envanecido


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con envanecido: embarnecer, jactancioso
Sinónimos

envanecido

, envanecida
Traducciones

envanecido

ADJconceited, stuck-up
Ejemplos ?
La película comienza con dos futbolistas del mismo equipo que están a punto de jugar a los penaltis la final del torneo de China Fung (Ng Man-Tat) y Hung, Fung es pierna dorada, la estrella del equipo y Hung le intenta sobornar para que falle el penalti que está a punto de lanzar para así llevarse los dos una importante comisión, al principio Fung, envanecido por su popularidad, se niega y humilla a Hung; pero al final acaba aceptando, Fung va a lanzar el penalti, todo el mundo está seguro de que lo va a meter pero lo manda alto y su equipo pierde el torneo, los aficionados enfadados asaltan el campo, le dan una paliza y le rompen la pierna acabando así con su carrera.
El cronista Sampiro abrevia así los hechos: Sampiro omite que el monarca leonés dejó guarniciones navarras en estos castillos, pues Ramiro contó con el concurso y alianza del rey de Pamplona. Después de la pérdida de la estratégica Zaragoza, es fácil comprender la airada reacción del envanecido Abd al-Rahman III.
Al oírlo Apeles, lo corrigió de inmediato. Envanecido el zapatero, hizo otra observación sobre las piernas, a lo que el artista contestó: «Ne supra crepidam sutor judicaret», es decir «El zapatero no debe juzgar más arriba de las sandalias», frase que ha quedado reducida al dicho español: «Zapatero, a tus zapatos».
Los edificios de la urbe laberintosa se han envanecido de luces y reflectores; resplandores hipócritas de campanitas santaclosianas.
Mujeres entre adornos y hombres de adustos gestos acompañaban a los desposantes como en desfile de carnaval: Falange de plumas, de pieles, de máscaras, en mezcla de colores y de olores, seguían a la pareja que entraba al compás de una estrepitosa organillera y cual más envanecido, se ufanaba en su religiosa fatuidad.
El yo ha sido tan fuertemente envanecido, soliviantado, libertinado, que de pronto se rompen los lazos con los demás y el “yoizado” cae en el pozo del abatimiento que lo lleva a la autodestrucción, como ser agresivo, neurótico, alcohólico, drogadicto y otros escapes, a veces intelectualistas o de demagogia política, a una sed de refugio que se generó en los conceptos iniciales del humanismo ingenuo de los griegos, hoy, en el acabóse, por no aceptar que la dignidad y la libertad sólo se dan en función del grupo dialogante y solidario en pos de acuerdos benefactores realmente del grupo o, repito, Tloque Nahuaque (Juntos y cercanos como los dedos de la mano: la hermandad, la amistad), según lo consideraban nuestros abuelos prehispánicos.
Al fin, halagado, envanecido, tendió las manos, atrajo hacia sí a su mujer y la abrazó despacio, de un modo lento y profundo, mientras ella se ponía toda del color de su cinturón.
Acaba de publicarse su poema de Faetonte, en aquel tiempo un prodigio, que hoy tiene apenas lectores; obra de perverso gusto y de hinchados clausulones. Góngora, que, envanecido, un adepto de alto nombre ve en tan claro personaje, sus encomios prodigole.
Contra el Parlamento de 1.941 que encubrió la traición salió por los fueros de una afrenta que recibió el país, en un continente que se ha envanecido cantando su panamericanismo y quimérica solidaridad.
Y pasaron las bestias fieras que están en el Líbano, y hollaron el cardillo. 10 Ciertamente has herido á Edom, y tu corazón te ha envanecido: gloríate pues, mas estáte en tu casa.
En todo terrorista hay impotencia política e incapacidad organizadora; en todo terrorista existe el deseo de hacer una revolución solitaria, sin que le importe el consentimiento de las mayorías; en todo terrorista hay un maniático creyente en su absoluto, que intenta fieramente imponerlo a sus semejantes; en todo terrorista se da un envanecido, que considera que él y sólo él siempre tiene la razón y considera que los que piensan distinto a él están con la sinrazón.
¡Acabaremos por hacer carrera de usted! -Me precio de haber realizado un buen trabajo -contestó envanecido el detective-. El joven ha declarado que siguió un trecho el rastro de Drebber, hasta que éste, viéndose acechado, montó en un coche de punto.