Ejemplos ?
A las primeras palabras anímase el Niño con vida fantástica: la carne se hace carne. Sus ojos se entreabren, sus puñitos se tienden hacia el Papa como si se tendieran hacia un abuelo cariñoso, haciendo fiestas.
Se ven pinos de un tamaño increíble atravesados en los torrentes, chozas colgadas sobre precipicios, y, a mil pies por debajo de uno, valles enteros cuando se entreabren las nubes.
¡Zahorí! ¡Zahorá! Educandas (Que entreabren las puertas, miran y se retiran espantadas.) ¡Vienen hacia acá! ¡Ay, pobre de mí! ¡Aún están ahí!
Utiliza frecuentemente motivos plásticos para ilustrar sus ideas, hasta el punto de que Valbuena Prat habla, refiriéndose a su obra, de religiosidad pintoresca:: Veréis a una parte pintado un San Lorenzo, atado, tendido sobre unas parrillas, y que debajo salen unas llamas que le ciñen el cuerpo; las ascuas parecen vivas, las llamas cárdenas, que parece que aun de verlas pintadas ponen miedo; los verdugos con unas horcas de hierro que las atizan, otros soplando con unos fuelles para avivarlas; parécese aquella generosa carne, quemada y tostada con el fuego, y que se entreabren las entrañas, y anda la llama devastando y buscando los senos de aquel pecho jamás rendido; está cayendo la grosura que apaga parte del fuego en que se quema.