enigmático

(redireccionado de enigmáticos)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con enigmáticos: fluviales

enigmático, a

1. adj. Que contiene algún enigma o misterio es una persona enigmática; sus palabras enigmáticas me dejaron intrigada. misterioso
2. De difícil interpretación.

enigmático, -ca

 
adj. De significación oscura y misteriosa.

enigmático, -ca

(enig'matiko, -ka)
abreviación
comprensible que tiene un significado difícil de comprender mensaje enigmático
Traducciones

enigmático

énigmatique

enigmático

Tajemný

enigmático

수수께끼

enigmático

ADJenigmatic
Ejemplos ?
Desde siglos sus muros enigmáticos han sido visibles en los valles circundantes Microfinanciera MicreditPerú Agencia de Caja Trujillo.
Tal vez algunos no comprendan la intensidad del poema discurrido en metáforas nuevas: “Y en los labios brasa como en la fusión de los metales”; en imágenes insólitas: “Nuestros ojos ofuscan las luminarias y nuestro pechos gotean miel sobre los abismos...”; en símbolos enigmáticos: “Aparece como escondido de noche en sus ojos y de día en el esplendor de su sombra...”; en un rehacer constante del idioma, dominado por un estilo maduro y escueto: “El tiempo se halla con el hombre...
Soñaba con ser alguien bajo el sol que lo recorriera para descubrir todos sus rincones... esos espacios incógnitos, desafiantes, retadores, con frecuencia tan enigmáticos y excitantes que sospechaba: existían.
Párvula del retrato; seriedad prematura; linda congoja de un juego nonato que enfrente del fotógrafo se apura; pelo de enigma, como los edenes enigmáticos desde donde vienes; víspera bella que cantas en la octava de mi más negra hora: hoy hice un alto por mojar tus plantas con sangre de mis ojos, y miré que salías del óvalo de bruma, como punto final que se incorpora y como duende de relojería, a dar en los relojes de mi fe la campanada de la dicha suma.
Ello me causa extraordinaria alegría, haciéndome comprender que Ernst Fleischl no era tampoco sino una aparición, un revenant, y pienso que tales personas (apariciones) no subsisten sino mientras uno quiere, siendo suficiente nuestro deseo para hacerlas desaparecer.» Este acabado sueño reúne muchos de aquellos caracteres de la elaboración onírica que nos parecen enigmáticos: la crítica ejercida durante el sueño al reconocer el error de decir: Non vixit, en lugar de Non vivit; la inalterable.tranquilidad que conservo ante la aparición de personas que el sueño mismo declara difuntas; por último, lo absurdo de mi deducción final y la alegría que me produce.
L’ auther susdit supplic les lecteurs bénevoles soy reserver a rire ausoizante et dixuytiéames Livre”.) Panurgo pide consejo a Pantagruel sobre si debe casarse y éste, por escrúpulos de conciencia, consulta sucesivamente las suertes “homéricas y virginales”, los sueños, la cábala, a una sibila de Panzoust, a un mudo llamado Nazdecabre, que contesta con enigmáticos signos, a un viejo poeta moribundo que se llama Raminagobis y que da su parecer en unos versos difíciles de interpretar.
y los peladitos, y los enigmáticos barbones que se dicen intelectuales y los elegantes y los que se dicen privilegiados y los misteriosos de anteojos negros con aires de mapaches aventureros, i Que días fenomenales voy a tener!
Bendecían cada relámpago y hacían enigmáticos signos de temor con la mano derecha cada vez que el aparato eléctrico de la tormenta parecía disminuir.
La historia se ambienta en el Mundo del Río, un planeta remodelado por unos enigmáticos seres (llamados los Éticos) hasta adoptar la forma de un gigantesco río rodeado de escarpadas montañas imposibles de escalar.
ayo (en latín, Gaius) (120?-178?) fue un jurista romano de mediados del siglo II. Gayo es unos de los juristas más enigmáticos, ya que se carece de informaciones sobre su vida.
En marzo de 1918, César Vallejo le hizo una célebre entrevista, como corresponsal del semanario trujillano La Semana, en la que Eguren dice al inicio, entre otras cosas: Se dedicó también, intensa y continuamente, a la pintura, y fue un artista plástico de gran interés que plasmó en sus acuarelas y dibujos, las figuras y motivos enigmáticos de su misma poesía.
En España, durante el periodo barroco (siglo XVII), pueden considerarse referencias precedentes las de Juan Díaz Rengifo y Juan Caramuel, o los romances mudos asociados a la literatura de las fiestas y celebraciones populares (con enigmáticos ejemplos como el Romance mudo a la Inmaculada Concepción o vistosos y coloristas como el dedicado a San Antonio de Padua.