Ejemplos ?
Para completar la victoria deshaciendo a los enemigos que van huyendo en completa dispersión he mandado, dos destacamentos de ciento cincuenta hombres cada uno bajo las órdenes de los capitanes don Francisco González de la Peña y don José Fernando de Hontaneda, a quienes se ha dado la instrucción que a la letra es como sigue: Derrotados los enemigos por la gloriosa victoria que consiguieron ayer los amos del Rey que están a mi cargo sin municiones para un solo obús aunque se hallan, y desmontado el único cañón que tienen se han retirado con dirección a Suipacha tomando el camino de la Ramada, y aunque desde luego los hubiera perseguido valiéndome de su situación, la falta de mulas ha entorpecido mis planes hasta ahora...
Muerto yo, atenienses, no encontrareis fácilmente otro ciudadano que el Dios conceda a esta ciudad (la comparación os parecerá quizá ridícula) como a un corcel noble y generoso, pero entorpecido por su misma grandeza, y que tiene necesidad de espuela que le excite y despierte.
Estas cosas he compuesto en la forma que he podido con mi ánimo desusado y entorpecido en este tan apartado sitio; y si pareciere que satisfacen poco a tu ingenio o que remedian poco tu dolor, considera que no socorren con facilidad las palabras latinas al que atruena la descompuesta y pesada vocería de bárbaros.
Ha tratado de impedir que se pueblen estos Estados, dificultando, con ese propósito, las Leyes de Naturalización de Extranjeros; rehusando aprobar otras para fomentar su inmigración y elevando las condiciones para las Nuevas Adquisiciones de Tierras. Ha entorpecido la administración de justicia al no aprobar las leyes que establecen los poderes judiciales.
La conducta de la corbeta española la “Diana”, con una goleta de guerra americana, ha entorpecido un poco la obra proyectada de la colonización, porque queriendo el Presidente Madison poner en el golfo de México una fuerza represora contra los españoles, mandó que la “Guerrera” saliese de pronto a la mar, a fin de unirse con otros buques menores que lo habían hecho de Nueva Orleans.
Alrededor de la rústica mesa, iluminada por algunos faroles de papel, los asistentes al velorio comían y bebían con gran algazara, atendidos por El Chispa y algunas mujeres que servían con diligencia a los comensales. El bullicio y el olor de las viandas despejaron el cerebro entorpecido del maderero.
Como resultado de acciones dirigidas en contra del comercio del cobre en los países de Europa Occidental, nuestras operaciones de corto plazo con bancos privados de ese Continente -basadas fundamentalmente en cobranzas de ventas de este metal-, se han entorpecido enormemente.
La dada a Barra da a entender como que antes de toda contestación se necesitase saber qué autoridad y en qué forma le nombra o al menos deja abierta la puerta para decir después de haber entorpecido y embromado algún tiempo que el diploma aparece expedido por una autoridad que el gobierno inglés hasta ahora no ha reconocido.
Las industrias parisinas tienen todo el trabajo que necesitan, y también marchan bastante bien las fábricas algodoneras de Ruán y Mulhouse, aunque aquí, como en Inglaterra, los elevados precios de la materia prima han entorpecido este mejoramiento.
Ni a consolarme parte es del divino Homero la excelsa poesía, ni las bellezas mágicas del arte: mi ingenio mismo entorpecido duerme; mas, aunque a su primera lozanía volviera, ¡ni aún él pudiera en mi dolor valerme!
Pásaseles toda la vida en industriarse a cosas poco honestas y muy dificultosas; y cuando su trabajo queda sin premio, les atormenta la infructuosa indignidad, sin que el arrepentimiento sea de haber pretendido lo malo, sino de que sus deseos quedaron frustrados; y entonces se hallan poseídos del dolor que les causa el arrepentimiento de lo comenzado y el que tienen de lo que han de comenzar, entrando en ellos una inquietud de ánimo, que en ninguna cosa halla salida, porque ni pueden sujetar a sus deseos, ni saben obedecerlos: de que nace una irresolución de indeterminada vida, y un detenimiento de ánimo entorpecido entre determinaciones...
Testimonio de esto dan las sectas de Francia y de Inglaterra y últimamente los lassalleanos en Alemania, los cuales, después de haber entorpecido durante años la organización del proletariado, han acabado por ser simples instrumentos de la policía.