enseñar

(redireccionado de enseñó)
También se encuentra en: Sinónimos.

enseñar

(Del bajo lat. insignare, señalar < in, en + signum, signo.)
1. v. tr. Hacer que una persona aprenda una cosa. instruir
2. Dar consejo, ejemplo o escarmiento a una persona las malas experiencias te enseñarán. aconsejar
3. Mostrar una cosa a una persona para que la vea o aprecie te enseñaré mi colección de sellos. mostrar esconder, ocultar
4. Dejar ver algo involuntariamente al agacharte enseñas los muslos. esconder, ocultar

enseñar

 
tr. Instruir, doctrinar, amaestrar [a uno].
Instruir, amaestrar [en alguna materia].
Dar [a uno] advertencia, ejemplo o escarmiento.
Indicar, dar señas [de una cosa].
Mostrar, exponer [una cosa] para que sea apreciada.
Dejar ver [una cosa] involuntariamente.

enseñar

(ense'ɲaɾ)
verbo transitivo
1. hacer que alguien aprenda algo enseñar inglés
2. hacer ver de forma práctica cómo se hace, usa o sucede una cosa Mi padre me enseñó a montar en bicicleta.
3. dar ejemplo que sirva de experiencia Nos enseñaron a respetar a la familia.
4. ocultar mostrar a alguien alguna cosa enseñar los dientes al dentista
5. dejar ver involuntariamente algo Se cayó y enseñó su ropa interior.
6. dar indicaciones a alguien enseñar un recorrido
Sinónimos

enseñar

transitivo
1 doctrinar, adoctrinar, aleccionar, adiestrar, amaestrar*, instruir, educar, disciplinar, iniciar*.
Doctrinar es hoy anticuado; adoctrinar y aleccionar se usan en el sentido de advertir o dar instrucciones a uno sobre lo que debe hacer o decir en una ocasión determinada; adiestrar es ejercitar en un trabajo manual o en un deporte, movimiento del cuerpo, etc.; amaestrar puede coincidir con adiestrar, pero en su empleo moderno significa principalmente domar animales o ejercitarlos para que hagan determinados movimientos a voluntad del domador. Todos estos verbos se usaron en la lengua clásica con el significado de transmitir conocimientos, ciencias, etc., pero en la lengua moderna es rara esta acepción. Instruir se refiere a lo intelectual; significa también dar advertencias, informes o indicaciones para un acto determinado o como norma general de conducta. Enseñar es el uso más extenso, y su significación abarca la de todos estos sinónimos.
educación
Traducciones

enseñar

teach, show, indicate, suggest, pointout, to teach, coach, instruct, school, train, tutor, bare

enseñar

leer

enseñar

ensenyar

enseñar

lære, blotte, vise

enseñar

ללמד

enseñar

docere, insignare

enseñar

odhalit, předvést, učit, ukázat

enseñar

näyttää, opettaa, paljastaa

enseñar

naučiti, ogoliti, podučavati, pokazati

enseñar

・・・の方法を教える, ・・・を見せる, むき出しにする, 教える

enseñar

가르쳐주다, 가르치다, 드러내다, 보여주다

enseñar

blotta, undervisa, visa

enseñar

แสดงให้เห็น อวด, ทำให้โล่ง เปิดเผยออกมา, สอน, สาธิต

enseñar

chỉ dạy, cho thấy, cởi bỏ, dạy học

enseñar

enseñar

A. VT
1. (Educ) → to teach, educate
enseñar a algn a hacer algoto teach sb (how) to do sth
enseña francéshe teaches French
2. (= mostrar) → to show; (= señalar) → to point out
estás enseñando el sujetadoryour bra's showing
enseñar algo con el dedoto point to sth
nos enseñó el museohe showed us over o around the museum
te enseñaré mis pinturasI'll show you my paintings
esto nos enseña las dificultadesthis reveals the difficulties to us
3. (= entrenar) → to train
B. VIto teach, be a teacher
C. (enseñarse) VPR (esp LAm) (= acostumbrarse) → to become accustomed (a to) no me enseño aquíI can't settle down here

