envidiar

(redireccionado de envidio)

envidiar

1. v. tr. Sentir o tener envidia los envidia porque ellos han conseguido un gran éxito profesional.
2. Desear o querer lo que tienen otros envidio su cultura e inteligencia. anhelar, ansiar
3. no tener qué envidiar o tener poco que envidiar coloquial No ser una persona o una cosa inferior a otra mi coche tiene poco que envidiar al tuyo.

envidiar

 
tr. Tener envidia [de una cosa], sentir envidia [de una persona].
fig.Desear, apetecer [lo lícito].

envidiar

(enbi'ðjaɾ)
verbo transitivo
experimentar un sentimiento de disgusto causado por las posesiones de otra persona Mi hermano me envidia el trabajo.

envidiar

(embi'ðjaɾ)
verbo transitivo
tener una persona envidia de otra o de una cosa Le envidiaba las joyas que llevaba puestas.
tener una cosa o persona los mismos méritos y cualidades que otra Mi automóvil no tiene nada que envidiarle al tuyo.

envidiar

(enbi'ðjaɾ)
verbo transitivo
experimentar un sentimiento de disgusto causado por las posesiones de otra persona Mi hermano me envidia el trabajo.

envidiar

(embi'ðjaɾ)
verbo transitivo
tener una persona envidia de otra o de una cosa Le envidiaba las joyas que llevaba puestas.
tener una cosa o persona los mismos méritos y cualidades que otra Mi automóvil no tiene nada que envidiarle al tuyo.

envidiar


Participio Pasado: envidiado
Gerundio: envidiando

Presente Indicativo
yo envidio
tú envidias
Ud./él/ella envidia
nosotros, -as envidiamos
vosotros, -as envidiáis
Uds./ellos/ellas envidian
Imperfecto
yo envidiaba
tú envidiabas
Ud./él/ella envidiaba
nosotros, -as envidiábamos
vosotros, -as envidiabais
Uds./ellos/ellas envidiaban
Futuro
yo envidiaré
tú envidiarás
Ud./él/ella envidiará
nosotros, -as envidiaremos
vosotros, -as envidiaréis
Uds./ellos/ellas envidiarán
Pretérito
yo envidié
tú envidiaste
Ud./él/ella envidió
nosotros, -as envidiamos
vosotros, -as envidiasteis
Uds./ellos/ellas envidiaron
Condicional
yo envidiaría
tú envidiarías
Ud./él/ella envidiaría
nosotros, -as envidiaríamos
vosotros, -as envidiaríais
Uds./ellos/ellas envidiarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo envidiara
tú envidiaras
Ud./él/ella envidiara
nosotros, -as envidiáramos
vosotros, -as envidiarais
Uds./ellos/ellas envidiaran
yo envidiase
tú envidiases
Ud./él/ella envidiase
nosotros, -as envidiásemos
vosotros, -as envidiaseis
Uds./ellos/ellas envidiasen
Presente de Subjuntivo
yo envidie
tú envidies
Ud./él/ella envidie
nosotros, -as envidiemos
vosotros, -as envidiéis
Uds./ellos/ellas envidien
Futuro de Subjuntivo
yo envidiare
tú envidiares
Ud./él/ella envidiare
nosotros, -as envidiáremos
vosotros, -as envidiareis
Uds./ellos/ellas envidiaren
Imperativo
envidia (tú)
envidie (Ud./él/ella)
envidiad (vosotros, -as)
envidien (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había envidiado
tú habías envidiado
Ud./él/ella había envidiado
nosotros, -as habíamos envidiado
vosotros, -as habíais envidiado
Uds./ellos/ellas habían envidiado
Futuro Perfecto
yo habré envidiado
tú habrás envidiado
Ud./él/ella habrá envidiado
nosotros, -as habremos envidiado
vosotros, -as habréis envidiado
Uds./ellos/ellas habrán envidiado
Pretérito Perfecto
yo he envidiado
tú has envidiado
Ud./él/ella ha envidiado
nosotros, -as hemos envidiado
vosotros, -as habéis envidiado
Uds./ellos/ellas han envidiado
Condicional Anterior
yo habría envidiado
tú habrías envidiado
Ud./él/ella habría envidiado
nosotros, -as habríamos envidiado
vosotros, -as habríais envidiado
Uds./ellos/ellas habrían envidiado
Pretérito Anterior
yo hube envidiado
tú hubiste envidiado
Ud./él/ella hubo envidiado
nosotros, -as hubimos envidiado
vosotros, -as hubísteis envidiado
Uds./ellos/ellas hubieron envidiado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya envidiado
tú hayas envidiado
Ud./él/ella haya envidiado
nosotros, -as hayamos envidiado
vosotros, -as hayáis envidiado
Uds./ellos/ellas hayan envidiado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera envidiado
tú hubieras envidiado
Ud./él/ella hubiera envidiado
nosotros, -as hubiéramos envidiado
vosotros, -as hubierais envidiado
Uds./ellos/ellas hubieran envidiado
Presente Continuo
yo estoy envidiando
tú estás envidiando
Ud./él/ella está envidiando
nosotros, -as estamos envidiando
vosotros, -as estáis envidiando
Uds./ellos/ellas están envidiando
Pretérito Continuo
yo estuve envidiando
tú estuviste envidiando
Ud./él/ella estuvo envidiando
nosotros, -as estuvimos envidiando
vosotros, -as estuvisteis envidiando
Uds./ellos/ellas estuvieron envidiando
Imperfecto Continuo
yo estaba envidiando
tú estabas envidiando
Ud./él/ella estaba envidiando
nosotros, -as estábamos envidiando
vosotros, -as estabais envidiando
Uds./ellos/ellas estaban envidiando
Futuro Continuo
yo estaré envidiando
tú estarás envidiando
Ud./él/ella estará envidiando
nosotros, -as estaremos envidiando
vosotros, -as estaréis envidiando
Uds./ellos/ellas estarán envidiando
Condicional Continuo
yo estaría envidiando
tú estarías envidiando
Ud./él/ella estaría envidiando
nosotros, -as estaríamos envidiando
vosotros, -as estaríais envidiando
Uds./ellos/ellas estarían envidiando
Traducciones

