ennoblecer

(redireccionado de ennoblece)
También se encuentra en: Sinónimos.

ennoblecer

1. v. tr. y prnl. Hacer a una persona noble él se ennobleció con sus buenas relaciones. deshonrar
2. v. tr. Adornar un lugar para darle un aspecto distinguido ennobleció el salón con grandes alfombras orientales. embellecer, ensalzar
3. Dar una cosa dignidad a una persona o una cosa sus palabras me ennoblecen inmerecidamente. dignificar, enaltecer
NOTA: Se conjuga como: carecer

ennoblecer

 
tr.-prnl. Hacer noble [a uno].
tr. fig.Dignificar y dar esplendor.
V. conjugación (cuadro) [10] como agradecer.

ennoblecer

(ennoβle'θeɾ)
verbo transitivo
otorgar carácter noble o de noble El trabajo ennoblece y dignifica al hombre.

ennoblecer


Participio Pasado: ennoblecido
Gerundio: ennobleciendo

Presente Indicativo
yo ennoblezco
tú ennobleces
Ud./él/ella ennoblece
nosotros, -as ennoblecemos
vosotros, -as ennoblecéis
Uds./ellos/ellas ennoblecen
Imperfecto
yo ennoblecía
tú ennoblecías
Ud./él/ella ennoblecía
nosotros, -as ennoblecíamos
vosotros, -as ennoblecíais
Uds./ellos/ellas ennoblecían
Futuro
yo ennobleceré
tú ennoblecerás
Ud./él/ella ennoblecerá
nosotros, -as ennobleceremos
vosotros, -as ennobleceréis
Uds./ellos/ellas ennoblecerán
Pretérito
yo ennoblecí
tú ennobleciste
Ud./él/ella ennobleció
nosotros, -as ennoblecimos
vosotros, -as ennoblecisteis
Uds./ellos/ellas ennoblecieron
Condicional
yo ennoblecería
tú ennoblecerías
Ud./él/ella ennoblecería
nosotros, -as ennobleceríamos
vosotros, -as ennobleceríais
Uds./ellos/ellas ennoblecerían
Imperfecto de Subjuntivo
yo ennobleciera
tú ennoblecieras
Ud./él/ella ennobleciera
nosotros, -as ennobleciéramos
vosotros, -as ennoblecierais
Uds./ellos/ellas ennoblecieran
yo ennobleciese
tú ennoblecieses
Ud./él/ella ennobleciese
nosotros, -as ennobleciésemos
vosotros, -as ennoblecieseis
Uds./ellos/ellas ennobleciesen
Presente de Subjuntivo
yo ennoblezca
tú ennoblezcas
Ud./él/ella ennoblezca
nosotros, -as ennoblezcamos
vosotros, -as ennoblezcáis
Uds./ellos/ellas ennoblezcan
Futuro de Subjuntivo
yo ennobleciere
tú ennoblecieres
Ud./él/ella ennobleciere
nosotros, -as ennobleciéremos
vosotros, -as ennobleciereis
Uds./ellos/ellas ennoblecieren
Imperativo
ennoblece (tú)
ennoblezca (Ud./él/ella)
ennobleced (vosotros, -as)
ennoblezcan (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había ennoblecido
tú habías ennoblecido
Ud./él/ella había ennoblecido
nosotros, -as habíamos ennoblecido
vosotros, -as habíais ennoblecido
Uds./ellos/ellas habían ennoblecido
Futuro Perfecto
yo habré ennoblecido
tú habrás ennoblecido
Ud./él/ella habrá ennoblecido
nosotros, -as habremos ennoblecido
vosotros, -as habréis ennoblecido
Uds./ellos/ellas habrán ennoblecido
Pretérito Perfecto
yo he ennoblecido
tú has ennoblecido
Ud./él/ella ha ennoblecido
nosotros, -as hemos ennoblecido
vosotros, -as habéis ennoblecido
Uds./ellos/ellas han ennoblecido
Condicional Anterior
yo habría ennoblecido
tú habrías ennoblecido
Ud./él/ella habría ennoblecido
nosotros, -as habríamos ennoblecido
vosotros, -as habríais ennoblecido
Uds./ellos/ellas habrían ennoblecido
Pretérito Anterior
yo hube ennoblecido
tú hubiste ennoblecido
Ud./él/ella hubo ennoblecido
nosotros, -as hubimos ennoblecido
vosotros, -as hubísteis ennoblecido
Uds./ellos/ellas hubieron ennoblecido
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya ennoblecido
tú hayas ennoblecido
Ud./él/ella haya ennoblecido
nosotros, -as hayamos ennoblecido
vosotros, -as hayáis ennoblecido
Uds./ellos/ellas hayan ennoblecido
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera ennoblecido
tú hubieras ennoblecido
Ud./él/ella hubiera ennoblecido
nosotros, -as hubiéramos ennoblecido
vosotros, -as hubierais ennoblecido
Uds./ellos/ellas hubieran ennoblecido
Presente Continuo
yo estoy ennobleciendo
tú estás ennobleciendo
Ud./él/ella está ennobleciendo
nosotros, -as estamos ennobleciendo
vosotros, -as estáis ennobleciendo
Uds./ellos/ellas están ennobleciendo
Pretérito Continuo
yo estuve ennobleciendo
tú estuviste ennobleciendo
Ud./él/ella estuvo ennobleciendo
nosotros, -as estuvimos ennobleciendo
vosotros, -as estuvisteis ennobleciendo
Uds./ellos/ellas estuvieron ennobleciendo
Imperfecto Continuo
yo estaba ennobleciendo
tú estabas ennobleciendo
Ud./él/ella estaba ennobleciendo
nosotros, -as estábamos ennobleciendo
vosotros, -as estabais ennobleciendo
Uds./ellos/ellas estaban ennobleciendo
Futuro Continuo
yo estaré ennobleciendo
tú estarás ennobleciendo
Ud./él/ella estará ennobleciendo
nosotros, -as estaremos ennobleciendo
vosotros, -as estaréis ennobleciendo
Uds./ellos/ellas estarán ennobleciendo
Condicional Continuo
yo estaría ennobleciendo
tú estarías ennobleciendo
Ud./él/ella estaría ennobleciendo
nosotros, -as estaríamos ennobleciendo
vosotros, -as estaríais ennobleciendo
Uds./ellos/ellas estarían ennobleciendo
Traducciones

