Ejemplos ?
VIII Olvida ya la tonta mascarada que enredó con su baile de traiciones tu débil corazón entre emociones y después te clavó la puñalada.
Si te dejo no llegas nunca a animarte y te me mueres de viejo con las ganas de casarte. Me gusta la valentía. Y la lengua, ¿se enredó? -Pues, mire usted, yo creía que iba a ser más; pero no.
El moscardón se enredó en la tela de una araña, que hacia él extendió sus largas y vellosas patas, avanzando su asqueroso cuerpo.
Una constante experiencia nos demuestra que, cuando florecieron mayormente las artes liberales, permaneció incólume el honor y el sabio juicio de la filosofía, y que fueron descuidadas y casi olvidadas, cuando la filosofía se inclinó a los errores o se enredó en inepcias.
–Cerca, casi voltea la vela, nunca ha habido una paraca más fuerte. –¿Y pesca? –Nada, tiramos la red y con el viento se enredó... –¿No han visto a la Margarita ?
La justicia, por hacer que hacemos, enredó el asunto en papel sellado, y aunque el juez llegó á librar mandamiento de prisión contra el excomulgado, no halló forma de hacerlo efec- tivo.
Al cabo del tiempo salió un pequeño Jadou de la caverna, vio aquellos alegres y pequeños zuecos, los miró, quiso calzarlos en sus pies, pero se enredó, tropezó y cayó.
Sólo guarde estas hojas de amor. Soy un árbol que secando va las raíces que alguien le enredó. Estribillo Y ahora dicen que era un poeta: uno de esos que el mundo perdió; de nocturnos hechos con poemas que entre fábricas se destruyó.
En muchos lugares y por las maneras más diversas, el Estado ha lesionado los derechos de tales comunidades, contra toda justicia: las enredó en la trama de las leyes civiles, las privó de toda personalidad jurídica, las despojó de sus bienes: bienes, sobre los que tenía su derecho la Iglesia, el suyo cada uno de los individuos de aquellas comunidades, y el suyo también aquellas personas que los habían dedicado a cierto fin determinado, así como aquellos a cuya utilidad y consuelo estaban dedicados.
Al mismo tiempo se enredó en una fusión con otra empresa, la Loew's Inc., para la que empeño más de 70 millones de dólares, en parte suyos, en parte, prestados por bancos.
En el proceso, la espuela a caballo se enredó en la bandera del Tesoro de la decoración del palco, y aterrizó mal sobre su pie izquierdo, fracturó el peroné izquierdo justo por encima del tobillo.
Luego, al tratar de explicar lo que había dicho, enredó aún más el conflicto suscitado con grupos animalistas y recibió respuestas rayanas en los insultos.