engreír

(redireccionado de engríe)

engreír

1. v. tr. y prnl. Hacer a una persona soberbia, vanidosa y orgullosa de sí misma o de lo suyo se engreía con su éxito. envanecer
2. Amér. Central y Merid. Mimar, aficionar o encariñar a una persona o a un animal.
NOTA: Se conjuga como: reír

engreír

 
tr.-prnl. Envanecer.
(Amér.) Mimar, aficionar.
prnl. (Amér.) Encariñarse, apegarse a una persona o a una cosa.
V. conjugación (cuadro) [9] como reír.
Traducciones

engreír

spoil

engreír

insuperbire

engreír

A. VT
1. (= envanecer) → to make vain, make conceited
2. (LAm) [+ niño] → to spoil, pamper
B. (engreírse) VPR
1. (= envanecerse) → to get conceited
2. (LAm) (= encariñarse) → to grow fond (a, con of)
3. (LAm) [niño] → to get spoiled, be pampered
Ejemplos ?
Ame la tranquilidad que no se embaraza en cuidados públicos ni particulares; mas donde la importante lección levantó el espíritu, y donde los nobles ejemplos pusieron espuelas, luego se desea acudir a los tribunales para ayudar a unos con la abogacía y a otros con el favor; y aunque parezca que éste no haya de ser de provecho, se intente que lo sea, para enfrenar la soberbia de quien sin razón se engríe por verse próspero.
La cuestión del alumbrado está a cargo de un quinqué, con un tubo que no sé si es que está roto o manchado. Y tiene, en fin, doña Blasa en la sala en que se engríe, una estera que se ríe de la dueña de la casa.
obre eminente sitio, sublime puesto y delicioso trono, entorno y círculo vistoso de soberbios y lisonjeros montes; por lo excelso, con el portentoso imperio de todos ellos, si no de todo el orbe, perpetuo Príncipe se engríe y supremo Rey se constituye el nobilísimo, el insigne, el invencible siempre cívico monte de Toledo, metrópoli de todo el ínclito reino, de su noble ilustre corte y opulento solio un tiempo de felicísimos Reyes; glorioso siempre no sólo por quien le dio principio que fue (como quieren doctos escritores) cierto Ferrecio, insigne griego o, como escriben otros, el invencible Hércules Lívico y ciertos griegos robustos y fortísimos de su lucido ejército.
Discerniendo la fuerza de esto y culpando al conocimiento que es ejercido aparte de la verdad de la influencia (dominio) que tiene sobre la vida, el apóstol dice: El conocimiento engríe, pero la caridad edifica.
¡Plácidos los que orean mi frente, que a baldón opone orgullo, hálitos que menean las frondas con murmullo grato al reposo, cual materno arrullo! Mas no Favonio engríe El délfico laurel.
Si Aymerich consigue reunir en Cuenca cerca de dos mil hombres para emprender ataque contra Quito, se debe a la asombrosa actividad del Obispo Quintián, quien valiéndose de todos los medios que le da su posición y aún extralimitándose de ellos, reúne cuanto se necesita para subsistencias, armas, ropa y más recursos del caso. El Gobernador de Cuenca no llega a Quito, ni menos conquista los laureles con que se engríe ordenar sus sienes.
Todo en ella empieza jubiloso y lozano. Se engríe, peca, acaba en tragedia. La mejor novela nicaragüense que hemos leído,t tiene en apariencia, un héroe y una heroína, en realidad el personaje central, el personaje importante, es el lugar: el trópico personificado en una finca bananera… En el marco de la historia de la finca se desarrollan, multiplicando el drama, historias paralelas (…) Hay, sin embargo, alrededor de los amores de Nicolás y Juana, una infinidad de digresiones y sobretonos, de amores y tragedias…Tiene rasgos maravillosos, suficientes para que la obra no se deje una vez que se ha empezado a leerla.
Aunque más injurias le digamos, no sólo con nuestras lenguas, sino con las de todos, no por eso se muda; antes con las quejas y con los ruegos se engríe.
5 Por la opresión de los pobres, por el gemido de los menesterosos, Ahora me levantaré, dice Jehová: Pondrélos en salvo del que contra ellos se engríe.
¡Un instante ligero de bonanza la engríe y desvanece, y ya se ve, de América señora en esperanza, hollar su cuello con soberbio pie!