ennoblecer

VT
1. (= hacer noble) → to ennoble
2. (= adornar) → to embellish
Ejemplos ?
Por el contrario, ennoblece a los longobardos su poco número; rodeados de muchas y muy belicosas naciones, se conservan y están seguros, no con sumisión y obediencia, sino con batallas y peligros.
Cuando en ti pienso, Beatriz que me harás ascender desde el fondo de mi infierno hasta las alturas de tu gloria, los versos de Alighieri, suenan dentro de mi alma como un cántico de esperanza y de consoladora certidumbre: «Cuando mi Dama camina por alguna parte, Amor extiende sobre los corazones corrompidos una capa de hielo que rompe y destruye los malos pensamientos.»El que se exponga a verla o se ennoblece o muere.
STAUFFACHER.––Venga esa mano. Feliz quien no depende de nadie; mas la rectitud ennoblece toda condición. CONRADO HUNN.––Ahí tenéis a maestro Reding, a nuestro antiguo landammann.
CAPITULO VI De la opinión de Varrón, que pensó que Dios era el alma del mundo, y que, con todo, en sus partes tenía muchas almas, y que la naturaleza de éstas es divina Dice, pues, el mismo Varrón, hablando en el prólogo todavía de la teología natural, que él es de opinión que Dios es el alma del mundo a quien los griegos llaman Kosmos, y que este mismo mundo, es dios; pero que así como el hombre sabio, constando de cuerpo y alma, se dice sabio por aquella parte del alma que le ennoblece, así el mundo se dice dios por la misma parte del alma, por cuanto consta de alma y cuerpo.
Amar es el simulacro de morir. Nuestra existencia se ennoblece con estas representaciones del drama sagrado. El amor que, como todo lo real, arraiga en el espíritu, arrastra la carne y estremece la médula de nuestros huesos; en su corriente todo vacila y cae, se transfigura el mundo y cambian de color las estrellas.
La Religiosa ha tomado su Religión Católica como banderas para las causas nobles de humanitarismo, como didáctica para enseñar y moralizar la existencia humana; para hacer un vivir ejemplar y pulcro, nutrido siempre con esa sublimación que le inspira la fé; con esa convicción profundamente piadosa y espiritual, con la cual, a la vez, sublima todos sus actos del civismo y ennoblece sus acciones en beneficio de la colectividad, observando celosamente el cumplimiento de las leyes de su Cristianismo, que es el Código de su alma y la fuente de las verdades que anhela la humanidad Cristiana, o sea: la bondad, la moral, el orden, el trabajo y la dignidad.
El joven teniente Trotta derriba al emperador para salvarle de un francotirador. Cuando el emperador decide que Trotta ha salvado su vida, ennoblece a Trotta.
Logra crear entonces eficiente destacamento de "visitadoras" que suplen las necesidades de los soldados y al mismo tiempo ellas mismas sienten que su trabajo las "ennoblece y dignifica".
Cuando a fines de 1890 el presidente del gobierno, el conservador Antonio Cánovas del Castillo habló en el Ateneo de Madrid de la necesidad de la intervención del Estado para resolver la cuestión social —pues no bastaba con las actitudes morales: la caridad de los ricos y la resignación de los pobres—, Ortí y Lara le acusó de «caer en la sima del socialismo, violando los principios de la justicia, que consagran el derecho de la propiedad», alabando a continuación «el oficio de la mendiguez, que no repugna a la religión; al contrario, la religión la ha sancionado… y la ennoblece.
O los nervios se desorganizan, o el alma su pudre. Se trata de utilizar el sufrimiento, y sobre todo se utiliza lo que se ennoblece.
Esta es la reliquia histórica que rememora y ciñe la frente de la Ciudad españolísima, con la aurora de la Libertad del 26 de Noviembre de 1820, destrozando en gesta inmortal que ennoblece a las generaciones, las cadenas de la servidumbre que le habían tenido atada al yugo español, y, proclamando su independencia política, mediante una acción heroica y viril de distinguidos patriotas zarumeños, que dieron, desde ese ángulo de la ecuatorianidad, una lección de dignidad y rebeldías cívicas.
Son los corredores del Circo recordados por Lucrecio en un símil venturoso, los nuevos corredores, los que levantan la antorcha para seguir el camino, allí donde cayó de las manos de los ya agotados… Ellos no saben hasta dónde podrán adelantar, pero su voluntad siempre tensa les dice que no se detendrán hasta triunfar o hasta que los anule la muerte. Y esto es lo que ennoblece y da sentido a su decisión y a su heroísmo.