epigramista

epigramista

s. m. y f. Persona que hacía o componía epigramas. epigramatista, epigramatario
Traducciones

epigramista

epigrammista
Ejemplos ?
1901 - El 20 de septiembre en el barrio Benavente, nace el poeta epigramista y dirigente nacionalista don Juan Gallardo Santiago, cercano colaborador de don Pedro Albizu Campos en las guerras literarias de la década de 1930.
Zevada, Director del Banco de Comercio Exterior y gran impulsor en la constitución de la impulsora minera de Angangueo. Celso Chávez Mendoza, músico, escritor y epigramista.
Interesado, decidió buscar sus epigramas. A partir de ese momento se convirtió en epigramista y seguidor de estos poetas. La poesía de Carreto se ha publicado en diversas revistas tanto nacionales como extranjeras, por lo que ha sido traducida a diversos idiomas como el Francés y el Húngaro.
Salvini-Donatelli tuvo una gran carrera en el canto en Italia cantando sobre todo en La Fenice y el Teatro Regio di Parma, donde en 1850 un soneto en su honor, escrito por el epigramista de la ciudad, Artaserse Folli, fue distribuido entre el público.
arlos Edmundo de Ory (Cádiz, España, 27 de abril de 1923 – Thézy-Glimont, Francia, 11 de noviembre de 2010) fue un poeta, ensayista, epigramista y traductor español, principal representante del postismo e hijo del poeta modernista Eduardo de Ory.
Werner Peek, un prominente epigramista, publicó su análisis de la inscripción en 1938 y concluyó que el idioma inscrito era griego.
este epigramista residente en Alejandría podría tener un lazo de parentesco con Posidipo aunque el nombre era corriente en Pella.La inscripción de Termo hacía alusión explícita al paso de su autor por el reino de los muertos y pudo ser similar a las láminas de oro situadas en la boca de los difuntos con la inscripción indicando su estatus de iniciado o sus coronas de follaje (hiedra, mirto), cuya misión era facilitar el paso al otro mundo.;La tablilla de maldición de Pela Entre las inscripciones relativas a las prácticas religiosas de los habitantes de Pela destaca una tablilla de plomo con una maldición amorosa, la cual atestigua la existencia de prácticas mágicas en Macedonia.
Con el precedente ya amanerado del poeta Publio Ovidio Nasón, brillan autores como el prosista Séneca, su sobrino el poeta Lucano, el epigramista Marcial y el historiador Tácito, quienes hacen gala de gran ingenio y concisión.