ensalmo

(redireccionado de ensalmos)

ensalmo

1. s. m. OCULTISMO Modo de curar con prácticas supersticiosas, oraciones y con la aplicación de remedios medicinales naturales.
2. por o como por ensalmo loc. adv. De manera casi prodigiosa por su extraordinaria prontitud o sin causa aparente las nubes de tormenta desaparecieron como por ensalmo.

ensalmo

 
m. Modo supersticioso de curar con oraciones y aplicación empírica de medicinas.
Por ensalmo. loc. adv. Con gran rapidez y de modo desconocido.
Traducciones

ensalmo

SM (= encantamiento) → spell, charm (Med) → quack remedy, quack treatment
(como) por ensalmoas if by magic
Ejemplos ?
Managua, 29 de mayo de 1981 La nueva Nicaragua, 1980-84. Ensalmos y conjuros (1947) La carne contigua (1948) El retorno (1950) Contemplaciones europeas (1957) Estelas/homenajes (1971) Recolección a mediodía (1980), antología poética Premio Internacional Alfonso Reyes (1980)
El concepto de hechicera se relaciona "más con la manipulación de ensalmos, hierbas, nóminas, bendiciones, filtros, polvos, pelo, ropa, incienso, tierra de cementerio, agua bendita, conjuros, ligar y desligar, etc., mientras que el de bruja va adquiriendo características demoníacas (hacer el mal, vuelos y reuniones nocturnas, pacto y acceso carnal con el demonio, muerte de niños, etc.)".
Relatos, fórmulas curativas y ensalmos de Carmen de Freixe (San Martín de Oscos), trabajo incluido en el volumen homenaje dedicado por la Universidad de Oviedo a su discípulo Emilio Alarcos Llorach.
En 1946 fue publicada " La ciudad deshabitada " por Ernesto Cardenal; en 1948 " Ensalmos y conjuros " por el poeta Ernesto Mejía Sánchez y " La insurrección solitaria " por Carlos Ernesto Martínez Rivas.
Publica La carne contigua, que incluye Ensalmos y conjuros de 1947, El retorno en 1950, Vela de la espada de 1951 a 1960, Poemas familiares de 1955 a 1973, Disposición de viaje de 1956 a 1972, Poemas temporales de 1952 a 1973, Historia natural de 1968 a 1975, Estelas y homenajes de 1947 a 1979, y Poemas dialectales de 1977 a 1980.
Los romanos cortaban las manos a los suicidas como acto apotropaico para defenderse del mal espíritu. Igualmente, los denominados conjuros y ensalmos, o fórmulas como las que se pronuncian en los brindis o en las queimadas.
Desde antiguo muchos autores han reprobado con criterios racionales estos actos, considerándolos un prejuicio cognitivo, como el doctor Gaspar Navarro en su Tribunal de superstición ladina, explorador del saber, astucia y poder del demonio: en que se condena lo que suele correr por bueno en hechizos, agueros, ensalmos, vanos saludadores, maleficios, conjuros, arte notoria, caualista, y paulina y semejantes acciones vulgares (Huesca: Pedro Blusón, 1631) y durante la Ilustración fue un lugar común el rechazar y criticar estas prácticas irracionales, contra las cuales, por ejemplo, escribió el padre Benito Jerónimo Feijoo no pocos ensayos.
Para encontrarla, Mayo decide seguir los pasos de Salazar, al que protege con sus hechizos y ensalmos sin que éste se percate de su influencia benefactora.
Damaso Alonso y Fernández de las Redondas: "Narraciones orales en el gallego-asturiano de los Oscos: relatos, fórmulas curativas y ensalmos de Carmen de Freixe (San Martín de Oscos)", Estudios ofrecidos a Emilio Alarcos Llorach, Vol.
Román por lo general usa ensalmos para aumentar su fuerza, resistencia y agilidad, ya que es un pobre luchador cuerpo a cuerpo, y carece de disciplina.
La Suda y Eudocia le atribuyen varias obras, tales como ensalmos, oráculos escitas, un poema sobre el matrimonio del río Hebro, fórmulas expiatorias, la Llegada de Apolo entre los hiperbóreos y una Teogonía ('origen de los dioses') en prosa.
Suplemento "En Rojo". Quiñones, Juan Carlos. “El monumento invisible: ensalmos para conjurar el Sexto sueño”. En: Carnadas, 3 de marzo de 2008.