Ejemplos ?
Son esas luchas, esas nobles rivalidades de los partidos, las que engendran las buenas instituciones, las depuran en la discusión, las mejoran con reformas saludables y las vigorizan con entusiasmos generosos que nacen al calor de las fuerzas viriles de un pueblo.
Cuando entraba y salía, entraba y salía en nuestras almas un vasto rumor de ideales entusiasmos, una cálida ráfaga de esencial patriotismo y trascendente humanidad.
" A veces he tenido éxito y, a veces he fallado, pero siempre he tenido el corazón de lo que Theodore Roosevelt dijo una vez sobre el hombre de la arena ", cuyo rostro está desfigurado por el polvo y el sudor y la sangre, que se esfuerza valientemente, quien yerra y se queda corto una y otra vez, porque no hay esfuerzo sin error y deficiencia, pero que en realidad no se esfuerzan por hacer de la escritura, que conoce los grandes entusiasmos, las grandes devociones, que pasa a sí mismo en una buena causa, que en el mejor conoce al final el triunfos de grandes logros y que en el peor de los casos, si no, por lo menos falla mientras atreverse mucho " .
Una muy apreciable manifestación de entusiasmos y de actividades del pueblo que el poder público tiene obligación de acoger, porque significan el anhelo de las masas y nos muestran la gran responsabilidad que tenemos de encauzarlo y dirigirlo por caminos de éxito.
Esa libre y ondulante meditación del Idearium, merece, en verdad, no haber despertado en España ni los entusiasmos ni las polémicas que obra análoga hubiese provocado en otro país más dichoso, y lo merece as!
Aquella alma positiva, en medio de sus entusiasmos, que había amado la iglesia por sus flores, la música por la letra de las romanzas y la literatura por sus excitaciones pasionales, se sublevaba ante los misterios de la fe, lo mismo que se irritaba más contra la disciplina, que era algo que iba en contra de su constitución.
¿Por qué no tendría al menos por marido a uno de esos hombres de entusiasmos callados que trabajaban por la noche con los libros y, por fin, a los sesenta años, cuando llega la edad de los reumatismos lucen una sarta de condecoraciones sobre su traje negro mal hecho?
He tenido en el mundo ilusiones, amores, ideales, grandes entusiasmos, hasta grandes ambiciones; todo lo he ido perdiendo; ya no creo en las mujeres, en los héroes, en los credos, en los sistemas; pero de lo único que no reniego es del trabajo; es la historia de mi corazón, el espejo de mi existencia; en el caos universal yo no me reconocería a mí propio si no me reconociera en la estela de mis esfuerzos; me reconozco en el sudor de mi frente y en el cansancio de mi alma; soy un jornalero del espíritu, a quien en vez de disminuirle las horas de fatiga, los nervios le van disminuyendo las horas de sueño.
A estos primeros anillos, quiero decir, a los poetas, están ligados otros anillos, los unos a éste, los otros a aquel, e influidos todos por diferentes entusiasmos.
Todos los colaboradores que participaron en ella respondieron con el entusiasmos idoneidad y patriotismo que tan importante tarea reclamaba.
Sembrador de los asfaltos, volátil campesino de los humos, eclipsaron tu sol entre sorpresas y frustrando sembradíos de efluvios en las superficies yermas de soñares los rumores de las sombras comprimidas te encadenaron… Entusiasmos enturbiados te fluyeron opacando la ascensión al arco iris, sin llevar más fragancias a la estepa ni brotar a las náuticas promesas de los mares.
Ya los sabios de Sion planificaron, premeditaron, alevosos, ventajosos, calculantes el factor del miedo. Se sintieron muy padres y se han hecho verdad sus entusiasmos.