envite


También se encuentra en: Sinónimos.

envite

(Del cat. envit.)
1. s. m. JUEGOS Apuesta que se añade a la ordinaria en ciertos juegos de cartas.
2. Empujón dado a una persona, un animal o una cosa para moverlos del sitio donde están soportar el envite del toro.
3. Ofrecimiento de una cosa no se hizo de rogar, aceptó su envite sin más. invitación
4. al primer envite loc. adv. De buenas a primeras, con el primer intento al primer envite logró colocarse a la cabeza de la clasificación.

envite

 
m. Apuesta que se hace en algunos juegos, parando, además de los tantos ordinarios, cierta cantidad a un lance o suerte.
fig.Ofrecimiento de una cosa.
Empujón.
Al primer envite. De buenas a primeras.
Traducciones

envite

offer, push, stake

envite

SM
1. (= apuesta) → stake
2. (= ofrecimiento) → offer, bid; (= invitación) → invitation
3. (= empujón) → push, shove
al primer envitefrom the very start, right away
Ejemplos ?
Cítara, lira y arpa en el convite y otros semejantes instrumentos hacen temblar el aire con su envite dulce, armonioso y lleno de concentos.
De suerte que valor la lengua adquiere no menos que la vista en el envite, y pide al fin merced con su persona, que él, sin saber quizás, al punto dona.
Sentáronse luego, anduvo la cosa de buena manera; y, queriendo jugar antes el dinero que el tiempo, en poco rato perdió Lope seis escudos que tenía; y, viéndose sin blanca, dijo que si le querían jugar el asno, que él le jugaría. Acetáronle el envite, y hizo de resto un cuarto del asno, diciendo que por cuartos quería jugarle.
A ninguno criarían si en su ausencia pudiesen pervivir; que en todo envite esta es cuanta piedad, cuanta clemencia con los propios la inicua ley permite.
A ella no le desazonaba el cuerpo del Niño cuando el Niño entoavía ponía sus coplas en la luna, y si entonces no le dijo que sí al primer envite, fue porque como esa gachí es tan caprichosa y se le había metío en la cabeza no casarse nunca con un hombre que cantara mejor que ella, pos velay tú, por eso no transigió la primera vez que repicó la campana.
Le apellidaban el Padre Postas porque, cuando se entusiasmaba en sus sermones y quería ponderar la violencia y rapidez con que los demonios se llevan al infierno a los pecadores empedernidos, decía, ya que entonces no había aún ferrocarriles, que se los llevan en postas, y para explicarlo mejor, montaba a caballo en la delantera del púlpito, agitaba el cordón que ceñía sus hábitos como si fuese un látigo y le crujía y daba golpes diciendo: «arre, arre.» Se cuenta que una vez, hablando contra los juegos de azar y envite...
Un rayo de esperanza cruzó por el espíritu de don Manuel, y dirigiéndose al minero, dijo: -Amigo, ¿es usted hombre para aceptarme un envite?
Un frenético. Llegó a aceptar un envite de cinco mil pesos en una mesa de poker. Vendió mis joyas, un collar que me había regalado un amigo...
o me neguéis este día cuerditas vuestro favor, y contaré en el CIELITO de Maipú la grande acción. Cielo, cielito que sí, cielito de Chacabuco, si Marcó perdió el envite, Osorio no ganó el truco.
Güeno, viejo, si pa mi A Dios otra vez le pide, Le encargo que no se olvide De la caña "Paratí"; Que yo tamién dende aquí, Si el "trancazo" lo permite, Al cielo le haré un envite Pa que largue de a poquito Sobre su rancho bendito Lo que usté más necesite.
Habíala pedido a sus padres, aceptado ellos el envite y señaládose el próximo domingo de Cuasimodo para que el cura los atase en la tierra como en el cielo.
Pero Nise, en cuyo pecho siempre se conservó luminoso y vivo el celoso incendio, por no perder el venturoso envite del destino en el confuso juego del tiempo, respondió que don Lope entró con título de su esposo y que si se lo consintió fue por este respeto y por pedírselo por un billete.