epiplón


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con epiplón: mesenterio

epiplón

(Del gr. epiploon.)
s. m. ANATOMÍA Repliegue de la membrana peritoneal que une el intestino delgado con la pared posterior del abdomen. mesenterio
Sinónimos

epiplón

sustantivo masculino
(medicina) omento (medicina), redaño (medicina), mesenterio* (medicina), entresijo.
Traducciones

epiplón

epiploon

epiplón

m omentum
Ejemplos ?
La unión específica peritoneana de la curvatura mayor del estómago con el bazo se le llama epiplón gastroesplénico y en ella transcurre la arteria gastroepiploica izquierda.
Mesocolon, envuelve a partes del colon; Mesoapéndice, peritoneo del apéndice vermiforme; Mesocolon transverso, retiene al colon transverso; Mesocolon sigmoide, peritoneo del colon sigmoide; Ligamento ancho del útero, parte de la pared pélvica hasta el peritoneo, formando dos haces anchas que rodean al útero; Omento o epiplón, repliegue específico del peritoneo, se divide en dos partes: Epiplón mayor o gastrocólico: Es una gran bolsa de tejido peritoneal.
Epiplón menor o gastrohepático: recubre el borde izquierdo del hígado uniéndolo con el borde derecho del estómago, duodeno y a la curvatura menor del estómago.
La transcavidad de los epiplones propiamente dicha va a estar formada por su parte superior por el músculo diafragma e inferior por el mesocolon transverso y del lado izquierdo por el bazo y los dos epiplones respectivos (epiplón pancreatoesplénico y el epiplón gastroesplénico) y del lado derecho por el hiato de Winslow.
En el estadio III, el cáncer se ha diseminado desde el ovario hasta involucrar francamente a los ganglios linfáticos (2cm) y a vísceras contiguas, como el epiplón, intestino y/o vejiga.
Desde el bazo también parte un pliegue que se une con la cola del páncreas, llamado epiplón pancreático-esplénico que contiene a la arteria esplenica.
Encontrándose en la parte posterior del vestíbulo de la transcavidad de los epiplones, en el arco que forma al pasar de ser posterior a anterior esta arteria levanta el pliegue gastropancreático, para posteriormente penetrar en el omento menor o epiplón menor; es acompañada por su vena y por los ramos provenientes del nervio vago, del plexo celíaco y de los linfáticos, y aquí emite sus 4 ramas colaterales, que son: Una rama hepática para el lóbulo izquierdo del hígado.
Se encuentra en la parte posterior del vestíbulo de la transcavidad de los epiplones, en el arco que forma al pasar de ser posterior a anterior esta arteria levanta el pliegue gastropancreático, posteriormente esta arteria penetra en el epiplón menor, es acompañada por su vena y por los ramos provenientes del nervio vago del plexo celiaco y de los linfáticos, aquí emite sus 4 ramas colaterales que son: 1.- Una rama hepática para el lóbulo izquierdo del hígado.
Se produce principalmente en las úlceras situadas en la cara posterior, las cuales pueden perforar lentamente la pared del estómago o duodeno y penetrar en órganos vecinos como páncreas, epiplón, vía biliar, hígado y colon.
Dentro de sus ramas terminales proporcionan dos arterias gástricas que siguen la curvatura menor, una anterior y una posterior, contenidas en el epiplón menor muy cerca del estómago, la rama posterior se anastomosa por inosculación con una rama de la arteria gástrica derecha.
Región del vacío, flanco, lumbar o lateral derecha: región del colon ascendente, parte del duodeno y yeyuno Región del mesogastrio o umbilical: región del epiplón, mesenterio, yeyuno, íleon, colon transverso y donde está ubicado el ombligo.
El epiplón, la grasa perirrenal y el tejido subcutáneo constituyen la reserva energética más importante y están completamente disponibles para tal fin En el ayuno o huelga de hambre tenemos dos fuentes de energía: proteínas musculares triglicéridos del tejido adiposo Y dos vías de utilización: combustión total de glucosa, como va a suceder en el cerebro la glicólisis anaerobia, como va a ocurrir en los hematíes, y los ácidos grasos libres y cuerpos cetónicos por el resto del organismo Entre la fase primera y la segunda fase del ayuno si se pierden algunas proteínas musculares no ha de ser de forma excesiva por que los hechos demuestran que no se pierde excesiva masa muscular incluso con ayunos de dos o tres semanas.