Ejemplos ?
Aquello no era ofender a Romana, pues no era cortejarla. Un palique dulce, entretejido de recuerdos, una página de subjetivismo, la lectura en alta voz de una novela vivida...
El monte, entretejido de tacuapí, denunciaba tierraexcelente; y aquellas inmensas madejas de bambú, tendidas en el suelocon el machete, debían de preparar magníficos rozados.Cuando Fragoso se instaló, el tacuapí comenzaba a secarse.
Rápidamente el Penío llega, el verdeante Tempe 285 abandonando, el Tempe, al que espesuras ciñen por encima pendientes, que las hijas de Hemonia en concurridos coros han de celebrar: y no de vacío, pues él trajo, de raíz, altas hayas y de recto tronco eminentes laureles, no sin un oscilante plátano, la flexible hermana 290 del inflamado Faetón, y un aéreo ciprés. Ello alrededor de las sedes, anchamente entretejido, colocó, que el vestíbulo, de muelle fronda velado, verdeara.
Pero, el interés material de la burguesía francesa está precisamente entretejido del modo más íntimo con la conservación de esta extensa y ramificadísima maquinaria del Estado.
Pero lo que más le había preocupado era el traje que había llevar en la fiesta de su coronación, el traje de oro entretejido, y la corona tachonada de rubíes, y el cetro con sus hileras y cercos de perlas.
Hízolo como se le ordenó, pues en medio del lóbrego y nocturno silencio, de pechos puesto sobre cierto postigo del dichoso sitio, bien que como prisión (sin serlo) hecho y entretejido de menudos hierros por el honesto y seguro decoro de sus dueños, felices testigos hizo del oculto fuego de su pecho los olorosos pimpollos y ejércitos de flores, los frondosos cedros, mirtos y chopos, pues en sonoro instrumento y dulces quiebros de su voz los obligó con lo fino de sus tiernos suspiros y cohechó con lo dulce de repetidos versos.
Y el chambelán y los altos funcionarios del Estado entraron y le hicieron homenaje; y los pajes le trajeron la vestidura de oro entretejido, y pusieron delante de él la corona y el cetro.
Ceñía una radiante espada con empuñadura de verde jaspe, y de los hombros le caía un manto de púrpura de Tiro, reluciente como lumbre, regalo de la opulenta Dido, obra de sus manos, en que había entretejido delicadas labores de oro.
Las compañeras de trabajo de Antonia la miraban compasivamente, y de tiempo en tiempo, entre la algarabía de las conversaciones y disputas, se cruzaba un breve diálogo, a media voz, entretejido con exclamaciones de asombro, indignación y lástima.
El monte, entretejido de tacuapí, denunciaba tierra excelente; y aquellas inmensas madejas de bambú, tendidas en el suelo con el machete, debían de preparar magníficos rozados.
550 Seríamos desgraciados sin crimen y nuestra suerte de lamentar, no de esconder habríamos, y nuestras lágrimas de pudor carecerían; mas ahora Tebas es cautivada por un muchacho inerme, al que ni las guerras agradan ni las armas ni el uso de caballos, sino empapado de mirra el pelo y las muelles coronas 555 y la púrpura y entretejido en las pintas ropas el oro, al cual, ciertamente, yo ahora mismo –vosotros sólo apartaos– obligaré a que supuesto a su padre, e inventados sus sacrificios, confiese.
No aventarán, no arrastrarán tus huesos, volcán de arrope, trueno de panales, poeta entretejido, dulce, amargo, que el calor de los besos sentiste, entre dos largas hileras de puñales, largo amor, muerte larga, fuego largo.