entrambos

(redireccionado de entrambas)
También se encuentra en: Sinónimos.

entrambos, as

adj. pl. literario Ambos, los dos discutí con entrambos hasta pasada la media noche.

entrambos, -bas

 
adj. pl. Ambos.

entrambos

(en'tɾambos)
abreviación
se utiliza para referirse a dos personas o cosas que se relacionan Entrambos hermanos construyeron una casa en un árbol.
Sinónimos

entrambos

, entras
adjetivo plural
Traducciones

entrambos

both

entrambos

ADJ PL (liter) → both
Ejemplos ?
Voy volando a avisar a mis dos damas de todo lo que ha pasado, que quizá puede importar, 147 y a fe que el lance es bien arduo, por el paso en que me veo, con ser de comedia el paso.91 (Vase.) Jornada tercera - Escena II (Sale DOÑA ANA y DOÑA BEATRIZ.) DOÑA ANA De buen empeño salimos.92 DOÑA BEATRIZ ¿Qué importa de uno salgamos si en otro mayor quedamos? Pues por lo menos supimos que don Diego de Guevara es el que a entrambas quería.
-No lo digo por nada, señor -respondió la mesonera-; sólo digo que vuesa merced no se apee, porque no tengo cama que darle, que dos que tenía las ha tomado un caballero que está en aquel aposento, y me las ha pagado entrambas, aunque no había menester más de la una sola, porque nadie le entre en el aposento; y, es que debe de gustar de la soledad; y, en Dios y en mi ánima que no sé yo por qué, que no tiene él cara ni disposición para esconderse, sino para que todo el mundo le vea y le bendiga.
Yo fui siempre algo medrosilla; con conjurar media legión me contentaba, pero, con paz sea dicho de entrambas, en esto de conficionar las unturas con que las brujas nos untamos, a ninguna de las dos diera ventaja, ni la daré a cuantas hoy siguen y guardan nuestras reglas.
Llevónos a un aposento estrecho, en el cual había dos camas tan juntas que parecían una, a causa que no había espacio que las dividiese y las sábanas de entrambas se besaban.
Merced al desorden que este nuevo lance produjo en el duelo, la viuda logró alcanzar con las uñas el pelo de su adversaria, zarandeóla un rato a su gusto, gritaron entrambas con horribles imprecaciones, terciaron los hombres en el asunto, hubo diferencias entre ellos, sacudiéronse el polvo algunos, y en pocos instantes aquella mugrienta habitación se transformó en un campo de batalla, verdaderamente aterrador, batalla que hubiera costado mucha sangre, a no presentarse en la sala, muy a tiempo, el alcalde de mar.
Era el doctor Villalobos, a quien con temor se acerca, preguntándole angustiado si alguna esperanza queda. Y el doctor, mudo, no hallando cómo darle la respuesta, alza los ojos al cielo y entrambas palmas eleva.
No obstante, sobrevienen a veces especiales circunstancias en las que puede convenir otro género de concordia que asegure la paz y libertad de entrambas potestades; por ejemplo, cuando los gobernantes y el Romano Pontífice admiten la misma solución para un asunto determinado.
Si tanto gusto tengo en el tormento, si alio en el penar tanta alegría que por gloria ninguna trocaría la que goso en mi mal y descontento, ¿qué fuera a tener vos el sentimiento que padece por vos el alma mía y que en entrambas partes a porfía creciera amor con dulce acogimiento?
Alargó la mano don Juan, y topó un bulto, y queriéndolo tomar, vió que era menester las dos manos, y asi le hubo de asir con entrambas; y, apenas se le dejáron en ellas, cuando le cerráron la puerta, y él se halló cargado en la calle y sin saber de que.
Esta demudose, y todos los señores de palacio, en quienes opinión propia fuera un peregrino hallazgo, repitieron, no sabiendo lo que decían acaso, y de entrambas majestades queriendo seguir el rastro: «Pica muy bien; mas debiera haber picado más bajo.» Dos toros más se corrieron, en que caballeros varios con gala y con valentía gran destreza demostraron; mas es pretender lucirlo después del conde gallardo, exceso del amor propio, cuyos esfuerzos son vanos.
Otros dicen que no, sino que verdaderamente vamos en cuerpo y en ánima; y entrambas opiniones tengo para mí que son verdaderas, puesto que nosotras no sabemos cuándo vamos de una o de otra manera, porque todo lo que nos pasa en la fantasía es tan intensamente que no hay diferenciarlo de cuando vamos real y verdaderamente.
Y ya ves tú que por eso a los batuecos ni nos falta salud ni buen humor, prueba evidente de que entrambas cosas ninguna falta nos hacen para ser felices.