enseñar

vt to teach; to show
Ejemplos ?
Prestóle Amor (si mi opinión no yerra), a fin de que llegase a mí, sus alas; y le enseñó lisonja y ruego innoble, con que pretende que a su amor me doble.
Y ¿quién diablos te enseñó a cantar a una fregona cosas de esferas y de cielos, llamándola lunes y martes, y de ruedas de fortuna?
Se separaron, conviniendo estar en casa de su padre en un día señalado. Cada uno de ellos se puso en casa de un buen maestro, que le enseñó bien el oficio.
Pero tu alto amor, que el báratro fue más alto aquel, el que, aunque indómita, a llevar el yugo te enseñó, pues ni tan querida es la cabeza, para un padre agotado por la edad, de un tardío nieto que su única hija alimenta: 120 el cual, cuando, apenas al fin siendo encontrado para las riquezas del abuelo, su nombre éste ha inscrito en las testadas tablillas, y los impíos goces de un burlado pariente evitando, ahuyenta de su cana cabeza un buitre; ni tanto se regocijó en su níveo palomo ninguna 125 collera suya, de la que, se dice, mucho más ímprobamente besos con su mordiente pico siempre arranca que la que principalmente muy deseosa es, la mujer.
Aunque hay algo en usted que nos dice a gritos la mortificación por la que atraviesa, -interrumpió la otra- Tenga... -y le enseñó unos billetes insólitos.
Y así, con la industria, sagacidad y secreto que su mal intento le enseñó, puso entre las alhajas de Andrés, que ella conoció por suyas, unos ricos corales y dos patenas de plata, con otros brincos suyos; y, apenas habían salido del mesón, cuando dio voces, diciendo que aquellos gitanos le llevaban robadas sus joyas, a cuyas voces acudió la justicia y toda la gente del pueblo.
En la revuelta de los esclavos, que tuvo lugar hace siglos, fue necesaria una víctima para que tuvieran una bandera que levantar, un hombre que juntara en sí todas aquellas falsas virtudes y muriera por afirmarlas, e Israel crucificó al Cristo, a ese que tú creías Dios, y triunfó la moral de los débiles, la que te enseñó tu padre, ésa sobre la cual está fundada la sociedad de hoy.
En vez de crías y cosechas se hablaría de vez en cuando, hasta que al fin se estuviese hablando siempre, de lo que el maestro enseñó, de la máquina curiosa que trajo, del modo sencillo de cultivar la planta que ellos con tanto trabajo venían explotando, de lo grande y bueno que es el maestro, y de cuándo vendrá, que ya les corre prisa, para preguntarle lo que con ese agrandamiento incesante de la mente puesta a pensar, ¡les ha ido ocurriendo desde que empezaron a saber algo!
El hombre espera alguna recompensa aun en su adoración a Dios ¿cómo puede un Gobierno exigir un absoluto desinterés?.. "La dura experiencia de la juventud me enseñó muchas cosas.
Le pregunté al viejo Antonio de qué color era la piel de las gentes de maíz y me enseñó varios tipos de maíz, de colores diversos, y me dijo que eran de todas las pieles pero nadie sabía bien, porque las gentes de maíz, los hombres y mujeres verdaderos, no tenían rostro...
Luego la aventura tiene una continuación que no he encontrado en otras de las versiones publicadas, excepto en alguna de la Alta Bretaña: su padrino le dijo que habría debido dejar embarazadas a las mozas antes de irse de allí. Regresó él y una de las chicas, en lugar de presentarle su mejilla, le enseñó sus nalgas.
Allí me dio su pecho, allí me enseñó ciencia muy sabrosa; y yo le di de hecho a mí, sin dejar cosa: allí le prometí de ser su Esposa.