enojada

Traducciones

enojada

mad

enojada

SF (Caribe, Méx) → anger, fit of anger
Ejemplos ?
Por esto conviene tenerlas a entrambas o a ninguna; que la ira sufrida sabe ser virtud, y la paciencia enojada sabe dejar de ser vicio.
La tierra va echando capas conforme van pasando siglos: la tierra es como un pastel de hojaldres, que tiene muchas capas una sobre otra, capas de piedra dura, y a veces viene de adentro, de lo hondo del mundo, una masa de roca que rompe las capas acostadas, y sale al aire libre, y se queda por encima de la tierra, como un gigante regañón, o como una fiera enojada, echando por el cráter humo y fuego: así se hacen los montes y los volcanes.
¡Aquí está éste malvado mocoso que burló a las magas más poderosas de todo el universo, pero ahora sí, pronto lo exterminaremos; así lo espero! ¾ Dijo muy enojada señalándome con su agudo y largo dedo; sus filudas uñas casi me rasguñaban.
Ya, cual sombra fatídica enojada en las nocturnas horas evocada, de Genaro a los ojos se presenta, en roncas voces demandando airada de su venganza dolorosa, cuenta: y ante ella el pobre loco prosternado, contemplando su sangre horrorizado, se agita y se amedrenta.
La tomé la cabeza y la di un beso en una mejilla, un beso rápido, quemante de pasión furiosa. Ella un tanto enojada, salió en fuga.
Maniferro y Chiquiznaque tenían a Repolido, que en todas maneras quería entrar donde la Cariharta estaba; pero, como no le dejaban, decía desde afuera: -¡No haya más, enojada mía; por tu vida que te sosiegues, ansí te veas casada!
Valentina, dice el aura que en el espacio se aleja, Valentina, dice el eco que en el monte la remeda, Valentina en sus oídos eternamente resuena, y el nombre de Valentina que en su redor gira y rueda en círculo eterno y mágico, en oscilación eterna, dentro de su mente nace y va a expirar dentro de ella. Tal es aquella voz mística que del umbral de su puerta a su enojada pregunta YO SOY, GENARO, contesta.
Me gusta mucho la imagen, es una imagen plácida, a mí me gustaba mucho la Evita está, esa que está ahí enojada y que quiere comerse el mundo… bah, no comerse el mundo, a algunos nada más.
Saltó irritado del lecho y asomóse con faz torva por la ventana, exclamando con voz enojada y bronca: «¿Quién es, a quién diablos busca?», y otra voz, dulce, armoniosa, como el rumor de las aguas y el murmullo de las hojas, «yo», dijo desde la calle, a cuya sílaba sola en las venas de Genaro helóse la sangre toda.
El Arzobispo miró entonces de hito en hito al cocinero, con sonrisa entre enojada y burlona, y le dijo: -¡Pues engáñame tú también, majadero!
LEANDRO: De ese intento saco yo la grande dicha que tengo, y con discursos prevengo que, ni yo soy su enemigo, ni está enojada conmigo; ni que sus aras profano, porque morir a tu mano es favor y no castigo.
Ya estaba ensillado mi caballo con las pistolas en el arzón, y a la grupa las vistosas y moriscas alforjas donde iba el viático para la jornada, cuando la Niña Chole reapareció en el patio. Al verla me acerqué sonriendo, y ella, fingiéndose enojada, batió el suelo con su lindo pie.