves del cielo en las madrugadas de primavera, son azulinas, sonrosadas y verde pálidas las llamas que arden entre tu leche luminosa, ópalo cambiante; crisoberilos: vosotros brilláis con áureo brillo, como los ojos fosforescentes de los gatos, y quién dirá la delicia que procuráis a quien os mira, ¡oh, perlas!
Allí, en medio de los esplendores de la ceremonia oficial, de los uniformes, de las vestiduras episcopales, de los cirios, de los cánticos, el hombre era una aparición de la Edad Media, y de un salto -así debía ser en tal lugar- desaparecían seis o siete siglos, y estábamos en el tiempo en que largas procesiones de gente venida de los últimos confines del mundo llenaban las calles de la ciudad romántica, y se engolfaban en la basílica, cantando himnos cuya verdadera traducción no se ha encontrado.
Prefirió la presidencia de sus cátedras y el sabroso exercicio de los estudios á los canonicatos, á los supremos ministerios del foro, y á las ínfulas episcopales; y aun después de separado por jubilación de las tareas de la enseñanza pública, supo comprar su retiro y ocio literario con la renunciación de los cargos mas honoríficos.
Verdad es que los trujillanos no dieron importancia al cartel, pues continuaron acatando los mandatos del corregidor y disputándose las bendiciones episcopales.
Agudezas episcopales Y por si no vuelve a presentárseme ocasión para hablar del arzobispo Barroeta, aprovecho ésta y saco a relucir algunas agudezas suyas.
Pero ello es, que por aquellas regiones, y más allá, no hay noticias antiguas ni seguras de mártires ni santos, de sedes episcopales ni de obispos, ni apenas de monasterios y escritores, desde Vitoria á Lugo, ni antes ni después de la invasión agarena.
La enfermedad de glaucoma que me amenazó con dejarme totalmente sin vista, aunque operado felizmente, me ha privado de ella en grado suficiente para impedirme desempeñar la mayor parte de las ceremonias sagradas episcopales, y, en consecuencia, estoy al abrigo de todo peligro de nuevos cargos.
En todas las curias episcopales haya, pues, censores de oficio que reconozcan las cosas que se han de publicar: elíjanse de ambos cleros, sean recomendables por su edad, erudición y prudencia, y tales que sigan una vía media y segura en el aprobar y reprobar doctrinas.