enrojecer

(redireccionado de enrojecidos)
También se encuentra en: Sinónimos.

enrojecer

1. v. tr. y prnl. Poner una cosa roja por medio del fuego o el calor con el calor del horno se ha enrojecido la carne.
2. v. tr. Dar color rojo a una cosa enrojecer las figuras humanas del cuadro.
3. v. tr., intr. y prnl. Ponerse la cara de una persona roja el sol le enrojeció el rostro; al ver que todos le miraban enrojeció.
NOTA: Se conjuga como: carecer

enrojecer

 
tr.-prnl. Poner roja [una cosa] con el fuego.
Encenderse el rostro.
tr. Dar color rojo [a una cosa].
intr. Ruborizarse.
V. conjugación (cuadro) [10] como agradecer.

enrojecer


verbo intransitivo
ruborizarse una persona a causa de una emoción repentina enrojeció de vergüenza

enrojecer


verbo transitivo
1. ruborizar a una persona Enrojeció a la chica con sus dichos picantes.
2. poner algo de color rojo por acción del calor El fuego enrojeció la parrilla.
3. dar color rojo a una cosa enrojecer una tela

enrojecer


Participio Pasado: enrojecido
Gerundio: enrojeciendo

Presente Indicativo
yo enrojezco
tú enrojeces
Ud./él/ella enrojece
nosotros, -as enrojecemos
vosotros, -as enrojecéis
Uds./ellos/ellas enrojecen
Imperfecto
yo enrojecía
tú enrojecías
Ud./él/ella enrojecía
nosotros, -as enrojecíamos
vosotros, -as enrojecíais
Uds./ellos/ellas enrojecían
Futuro
yo enrojeceré
tú enrojecerás
Ud./él/ella enrojecerá
nosotros, -as enrojeceremos
vosotros, -as enrojeceréis
Uds./ellos/ellas enrojecerán
Pretérito
yo enrojecí
tú enrojeciste
Ud./él/ella enrojeció
nosotros, -as enrojecimos
vosotros, -as enrojecisteis
Uds./ellos/ellas enrojecieron
Condicional
yo enrojecería
tú enrojecerías
Ud./él/ella enrojecería
nosotros, -as enrojeceríamos
vosotros, -as enrojeceríais
Uds./ellos/ellas enrojecerían
Imperfecto de Subjuntivo
yo enrojeciera
tú enrojecieras
Ud./él/ella enrojeciera
nosotros, -as enrojeciéramos
vosotros, -as enrojecierais
Uds./ellos/ellas enrojecieran
yo enrojeciese
tú enrojecieses
Ud./él/ella enrojeciese
nosotros, -as enrojeciésemos
vosotros, -as enrojecieseis
Uds./ellos/ellas enrojeciesen
Presente de Subjuntivo
yo enrojezca
tú enrojezcas
Ud./él/ella enrojezca
nosotros, -as enrojezcamos
vosotros, -as enrojezcáis
Uds./ellos/ellas enrojezcan
Futuro de Subjuntivo
yo enrojeciere
tú enrojecieres
Ud./él/ella enrojeciere
nosotros, -as enrojeciéremos
vosotros, -as enrojeciereis
Uds./ellos/ellas enrojecieren
Imperativo
enrojece (tú)
enrojezca (Ud./él/ella)
enrojeced (vosotros, -as)
enrojezcan (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había enrojecido
tú habías enrojecido
Ud./él/ella había enrojecido
nosotros, -as habíamos enrojecido
vosotros, -as habíais enrojecido
Uds./ellos/ellas habían enrojecido
Futuro Perfecto
yo habré enrojecido
tú habrás enrojecido
Ud./él/ella habrá enrojecido
nosotros, -as habremos enrojecido
vosotros, -as habréis enrojecido
Uds./ellos/ellas habrán enrojecido
Pretérito Perfecto
yo he enrojecido
tú has enrojecido
Ud./él/ella ha enrojecido
nosotros, -as hemos enrojecido
vosotros, -as habéis enrojecido
Uds./ellos/ellas han enrojecido
Condicional Anterior
yo habría enrojecido
tú habrías enrojecido
Ud./él/ella habría enrojecido
nosotros, -as habríamos enrojecido
vosotros, -as habríais enrojecido
Uds./ellos/ellas habrían enrojecido
Pretérito Anterior
yo hube enrojecido
tú hubiste enrojecido
Ud./él/ella hubo enrojecido
nosotros, -as hubimos enrojecido
vosotros, -as hubísteis enrojecido
Uds./ellos/ellas hubieron enrojecido
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya enrojecido
tú hayas enrojecido
Ud./él/ella haya enrojecido
nosotros, -as hayamos enrojecido
vosotros, -as hayáis enrojecido
Uds./ellos/ellas hayan enrojecido
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera enrojecido
tú hubieras enrojecido
Ud./él/ella hubiera enrojecido
nosotros, -as hubiéramos enrojecido
vosotros, -as hubierais enrojecido
Uds./ellos/ellas hubieran enrojecido
Presente Continuo
yo estoy enrojeciendo
tú estás enrojeciendo
Ud./él/ella está enrojeciendo
nosotros, -as estamos enrojeciendo
vosotros, -as estáis enrojeciendo
Uds./ellos/ellas están enrojeciendo
Pretérito Continuo
yo estuve enrojeciendo
tú estuviste enrojeciendo
Ud./él/ella estuvo enrojeciendo
nosotros, -as estuvimos enrojeciendo
vosotros, -as estuvisteis enrojeciendo
Uds./ellos/ellas estuvieron enrojeciendo
Imperfecto Continuo
yo estaba enrojeciendo
tú estabas enrojeciendo
Ud./él/ella estaba enrojeciendo
nosotros, -as estábamos enrojeciendo
vosotros, -as estabais enrojeciendo
Uds./ellos/ellas estaban enrojeciendo
Futuro Continuo
yo estaré enrojeciendo
tú estarás enrojeciendo
Ud./él/ella estará enrojeciendo
nosotros, -as estaremos enrojeciendo
vosotros, -as estaréis enrojeciendo
Uds./ellos/ellas estarán enrojeciendo
Condicional Continuo
yo estaría enrojeciendo
tú estarías enrojeciendo
Ud./él/ella estaría enrojeciendo
nosotros, -as estaríamos enrojeciendo
vosotros, -as estaríais enrojeciendo
Uds./ellos/ellas estarían enrojeciendo
Sinónimos

