enramado

enramado

s. m. NÁUTICA Conjunto de las cuadernas de un buque.
Ejemplos ?
¡Oh, que me place, soledad sabrosa, Del fresco soto y del sombrío ameno, La tibia luz y el aura bulliciosa Que alumbra y riza tu enramado seno!
En la zona oriental de Guadalajara y el sureste de Soria se encuentran los chozones sabineros, construcciones redondas o rectangulares con muros de piedra y cubierta de enramado de sabina que es el vegetal que abunda por la zona; el aspecto al exterior es el de un montón de piedras tapado por ramas.
l término español logia proviene del italiano loggia: 'galería', que a su vez procede del fráncico laubja: 'cobertizo enramado', que posiblemente deriva del término germánico leaf: 'hoja'.
Tampoco se conservan las cubiertas que posiblemente consistieron en un sistema de vigas de madera que soportarían un sencillo enramado.
El término «alojamiento» es un substantivo derivado del verbo «alojar», que proviene del occitano alotjar, y éste a su vez del germánico laubja ('enramado').
Para las presentaciones, ella se sentaba en un columpio enramado de flores, mientras este se levantaba poco a poco para revelar un tren de color blanco y así culminar la etapa del concierto.
El tronco posee una gruesa corteza surcada por hendiduras medianamente profundas que le otorgan una textura áspera. El enramado del chañar es cuantioso y, en conjunto con el follaje, proporciona una imagen redondeada a la copa del árbol.
Hasta la década de 1960. "Enramado" de las mozas la víspera de San Juan (23 de junio). En carnavales era típica la representación de ciertos personajes, con sus propios cometidos y atuendos, el martes de carnaval: Los garramachos.
Esta Virgen sale engalanada de su Ermita llena de caramelos. Es transportada a la Iglesia por los quintos que con anterioridad han enramado el pueblo.
También se celebran fiestas patronales en honor a la Virgen del Pilar del 12 al 16 de octubre.;Semana Santa El Domingo de Resurrección, el pueblo aparece totalmente "enramado" con laurel, que los jóvenes quintos de ese año, se encargan de adornar.
Juguetea el sol por el verde enramado, pinta la tarde en rutilantes pastos gigantescas sombras de árboles vastos; dos viajeros de paso apresurado se cruzan con premura por su lado.
Dos tibores sostenidos por un dragón o endriago fabuloso se alzaban sobre peanas de madera laqueada en los ángulos del delicioso quiosco, todo enramado y enguirnaldado de campanillas abiertas, que sobre las columnas de porcelana parecían adornos cerámicos, de una cerámica milagrosamente frágil.