envidiar

envy, to envy, begrudge, covet

envidiar

beneiden

envidiar

envier, convoiter

envidiar

závidět

envidiar

misunde

envidiar

φθονώ

envidiar

kadehtia

envidiar

zavidjeti

envidiar

うらやむ

envidiar

부러워하다

envidiar

benijden

envidiar

misunne

envidiar

invejar, inveja

envidiar

avundas

envidiar

ริษยา

envidiar

hasetlenmek

envidiar

ghen tị

envidiar

羡慕

envidiar

Завист

envidiar

קנאה

envidiar

VT
1. [+ persona] → to envy
2. (= codiciar) → to desire, covet
envidiar algo a algnto envy sb sth, begrudge sb sth
su casa no tiene nada que envidiar a la tuyaher house is at least as good as yours, her house is quite up to the standard of yours
Ejemplos ?
Tú vas, yo vengo: déjame gozar y ver el mundo. Desmintiendo sus sentimientos, riéndose, dijo: -Ni te estorbo ni te envidio lo que deseo, antes te tengo lástima.
La sabiduría no la envidio, disfruto persiguiendo otras cosas grandes y siempre claras; una vida hacia el bien, y pasar día y noche en la piedad, dejar lo que no es justo y honrar a los dioses lo debido.
Y siguiendo siempre a la virgen en la verde selva, extermina los animales salvajes con ayuda de perros rápidos, y se dedica á un comercio demasiado elevado para un hombre. No la envidio a ella por eso.
ÍO Lo que he de padecer, no me lo ocultes. PROMETEO No te lo ocultaré. Mas no te envidio. ÍO Dímelo todo pronto. PROMETEO Pero temo Tu ánimo perturbar...
Siempre la hastiada Posesión desdeña lo que el Deseo y la Esperanza adora; y cuanto más ansió mi desvarío, lo envidio, ajeno, lo desprecio, mío.
Después la PORTERA.) Escolástico Ya tiene puestos a secar los pantalones. ¡Hermosa malla que ciñes sus bellísimas formas, yo te envidio!
Los palcos son cajones amontonados, donde las señoras se colocan a la sombra y prensadas como sardinas en banasta. Una cosa es de admirar, sin embargo y es la que envidio: el lujo y la propiedad con que se presentan los actores y la escena.
Si es preciso para merecerlas serte indiferente y debo pagar con tu desvío la simpatía de tu alma, el paraíso que me diste con tu amor... Envidio a los indiferentes que disfrutan lo que solo debiera ser mío.
Ya numerosa familia pasa: de la mano asidos, van delanteros dos bellos graciosos rientes niños; uno de pecho en el hombro, durmiendo sueño tranquilo, lleva la fuerte nodriza, pendiendo a un lado el bracito; y al fin, del brazo enlazados, pasan esposa y marido, en su idolatrada prole los atentos ojos fijos: y ese gallardo mancebo, lleno de lozanos bríos, cuyo aspecto bien declara que cuenta mis años mismos; ¡Cuanto me alegro al mirarle! ¡Y cómo después me aflijo, cuando con él me comparo, y su lozanía envidio!
que han llegado a tan horrible punto mi desesperación y negro hastío, que parece que encierra todo junto del infierno el horror el pecho mío: envidio el sueño eterno el difunto, sin que se sienta el corazón con brio para vibrar la cortadora espada que en el seno me abisme de la nada.
¡Créeme, oh, luna! Te envidio con todo mi corazón. Tú, aunque siempre omnipotente, creces y menguas constante; pero aquí, con esta gente, yo nunca llego a creciente...
Frecuentemente empapará su altar la sangre de un recental de mis majadas; a él debo que mis novillas vaguen libremente, como ves, y también poder yo entonar los cantos que me placen al son de la rústica avena. MELIBEO No envidio, en verdad, tu dicha; antes me maravilla, en vista de la gran turbación que reina en estos campos.