enrojecer

Traducciones

enrojecer

flush, redden

enrojecer

A. VT (= poner rojo) → to redden, turn red; (= ruborizar) → to make blush; [+ metal] → to make red-hot
B. VI (enrojecerse) VPR (= ruborizarse) → to blush; (de ira) → to go red (with anger), go red in the face; [hierro] → to get red-hot

enrojecer

vi. to redden.
Ejemplos ?
me da la gana -contestó en un estallido míster Micawber. Las mejillas de Uriah perdieron el color, sólo sus párpados estaban enrojecidos.
Era de ébano tallado y de la estatura de un hombre. Tenía un rubí en la frente y sus pies estaban enrojecidos por la sangre de un cabrito recién degollado.
Su rostro cubierto por el capuchón no permitía verle sus facciones, pero se notaba un extraño fulgor en sus ojos; algo así como enrojecidos y fijos.
El saliente monstruoso de la nariz, la falta de mentón, los ojos montaraces, daban al herido el aspecto de un gran pájaro rapaz con el cuello y el pecho enrojecidos por la sangre de su presa.
La niña ordenó a su hermano que llevase aquella carta al correo, que le pusiera un sello, procurando disimular su pena porque no dudaba que al recibir aquel aviso la madre del viajero le haría volver enseguida a su lado. Mucho lloró la pobre joven y aun tenía los ojos enrojecidos cuando entró en el cuarto del convaleciente.
Era la demente una muchacha delgadita y pálida; sus facciones aniñadas, menudas, serían bonitas si las animasen la alegría y la salud; pero es cierto que hay muy pocas locas hermosas, y Cecilia no lo era sino por la expresión realmente divina de sus grandes ojos negros cercados de livor azul y enrojecidos por el llanto cuando respondió a nuestras preguntas: -¡Va a venir, va a venir a verme de un momento a otro!
Y lo mejor del caso era que al salir de la cárcel no había abierto la boca, y únicamente al sumirse de nuevo tras el férreo rastrillo, pensando, sin duda, en los ojos enrojecidos y sin pestañas y en la mano huesosa y acariciadora, murmuraba, abatido, su lamento de los grandes dolores: -¡Ay, mare mehua!
Flota sobre mi espíritu el melancólico recogimiento del otoño, de sus follajes quemados y enrojecidos por el frío, de los nubarrones cobrizos y violáceos de sus crepúsculos, del olor a nidos abandonados y a cloroformo de las hojas que se desprenden de las ramas, y revolotean en el aire húmedo, bajo los rayos enfermizos del sol de octubre, que apenas las calientan, para caer al suelo y esperar allí, podridas y negras, la soledad el invierno helado y las frescas sinfonías de la primavera!
Sí dijo Emma con indiferencia; se lo he comprado hace un rato a una mendiga. Carlos cogió las violetas, y refrescando en ellas sus ojos completamente enrojecidos de tanto llorar las olía delicadamente.
Parecía tener más de setenta años: la cutis ajada por los afeites, y acaso también por los sufrimientos, estaba arrugada y amarillenta: los ojos, tan brillantes en la juventud, ahora turbios y enrojecidos; el cuerpo agobiado y el andar lento y trabajoso, indicaban que las penas de una larga enfermedad la habían envejecido aún más que el trascurso de los años.
Y una angustia desesperada la hacía revolverse a gritos en su camastro estrujando sábanas y almohadas. Esa tarde desolada pensó temblorosa con los ojos enrojecidos de angustia y de odio: -Soy joven.
Temblaba tanta verdad de amor en aquellas palabras entrecortadas y trémulas, que Suzette, con los ojos enrojecidos, secos ya de lágrimas, se levantó irguiendo su linda cabeza heráldica.