Ejemplos ?
S. se sirva aceptar las felicitaciones que en nombre de toda la oficialidad y tripulación del Loa y en el mío propio, envío a V. S.
No podrá concederse la licencia antes de la expiración de un plazo de dos meses desde la fecha del envío de la copia de la solicitud.
El propio Hernán Cortés mandó asesinar a Fray Juan de Tecto, sacerdote que envío el rey de España y que trató de proteger a Cuauhtémoc, motivo por el cual fue ejecutado.
Siempre que miro la luna brillar en el firmamento, recuerdo tu apartamiento, tu familia y tu amistad; y a las leves auras ruego que te lleven, Angel mío, un suspiro que te envío en fe de fraternidad.
Pide al Secretario General que entable de inmediato contactos con las partes con miras a negociar condiciones mutuamente aceptables para una cesación del fuego, incluida, de ser necesario, la adopción de disposiciones para el envío de observadores de las NN.UU.
Los Estados Miembros, en ejercicio de su soberanía, podrán solicitar a la OEA asesoramiento o asistencia para el fortalecimiento y desarrollo de sus instituciones y procesos electorales, incluido el envío de misiones preliminares para ese propósito.
Siéntese usted, pues, y escúcheme, o envío a llamar a su señor primo; el cual a fuer de hombre de conciencia pondrá término a la vergonzosa situación en que me hallo.
En defensa de la democracia y de la integridad territorial de México, declaró la guerra a las potencias del Eje, celebrando convenios para el envío de trabajadores agrícolas a los Estados Unidos Mexicanos a fin de respaldar su esfuerzo bélico y creo el Escuadrón 201 de nuestra heroica y ejemplar Fuerza Aérea, que se cubrió de gloria combatiendo en Filipinas.
¡Mi último beso de pasión te envío; mi postrer lampo a tu semblante junto!...» Y en las hondas tinieblas del vacío, hecha cadáver se desploma al punto.
Sobre la tapa aparecían estas palabras: «Sra. Adelaide Curtis, Albany, Nueva York. Envío de Cornelius Wyatt, Esq. Este lado hacia arriba.
A tu balcón un punto sal, mi embeleso, y en el aura nocturna mándame un beso. ¡Sal, dueño mío; sentirás que yo en otro mi alma te envío!
Si la Potencia detenedora considera necesario limitar esta correspondencia, deberá autorizar, por lo menos, el envío de dos cartas y de cuatro tarjetas por mes, redactadas, dentro de lo posible, según los modelos anejos al presente Convenio (esto sin contar las tarjetas previstas en el artículo 70).